Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Sexo y Genética

Alimentación

Neurociencias

El Significado de la Vida

¿Podemos Todos Ser Genios?

¿Qué nos hace ser lo que somos?

¿Se puede Piratear la Mente?

¿Somos Todos Intolerantes?

¿Por qué Mentimos?

Sociedad

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.80.96.153

Datos de Pagina

Documental de la Serie El Gran Diseño de Stephen Hawking en el que intenta desvelarnos lo que significa la vida y el sentido de nuestra existencia.

Creada13-10-2014
Modificada09-11-2016
Total Visitas429
Septiembre1

Reseña del Documental El Significado de la Vida de la serie El Gran Diseño de Stephen Hawking

Presentador

Stephen Hawking

El Significado de la Vida

Documental de la serie El Gran Diseño de Stephen Hawking, producido en 2.011 por Darlow Smithson Productions para Discovery Channel en el que Hawking intenta desvelarnos lo que significa la vida y el sentido de nuestra existencia.

Cuerpo y Mente

René Descartes fue una de las primeras personas que postuló la existencia de dos entidades que componían nuestro Ser: Cuerpo y Mente. El Cuerpo es una maquinaria compleja y maravillosa que está sometida a las leyes naturales, pero la Mente era algo distinto que no llegaba a comprender.

Haciendo un juego de la imaginación, descubrió que somos capaces de imaginar una existencia sin Cuerpo, como un fantasma o un espíritu. Pero por más que lo intentara, no era capaz de imaginarse a sí mismo sin Mente. De ahí dedujo que, para nosotros, era más importante la Mente que el Cuerpo, y lo resumió con su famosa frase: Pienso, luego existo.

Se preguntó cómo estaban conectados el Cuerpo y la Mente, y supuso que lo hacían a través de la Glándula Pineal, en el centro del cerebro.

Se acercó bastante. Hoy en día sabemos que la Mente es el resultado del funcionamiento del Cerebro, la máquina más compleja y asombrosa del Universo.

La Máquina de la Mente

El Cerebro tiene unos Cien Mil Millones de Neuronas que se conectan entre sí mediante enlaces sinápticos. El Número de Enlaces Sinápticos es muy superior al de Neuronas, pero las formas de combinarse esas conexiones ascienden a un número que es muy superior al de átomos existentes en todo el Universo conocido.

Parecería que el Estudio de la Mente es un terreno para neurocientíficos, pero dado que las neuronas y las conexiones sinápticas funcionan según las leyes naturales, también puede ser estudiado desde la física.

Desde que aparecieron los primeros organismos celulares, estos eran capaces de recoger gran cantidad de información de su entorno. Esta información era recibida por algunas células pero no era compartida con las células vecinas. En algún momento de la evolución apareció un órgano capaz de recibir información de varias células y procesarlas de una forma coordinada. Fue el nacimiento del Cerebro. Con el tiempo el cerebro evolucionó convirtiéndose en un centro receptor de información capaz de procesarla y de dar órdenes a los músculos y demás órganos del cuerpo. Los animales que eran capaces de hacerlo con más eficacia tenían más posibilidades de adaptarse a su entorno, sobrevivir y tener más descendencia. La evolución propició el aumento de la capacidad cerebral. Los animales más complejos adquirieron conciencia de su entorno, y los aún más complejos adquirieron conciencia de sí mismos.

El Juego de la Vida

En la década de 1.970, el matemático John Conway programó una simulación de ordenador en la que a partir de unas normas básicas y sencillas se podían formar estructuras complejas.

Lo llamó El Juego de la Vida y consistía en una parrilla infinita de celdas cuadradas en la que cada celda está rodeada de ocho celdas.

Sólo había tres reglas.

  1. Si una celda viva tiene menos de dos vecinas vivas, muere.
  2. Si una celda viva tiene más de tres vecinas vivas, muere.
  3. Si una celda muerta tiene tres vecinas vivas, vive.

Colocando una serie de celdas vivas de forma aleatoria se echaba a funcionar el programa y con frecuencia aparecían formas capaces de desplazarse por la parrilla, crecer, reproducirse o morir, según las otras formas con las que interactuasen.

Hawking especula que contando con una parrilla infinita podrían llegar a aparecer estructuras de celdas capaces de simular todos los procesos de la vida y la evolución, quizás hasta la inteligencia.

Descartes tenía razón, el Cuerpo y la Mente son dos cosas muy distintas. Pero ambas están basadas en las inexorables leyes de la física.

Presunta Libertad

Esto plantea un problema: ¿Existe el Libre Albedrío?

Estimulando con pequeñas corrientes eléctricas determinadas zonas del córtex cerebral, un neurocirujano puede hacer que su paciente mueva determinados músculos o que reaccione emocionalmente y hasta que odie o se enamore.

El paciente puede suponer que son decisiones que él ha tomado libremente, sin ser consciente de que ha sido manipulado.

Todo cuanto ocurre es debido a las inexorables leyes físicas, pero muchos sucesos dependen de tal cantidad de variables que es imposible tenerlas todas en cuenta para predecir los sucesos futuros.

Por ejemplo, el Clima. Conocemos perfectamente las leyes físicas que elevan la temperatura del aire, provocan vientos y hacen que se condensen las nubes para producir lluvia. Pero es imposible predecir de forma exacta el clima que va a hacer el próximo fin de semana. Incluso el clima de mañana, sólo podemos calcular altas probabilidades de lluvia o sol, pero nunca podemos ofrecer una seguridad completa de que vaya a llover a una hora determinada.

Nuestro cerebro es un órgano sumamente complejo, tanto que es completamente impredecible.

El libre albedrío puede ser una ilusión, pero todo el mundo actúa como si fuera real.

Presunta Realidad

Todas las decisiones que toma nuestro cerebro están basadas en la información recibida por los sentidos, pero los sentidos no son perfectos. El ojo humano es sumamente imperfecto, sólo vemos con una cierta claridad lo que hay en una pequeña zona, del tamaño del pulgar al extremo del brazo, en el centro de nuestra visión. El resto del campo visual aparece difuso y borroso e incluso hay zonas ciegas en las que no vemos nada. Es el cerebro el que recibe esa información incompleta y difusa y construye un modelo tridimensional que es el que creemos estar viendo.

No vemos la Realidad, no vemos el Universo tal como es, sino que nuestro cerebro crea una ilusión que nos hace creer que vemos la Realidad.

Cada persona construye en su cerebro su propia realidad.

Es posible imaginar un programa de ordenador sumamente complejo en el que existan avatares dotados de sentidos y capacidad de procesar la información que reciban. Esos avatares construirían su propia realidad sin ser conscientes de que la Realidad es muy diferente a lo que ellos creen.

Pero esos avatares serían conscientes, pensarían, luego existirían, aunque todo el Universo a su alrededor fuera una simple simulación.

Al fin y al cabo, lo que hacen todos los seres conscientes es crear modelos para intentar explicar la información captada por los sentidos.

Construcciones Mentales

Los astrónomos antiguos construyeron un modelo teórico de conocimiento en el que la Tierra era el Centro del Universo y todos los objetos del firmamento orbitaban a su alrededor. Así explicaban los movimientos del Sol, la Luna, las estrellas y los planetas.

Otros astrónomos más modernos construyeron otro modelo en el que el Sol era el Centro del Universo y la Tierra y los planetas giraban a su alrededor, mientras la Luna orbitaba la Tierra. Este modelo funcionaba mejor que el anterior, pero aún no era del todo exacto.

Los científicos han imaginado muchos modelos, algunos se revelan erróneos pero otros dan una imagen más exacta de la Realidad. Pero tal vez la verdadera Realidad no pueda ser descrita por ningún modelo que nosotros podamos imaginar.

En la década de 1.960 los científicos crearon un modelo para explicar el comportamiento de las partículas subatómicas. Imaginaron que los protones están compuestos de partículas más pequeñas llamadas Quarks. En ese modelo los Quarks estaban unidos por una fuerza de atracción que se hacía más intensa al separarse, como si esas fuerzas fueran gomas elásticas.

Una consecuencia de este modelo es que los Quarks no podían existir en solitario, y si no existen en solitario ¿podemos decir que existen?

Experimentos en el Colisionador de Hadrones del CERN no han sido capaces de detectar Quarks en solitario, pero sí han detectado fenómenos que habían sido predichos por el modelo de los Quarks.

Se puede decir que no sabemos si los Quarks existen realmente, pero el modelo basado en su existencia ha demostrado hasta ahora que describe muy bien la Realidad.

El Sentido de la Vida

Todo cuanto ocurre en el Universo está sometido a las leyes naturales. El Universo, en sí, no tiene ningún significado ni propósito.

Pero nosotros, los seres vivos e inteligentes construimos en nuestras mentes modelos para entender el Universo y somos nosotros los que elegimos y le damos un significado y un sentido al Universo.

Hawking termina con una frase de Carl Sagan:

Nosotros somos el Universo contemplándose a sí mismo.

En mi Opinión

Hawking afirma que la evolución propició el desarrollo del cerebro haciéndolo más complejo, pero no es exactamente así. La evolución no selecciona una mayor inteligencia, sino una mayor capacidad de tener descendencia. En algunas especies una mayor inteligencia puede ser una ventaja, pero en otras podría ser un estorbo. Las mutaciones son aleatorias y van en cualquier sentido, aumentar la inteligencia o reducirla. Es la selección natural la que elimina determinadas mutaciones, pero no por su inteligencia, sino por su capacidad de procreación.

Respecto al Juego de la Vida, de Conway, me ha sido muy grato recordarlo. Allá por el año 1.990 hice un programa en VisualBasic en el que ejecutaba el juego con un par de reglas adicionales.

  1. Los bordes de la parrilla eran adyacentes al borde opuesto, de forma que si una estructura de celdas desaparecía por un borde reaparecía por el opuesto.
  2. Se podía parametrizar una variable para que aparecieran de forma aleatoria celdas vivas sin necesidad de que tuvieran tres vecinas.

Lo mismo anda todavía en un ordenador viejo que tengo en el trastero.

Respecto a la fuerza elástica que mantiene unidos los Quarks, no creo que exista. Las cuerdas vibran en diez dimensiones y es perfectamente posible que dos cuerdas se atraigan por una dimensión y se repelan por otra. A una distancia determinada ambas fuerzas tendrán la misma intensidad, pero al aumentar la distancia la fuerza de atracción disminuye según la ley del cuadrado de la distancia y la de repulsión en una proporción diferente, tal vez el cubo de la distancia u otra. Por eso su punto de equilibrio estará a una distancia determinada y las cuerdas se mantendrán a esa distancia.

La conclusión final del documental es algo con lo que coincido, sólo que yo suelo decirlo de otra forma:

El Sentido de la Vida es el que cada uno de nosotros decide darle.

Otros Documentales de Stephen Hawking

Ver Ficha de El Significado de la Vida de la serie El Gran Diseño de Stephen Hawking

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies