Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

La Edad Antigua

Egipto

El Imperio Antiguo

El Imperio Medio

El Imperio Nuevo

Tutankamón: Misterioso Asesinato

La Tumba del Rey Tut: La Cámara Oculta

La Ciudad Perdida de los Faraones

La Ciudad Egipcia Trasladada

La Tumba Misteriosa

El Busto de Nefertiti

El Último Imperio

La Sociedad Egipcia

Grecia

Roma

Asia

América

Varias Civilizaciones

Ciencia y Tecnologías de la Antigüedad

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.236.234.60

Datos de Pagina

¿Por qué se trasladó la ciudad de Pi-Ramsés a 19 Km al Norte?

Creada11-10-2016
Modificada21-05-2017
Total Visitas332
Diciembre12

Reseña del Documental La Ciudad Perdida de los Faraones de la serie Tesoros al Descubierto

La Ciudad Perdida de los Faraones

En el año 1.279, Ramsés II subió al trono de Egipto. Reinó durante casi 70 años que fueron casi los más prósperos de Egipto y dejó numerosos y colosales monumentos, más que cualquier otro faraón de la historia.

Su cuerpo momificado se expone aún en el museo de El Cairo.

Su obra más imponente fue la ciudad de Pi-Ramsés, de la que se sabe que era colosal y esplendorosa, pero que está envuelta en el misterio porque 200 años después de su construcción desapareció de la historia y de su emplazamiento.

El Himno de Pi-Ramsés

Una serie de textos escritos en papiro y conocido como el Himno de Pi-Ramsés describe la ciudad, en cuyo centro se encuentran monumentales templos dedicados a Amón y Seth.

También se indica que en la ciudad existía una guarnición de carros de guerra y del ejército.

Delta del Nilo en Tiempos de Ramsés IINo en este himno, pero sí en otros documentos, se ofrecen algunas indicaciones que sugieren que Pi-Ramsés se encontraba en la orilla del ramal más al Este del delta del Nilo. Pero hay un problema.

Con el paso de los milenios muchos ramales se han llenado de sedimentos y han desaparecido. Donde hace 3.000 años existían siete ramales, hoy sólo quedan dos.

Los Monumentos de Pi-Ramsés

En 1.940, el arqueólogo Pierre Montet descubrió en la ciudad de Tanis los restos de varias tumbas reales. Anteriormente se habían encontrado varios monumentos y un templo bastante importante, pero en esta ocasión se hallaron numerosos objetos de oro y artefactos antiguos.

Pictograma de Ramsés II, Amado de AmónEn estatuas, columnas, muros, obeliscos y estelas se encuentra de forma abundante el nombre de Ramsés.

Todo ello llevó a pensar que por fin se había localizado la mítica ciudad de Pi-Ramsés.

También se encontraron muchos artefactos pequeños, trozos de cerámica e inscripciones, mucho más abundantes pero a los que los arqueólogos, entusiasmados por los hallazgos monumentales, no prestaron atención al principio. Pero cuando lo hicieron descubrieron que esos hallazgos pequeños, dejados por los habitantes de la ciudad, no correspondían a la época de Ramsés, sino de varios siglos más tarde.

Era una contradicción que siguió siendo un enigma durante años, hasta que el egiptólogo Manfred Bietak examinó modernos planos altimétricos de la zona y en ellos pudo distinguir por dónde habían discurrido los ramales ya secos del delta del Nilo.

Y en el ramal más al Este, cerca de la ciudad de Qantir, dedujo la situación más probable de Pi-Ramsés.

Esa ubicación ya se había sugerido por parte de algunos arqueólogos en los años 1.930, pero el hecho de que en Qantir no se encuentran monumentos y el descubrimiento poco después de Tanis hizo que se descartara la idea.

No hay restos arqueológicos monumentales en Qantir, pero sí muchos restos pequeños de cerámica y piedra, más adecuados para datar la fecha del asentamiento de la población, que ha resultado ser de la época de Ramsés.

Los fragmentos se encuentran en una zona muy amplia, de más de 20 Km², lo que indica que la antigua ciudad era mucho más grande que la actual pequeña ciudad de Qantir. Y cada vez que los granjeros y agricultores aran sus tierras encuentran nuevas pruebas de la vieja ciudad.

La única pieza monumental encontrada en Qantir es el pedestal, con el nombre de Ramsés, y los pies de una estatua. Por la posición y el tamaño de los pies se deduce que la estatua medía 10 metros de alto y en ella se representaba a Ramsés sentado. Pero ¿dónde está el resto de la estatua?

La Sede del Ejército de Ramsés

La primera excavación importante en Qantir se realizó a partir de 1.980 y a pocos centímetros se hallaron los cimientos de un gran edificio. También se hallaron muchos objetos de pequeño tamaño, entre ellos bocados de riendas de caballos, piezas de carros y muchas, muchas armas. Y crisoles y restos de carbón y cenizas. Se dedujo que los edificios eran de un gran campamento militar con carros y establos para 460 caballos como mínimo y con una docena de fundiciones de bronce donde se fabricaban las armas del ejército. Un ejército que, por el tamaño de las fundiciones y los edificios encontrados podría tener hasta 100.000 soldados.

Los Imperios de la Época de Ramsés IIRamsés edificó la ciudad de Pi-Ramsés al norte de Menfis, la anterior capital, para estar más cerca de la posible amenaza del imperio Hitita, que entonces estaba en plena expansión, y en ella estableció los mayores campamentos y guarniciones militares de ejércitos, carros y caballos.

Su mayor y más famosa batalla se produjo en Kadesh, en la Siria actual, en el año 1.274 aC. Según las crónicas egipcias fue una apoteósica victoria que destruyó al imperio Hitita, pero los historiadores creen que esas crónicas exageran. En realidad la batalla estuvo a punto de convertirse en derrota y fue pura suerte que acabara en empate.

En 1.996 se exploró con un escáner magnético el subsuelo de Qantir y se localizaron los cimientos de muchos edificios, murallas y columnas. Qantir no era sólo un campamento militar sino una inmensa ciudad que por su tamaño superaba a todas las ciudades del mundo de aquella ápoca.

Todas las pruebas nos llevan a la conclusión de que allí estuvo la ciudad de Pi-Ramsés.

Pero ¿dónde estaban los edificios?

La Decadencia de Pi-Ramsés

Ramsés construyó Pi-Ramsés junto a la orilla de un ramal del delta del Nilo, que constituía la autopista que comunicaba a todo Egipto desde Nubia hasta el Mediterráneo. Pero ese ramal se llenó de sedimentos y tenía que ser dragado continuamente para mantener su navegabilidad.

Tras la muerte de Ramsés, en el 1.213 aC, se siguió dragando, pero a partir del 1.100 aC se produjeron numerosas revueltas y revoluciones, entrando Egipto en una época de decadencia.

Los dragados cesaron, el ramal se llenó de sedimentos, dejó de ser navegable y la ciudad de Pi-Ramsés murió.

Los establecimientos militares se abandonaron, así como todas las instituciones del gobierno. Solo quedaron algunos campesinos que siguieron cultivando los campos que rodeaban la ciudad.

La Ciudad Trasladada

En el año 1.000 aC, un nuevo faraón, Susennes, decidió construir una nueva ciudad en Tanis, a 19 Km al Norte de Pi-Ramsés, y ordenó el traslado de los monumentos y edificios de la ciudad desierta.

¿Cómo pudieron trasladar todos esos monumentos y estatuas, algunos de hasta 200 T a través de 19 Km de desierto?

El intento de arrastrar un pesado contenedor sobre la arena resulta un rotundo fracaso, porque aunque el primer metro resulta fácil de mover, el contenedor se hunde en la arena y ésta se acumula en la parte delantera haciendo cada vez más difícil el arrastre.

Pero en una tumba egipcia se ha encontrado el dibujo de 144 obreros arrastrando un pesado monumento en una barquilla mientras un obrero va echando agua en la arena, por delante de la barquilla. Al repetir el intento, esta vez sobre arena húmeda, el contenedor no se hunde y, sorprendentemente, resulta más fácil arrastrarlo.

Aún así se requiere mucho esfuerzo y no es posible recorrer los 19 Km porque en medio discurren canales y acequias que no podrían ser atravesadas. Es más, un estudio más detallado de los planos altimétricos, cotejándolos con las imágenes conseguidas con el escáner magnético sugieren que las grandes avenidas que transcurren por la ciudad no eran calles de tierra, sino canales.

La Ciudad de Canales de Pi-RamsésPi-Ramsés era una ciudad atravesada por numerosos canales, parecida a Venecia o, más probablemente, a Amsterdam. Los grandes monumentos, obeliscos y bloques de piedra fueron traídos por el Nilo, no hasta al lado de la ciudad, sino hasta su mismo interior, a través de sus canales, hasta dejarlos al pie mismo, o muy cerca, de su lugar de construcción.

Al examinar de nuevo los planos altimétricos, Manfred Bietak localiza una línea que podría corresponder a un canal que sale de Qantir hacia el Norte, en dirección a Tanis.

¿Es posible que cuando Susennes ordenó el traslado de la ciudad construyera un canal por el que se pudieran trasladar los monumentos a su nuevo emplazamiento?

En mi opinión

Muy interesante y recomendable, y una vez más se confirma mi teoría: Sabía más de construcción de pirámides y traslado de inmensos bloques de piedra un cantero analfabeto de Egipto que cualquier ingeniero o egiptólogo moderno.

Sobre este mismo impresionante traslado, ver La Ciudad Egipcia Trasladada.

Ver Ficha de La Ciudad Perdida de los Faraones de la serie Tesoros al Descubierto

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies