Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

Apocalipsis Neandertal

Descifrando los Cielos

Stonehenge

Stonehenge

La Construcción de Stonehenge

Stonehenge: El Misterio Final

La Edad Antigua

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

¿Por qué construyeron Stonehenge? Y ¿por qué allí? Nuevos descubrimientos están a punto de responder estas preguntas.

Creada05-08-2017
Modificada06-08-2017
Total Visitas8
Octubre5
Septiembre1
Agosto2
Octubre0
Media Mensual1

Reseña del Documental Stonehenge: El Misterio Final de la serie Tesoros al Descubierto

Stonehenge: El Misterio Final

Monumento de StonehengeEl monumento megalítico de Stonehenge, es el más impresionante del Neolítico en Europa.

Construido sobre el 2.500 aC, inicialmente fue un círculo de más de 50 piedras de más de una tonelada, traídas desde Gales, a cientos de Km de distancia.

Cuatrocientos años más tarde, de unas canteras a 50 Km se trajeron rocas mucho mas grandes, de hasta 40 T, y se construyeron el círculo y los cinco trilitos del centro. Las doleritas exteriores fueron situadas en el interior.

Durante mucho tiempo los historiadores se preguntaron cómo habían podido trasladar y erigir esas grandes rocas. Pero tal vez una pregunta más importante es ¿por qué?. Y ¿por qué allí?

La Aldea de los Constructores de Stonehenge

A poco más de 3 Km de Stonehenge, en Durrington Walls, se ha encontrado un antiguo poblado prehistórico. Está rodeado de un talud circular de más de 400 m de diámetro. En su interior se han encontrado restos de unas 1.000 viviendas. Se estima que es el poblado más grande de la Edad de Piedra en Europa.

En su interior se han encontrado cientos de picos de cuerno que los habitantes usaban para picar la blanda tierra caliza. Y miles de fragmentos de cerámica.

La tecnología moderna es capaz de examinar estos fragmentos de cerámica y encontrar las moléculas que se hayan podido introducir en su superficie porosa. Gracias a ello se ha descubierto que muchas de las ollas grandes fueron usadas para cocinar carne en grandes cantidades, como si se tratara de banquetes para muchas personas, o el rancho para un cuartel.

En un vertedero cercano se han encontrado decenas de miles de huesos, el 90% de cerdos.

Y un análisis de los huesos de cerdo ha revelado que no eran de la zona, sino que procedían de lugares lejanos de toda Inglaterra, algunos incluso de las Tierras Altas de Escocia.

Y por las mandíbulas y los dientes de más de 900 ejemplares se ha podido determinar que la mayoría eran cerdos jóvenes, de unos nueve meses de edad.

Durante el neolítico, los cerdos estaban domesticados, pero vivían sueltos en los bosques. Seguían el ciclo natural y la mayoría se reproducían en Primavera. Nueve meses más tarde es el Solsticio de Invierno, el día más corto del año y justo cuando las rocas de Stonehenge apuntan a la puesta de Sol.

Todo hace suponer que en Durrington Walls se reunían todos los años cientos de tribus de toda la geografía británica, viajando cada tribu con sus equipajes y ganados, algunos desde tan lejos que su viaje tardaría al menos un mes.

Y todo para celebrar unos multitudinarios banquetes y contemplar la puesta del Sol en el día más corto del año.

¿Qué era tan importante que les atraía a este largo viaje?

El Cementerio de Stonehenge

En excavaciones realizadas en 1.913, se encontraron alrededor del monumento 56 fosas con fragmentos de huesos humanos que habían sido incinerados. Los arqueólogos de aquella época extrajeron los huesos de las 56 fosas y los enterraron juntos, en el agujero número 7, colocando una placa de plomo encima.

Gracias a los avances de la tecnología hoy en día es posible extraer mucha más información de estos huesos, y recientemente se han excavado y analizado.

Son más de medio millón de fragmentos de huesos que han sido incinerados en hogueras que alcanzaban los 700 ó 900 grados.

Corresponden a personas adultas pero no ancianos. No se han encontrado signos de violencia, ni heridas, ni hojas de cuchillos o flechas.

Analizando los isótopos de Estroncio se puede determinar la zona geográfica donde vivieron la mayor parte de su vida y el resultado es que si bien los restos corresponden a personas de toda Inglaterra, más de un tercio son habitantes del Oeste de Gales, de la misma zona de la que proceden las 56 doleritas azules.

Y el análisis de C14 indica que los huesos fueron incinerados y enterrados sobre el año 3.000 aC. Pero no fueron incinerados allí. Una hoguera capaz de alcanzar esta temperatura habría dejado una marca indeleble en el terreno que perduraría durante miles de años, pero en Stonehenge no hay marcas de este tipo, por lo que se cree que los difuntos murieron en sus tierras, fueron incinerados allí y sus restos óseos se guardaron y trasladaron cientos de Km hasta Stonehenge, donde recibieron sepultura.

Y en cada una de las fosas se erigió una de las 56 rocas azules, doleritas traídas de las canteras de Gales, a más de 300 Km de distancia, que varios siglos más tarde fueron trasladadas al interior del monumento.

La Fiesta del Solsticio de Invierno

La aldea de Durrington Walls está bordeada por un círculo y tiene una entrada que en el Solsticio de Invierno está orientada a la salida del Sol.

Al amanecer los habitantes salían en procesión hasta el río, que recorrían en canoas y barcas o por la orilla durante varios Km. Después volvían a la orilla y caminaban por una ancha calzada hasta el Nordeste de Stonehenge. A las nueve horas de peregrinación llegaban a la última curva hacia el Suroeste, y en la última recta tenían a la vista el monumento megalítico de Stonehenge, y a través de sus piedras, justo en el centro, se veía el lugar del horizonte en el que en ese momento se estaba ocultando el Sol.

Esas celebraciones las realizaban todos los años, y para marcar el camino de la puesta del Sol habían construido el monumento de Stonehenge, en un lugar que ya era sagrado por los enterramientos de personajes ilustres de cinco siglos antes, marcados con las piedras azules a modo de lápidas.

Todo parece estar claro, pero queda una pregunta por responder.

¿Por qué allí?

La Calzada del Solsticio

Al Nordeste de Stonehenge hay una calzada por donde los peregrinos, el día del Sosticio de Invierno, se acercaban al monumento y veían ponerse el Sol por en medio de las columnas.

La calzada está en una leve hondonada y durante mucho tiempo se pensó que había sido excavada por los habitantes. En los años 1.950 se excavó en la calzada y se descubrió que ésta, originalmente, no había sido construida sino que tenía un origen natural.

Durante la última Edad de Hielo, las llanuras de Salisbury estuvieron cubiertas por glaciares al menos de dos Km de grosor.

La erosión del hielo y rocas arrastradas formaron un surco recto en la llanura. Cuando llegó el período cálido actual, los glaciares desaparecieron y Salisbury se convirtió en una extensa pradera.

En algún momento, hombres del Neolítico acamparon en medio de la hondonada y notaron que el Sol se ocultaba justo en la misma dirección en la que apuntaba la hondonada.

Sin duda volvieron a ver el fenómeno más veces y notaron que esto sólo ocurría en Invierno, en el día más corto del año, cuando el Sol se ocultaba justo al extremo de la calzada.

Durante años repetirían la visita, convirtiéndola en un rito anual, un motivo de fiestas y celebraciones. Con el tiempo colocarían hitos, troncos de madera con los que sería más fácil ver la alineación.

El lugar se convirtió en un centro de peregrinación que atrajo a visitantes de toda Inglaterra. Algún tiempo más tarde habitantes de Gales comenzaron a llevar, probablemente en barca, a través del canal de Bristol, y después por río hasta pocos Km del lugar, rocas azules de más de una tonelada que erigieron como lápidas en un círculo de tumbas.

La fama de Stonehenge se incrementó y sobre el 2.500 aC decidieron construir, en medio del círculo de tumbas, el monumento tal como lo conocemos, usando rocas mucho más grandes traídas de unas canteras más cercanas.

En mi Opinión

Esta tal vez sea la respuesta definitiva a los últimos enigmas de Stonehenge.

¿Cómo lo hicieron? No tenían modernos medios técnicos, pero no hay que subestimar la inteligencia y el ingenio de los antiguos. Inteligencia tenían la misma que nosotros, pero en ingenio, obligados a sobrevivir en condiciones mucho más duras que las comodidades de la vida moderna que nosotros disfrutamos, eran mucho más ingeniosos que nosotros.

¿Por qué y por qué allí? Lo que al principio fue un descubrimiento casual se convirtió en un objeto de curiosidad, una hondonada natural, ancha y alargada, en la que el día más corto del año el Sol se ponía en el horizonte justo al extremo de esa calzada. La visita se repetiría varios años como curiosidad. Después como calendario. Y después se inventaron mitos y relatos fantásticos que los adultos sabían que eran inventados, pero los niños se los creyeron y cuando fueron adultos contaron las mismas leyendas creyendo que eran ciertas.

La Calzada del Equinocio de Invierno se convirtió en Trending Topic, se hizo viral, y atrajo followers de toda Inglaterra. La colina al extremo de la calzada se convirtió en sagrada y fue usada como cementerio. Y siglos más tarde se construyó en ella el monumento megalítico de Stonehenge.

Ver Ficha de Stonehenge: El Misterio Final de la serie Tesoros al Descubierto

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies