Vida Natural

Bienvenidos a MasLibertad

El Coronavirus COVID-19

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Ciencia y Futuro

Ciudades en el Espacio

Teoría de La Gran Onda

Lansi: Idioma Universal

Vida Natural

Estudiar el Terreno

La Gestión del Clima

El Origen del Calor

Cuando Calienta el Sol

El Efecto Invernadero

La Masa Térmica

Orientación de la Casa

El Aislamiento Térmico

Construcción de la Casa

Gestión del Agua de Lluvia

Las Aguas Residuales

El Huerto Ecológico

Utilidades y Herramientas

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.239.33.139

Datos de Pagina

Cómo disponer el Aislamiento Térmico en los Muros de la Casa

Creada13-04-2002
Modificada01-07-2014
Total Visitas182
Febrero5

El Aislamiento Térmico de los Muros Exteriores

En cuanto al aislamiento de los muros, hay que intentar usar un sistema de aislamiento lo más natural posible, pero sí es importante responder a una pregunta: El aislamiento térmico ¿se debe instalar por dentro o por fuera de los muros exteriores?. En los sistemas de construcción antiguos la respuesta dependía de si la casa iba a ser habitada permanentemente o solo en estancias cortas, de fin de semana.

El motivo es que una casa tradicional construida con gruesos muros tarda varios días en caldearse. Si solo vamos a estar un fin de semana, cuando la casa empieza a ser un poco cálida ya nos tenemos que volver.

En una casa así, es conveniente usar aislamiento térmico por dentro de los muros de la casa. Así, cuando lleguemos el viernes hay que calentar muy poca masa térmica y en pocas horas los muros dejan de absorber calor.

Pero si la casa es para habitarla de forma permanente, es preferible instalar una capa de aislamiento térmico por la parte exterior de los muros de la casa. De esa forma, una vez caldeados los muros interiores estos podrán conservar más cantidad de calor durante la noche, e incluso el calor podría conservarse por varios días.

Eso es en las construcciones tradicionales. Si construimos una casa bioclimática con muros Trombe, el mecanismo natural del Sol mantendrá nuestra casa cálida en invierno y fresca en verano, estemos o no estemos en ella, es decir que podemos llegar tras una larga ausencia y encontrar la casa en las mejores condiciones de confort.

Teniendo esto en cuenta, una casa bioclimática bien diseñada siempre es preferible aislarla térmicamente por el exterior de los muros, permitiendo que éstos sirvan como acumuladores de calor que mantengan una temperatura bastante estable entre el día y la noche.

El resultado es que conociendo todas estas técnicas, y con un poco de ingenio, podemos conseguir una casa que, de forma totalmente natural y sin ningún gasto energético, se mantenga bastante cálida en invierno y fresca en verano.

Tan solo en las fechas más avanzadas del invierno, tras varios días nubosos podría ser necesario encender la chimenea para caldearla. En tal caso el mejor lugar para instalar una chimenea sería, o bien en un muro interior de la casa con bastante masa térmica para que el calor del muro dure toda la noche, después de apagado el fuego, o bien adosada por la parte interior al mismo muro Trombe.

De todas formas, aunque no llegase a hacer falta, es recomendable encender la chimenea de vez en cuando. Es una de las tareas más relajantes y placenteras de la vida en el campo.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies