Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Fallos del Mercado

Las Bases de la Libertad

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Economía en Una Lección

Camino de Servidumbre

Raíces Cristianas de la Economía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

Reseña del libro Camino de Servidumbre, de Friedrich A. von Hayek

Creada18-04-2014
Modificada18-04-2014
Total Visitas106
Junio1
Mayo8
Marzo4
Febrero4
Media Mensual4

Camino de Servidumbre
Friedrich A. von Hayek

En este libro Hayek hace un repaso a muchas de las creencias del socialismo, analizando sus principales características y mostrando los resultados y efectos en la sociedad de su aplicación en la administración pública del estado.

Escrito en 1944, cuando la Segunda Guerra Mundial aún no había acabado, Hayek se propone demostrar la identidad de caracteres, métodos y resultados del socialismo y el totalitarismo, ambas ideologías variaciones del colectivismo, incompatibles ambas con la libertad de los individuos.

Incluso antes de empezar la lectura del libro encontramos una joya literaria, nada menos que en la dedicatoria:

A los socialistas de todos los partidos

Y eso nos da la primera lección del libro.

Socialistas no los hay sólo en los partidos socialistas. En todos los partidos, tanto de izquierdas como de derechas, hay políticos que defienden ideas socialistas, aunque no las llamen así e incluso ignoren que lo son.

A lo largo de quince capítulos, Hayek va describiendo la forma en que las ideas socialistas de regulación, control y planificación de los diversos aspectos de la vida de la sociedad se van introduciendo en los diversos gobiernos, incluso en los supuestamente liberales, con resultados cada vez más perniciosos para la economía y las libertades del individuo.

Las ideas fundamentales descritas en el libro son muy simples.

La planificación del progreso de la sociedad no es posible: hay tantas variables que afectan a los resultados que es imposible tenerlas todas en cuenta.

El mero intento de planificar requiere un control cada vez más estricto de la sociedad, y eso se traduce en menos libertad para los individuos.

Los políticos que creen que es posible planificar el progreso de la sociedad establecen leyes y regulaciones, y cuando ven que los resultados no se ajustan a lo que esperaban intentan corregirlo con más leyes y regulaciones hasta hacer que la sociedad se convierta en un laberinto de normas en las que es casi imposible que los individuos puedan prosperar... a no ser que se alíen con los políticos para que hagan más normas y regulaciones que los beneficien a ellos directamente.

De esa forma los políticos se convierten en mercaderes de favores a las grandes empresas que pueden pagar esos favores.

El resultado de todo ello es corrupción, tanto en las grandes empresas del país, como en los cargos políticos.

El beneficio de las empresas gracias a la regulación política se produce siempre a costa de un perjuicio para el resto de la sociedad. Y mientras más empresas se sumen a esa dinámica más acusados serán los perjuicios de la mayoría de los individuos que componen la sociedad. Y mientras más sean las regulaciones establecidas por los gobiernos, más recortadas serán las libertades de la sociedad.

Aunque cada capítulo va desgranando los diversos efectos de la planificación sobre la sociedad, resulta sumamente interesante el capítulo 10: Por qué los peores se colocan a la cabeza, donde describe con precisión quirúrgica cómo los peores elementos de la sociedad son atraídos al gobierno y con mentiras y demagogias son los que acaban copando los más altos cargos de la administración.

También el capítulo 12: Las raíces socialistas del nazismo resulta muy interesante al describir la íntima relación existente entre ambas ideologías totalitarias y como diversos escritores anteriores a la Segunda Guerra Mundial, describiendo los pasos que debía dar el socialismo, llegaban a la asombrosa actitud de defender, justificar e incluso promover los movimientos fascistas y totalitarios que llevaron a Hitler al poder en Alemania.

El libro sólo tiene, en mi opinión, un defecto, que las personas acostumbradas a lecturas más ligeras encontrarán algunos capítulos algo difíciles de seguir, pero vale la pena insistir en su lectura pues muestra con claridad cómo la aplicación de las políticas socialistas llevan inevitablemente a un sistema cada vez más controlador y, al final, totalitario de la sociedad, donde el individuo está condenado a ser un siervo del estado.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies