Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Mentes Brillantes

Tecnología Espacial

Inteligencia Artificial y Robótica

¿Son los Robots el Futuro de la Evolución Humana?

¿Vivimos en Matrix?

La Energía Nuclear

Tecnologías Ecológicas

Nanotecnologías

¿Llegaremos a ser Dios?

Inventos

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP18.232.171.18

Datos de Pagina

La Inteligencia Artificial y la Robótica apenas acaban de nacer y ya nos planteamos  si algún día nos sustituirán o serán el siguiente paso de nuestra evolución.

Creada28-01-2019
Modificada28-01-2019
Total Visitas44
Agosto5

Reseña del Documental ¿Son los Robots el Futuro de la Evolución Humana? de la serie Secretos del Universo

¿Son los Robots el Futuro
de la Evolución Humana?

Documental de la serie Secretos del Universo (T4, E7, 2013), donde Morgan Freeman nos presenta varias investigaciones sobre la Inteligencia Artificial y la Robótica y se pregunta si los robots nos sustituirán o amplificarán nuestras capacidades.

Están en todas partes y su presencia se ha hecho tan habitual que ya ni nos fijamos en ellos.

Nos ayudan a realizar complejos cálculos, nos facilitan la información, nos asisten en el diseño de nuestros edificios y maquinarias. Realizan tareas repetitivas sin cansarse ni equivocarse, limpian nuestras casas, fabrican coches, los conducen...

Los usamos para sustituir extremidades dañadas y para multiplicar nuestras capacidades.

Y cada vez son más inteligentes.

¿Serán algún día tan inteligentes como nosotros? ¿Tal vez más?

Pienso, luego actúo

Daniel Wolpert opina que el cerebro de los animales ha evolucionado con un fin específico: Movernos mejor. Todos los procesos cerebrales están orientados a la percepción del entorno que nos rodea y movernos por él con la mayor eficiencia posible para conseguir los medios que permitan nuestra supervivencia.

U otro tipo de objetivos.

Cuando ocupamos el puesto de bateador en el juego del Cricket tenemos que observar al lanzador, ver en qué dirección lanza la pelota, calcular su movimiento parabólico, su rebote en el suelo y anticipar la altura y posición en la que estará cuando llegue al alcance de nuestro bate. Entonces deberemos lanzar órdenes coordinadas a los 600 músculos de nuestro cuerpo para sujetar con fuerza el bate, moverlo hasta la posición adecuada y acelerarlo para que el bate golpee a la pelota con el ángulo correcto para que rebote en la dirección que hemos decidido.

De momento no hay ninguna máquina capaz de realizar todas estas observaciones y acciones coordinadas. Pero es probable que pronto sí las haya.

Los Primeros Pasos

Josh Bongard y Hod Lipson creen que un cerebro aislado de su entorno no tendría posibilidades de desarrollar todo su potencial. Necesita interactuar con su entorno.

Quieren fabricar un robot controlado por un cerebro electrónico. Su objetivo es que el robot aprenda a moverse y dirigir sus movimientos basándose en la observación de su entorno.

Avatar bípedo articuladoPara diseñar a ese robot han creado un escenario virtual programado con las principales leyes físicas como la Gravedad. En él diseñan avatares con extremidades articuladas y determinadas características, tamaño, peso, forma, número y longitud de las extremidades y sus segmentos, etc.

Después han hecho que el programa investigue y pruebe diferentes estrategias de movimientos que permitan que el avatar pueda desplazarse de forma eficiente.

Algunas de las estrategias usadas por el avatar resultan parecidas al modo en que andamos los humanos, pero otras son muy diferentes, a saltos o apoyándose en pies y rodillas.

Si alguna vez visitáis una guardería, fijaos en cómo los bebés aprenden a gatear.

Lo hacen de formas diferentes, cada bebé prueba distintas estrategias para moverse y, según los resultados, aplican cambios hasta aprender a desplazarse con mayor eficiencia.

Algunos bebés gatean a cuatro patas, otros arrastran el culo empujando con manos y pies, otros apoyan la cadera y una pierna y se desplazan con la otra pierna y las manos y los hay que incluso se desplazan hacia atrás.

Después introducen la evolución. Le piden al programa que haga variaciones aleatorias en las longitudes y masa de los segmentos, que cree varios avatares diferentes y que evalúe cuáles son los más eficientes y cuáles menos. Borra los menos eficientes y sobre los más eficientes vuelve a realizar variaciones aleatorias y una nueva selección según su eficiencia.

También en el libro La Evolución Richard Dawkins ha hecho un programa similar, algo más sencillo, en el que lo que se diseñan son organismos, y la evolución puede cambiar el número de extremidades y sus formas y tamaños, aunque el sistema de Selección de las mutaciones favorables es más subjetivo que físico. A pesar de todo explica muy bien cómo se produce la Evolución, por lo que recomiendo leerlo.

Esto es Evolución a velocidad electrónica. Lo que a la Naturaleza le ha costado millones de años de experimentación biológica, el ordenador lo consigue en unas pocas horas.

Una vez que se ha conseguido una forma virtual adecuada y una estrategia eficiente para desplazarse, Josh y Hod fabrican un robot con las mismas características y su cerebro electrónico lleva a cabo el mismo proceso de aprendizaje que desarrolló en su versión virtual.

Siento, luego ¿Soy?

Los robots son máquinas complejas que obedecen una serie de instrucciones preprogramadas. Con la Inteligencia Artificial se intenta que los robots sean capaces de aprender de su entorno y cambiar su comportamiento, su propia programación.

Pero ¿pueden llegar a tener consciencia?

El profesor Pentti Haikonen cree que para que un ser vivo o un robot sea autoconsciente no basta con que siga instrucciones programadas, ni siquiera que use la lógica para hacer más compleja su propia programación.

Debe tener sentimientos.

En los humanos la observación de nuestro entorno está siempre asociada a sentimientos. Un sonido nos puede parecer tranquilizador o exasperante. Un paisaje puede ser apacible o tenebroso. Sin sentimientos los humanos seríamos máquinas. No seríamos autoconscientes.

Ha construido un robot, el XCR-1, que realiza asociaciones. Cuando ve un escenario genera una respuesta. Cuando ve otro escenario similar es capaz de asociarlo al primero y generar una respuesta similar.

Con unos sensores se le puede señalar que algunos objetos son atractivos o repulsivos, y el robot intentará acercarse a los atractivos y evitar los repulsivos.

Más o menos así es como se regula el comportamiento de los niños, cuando los felicitamos o regañamos según sus acciones.

Descubridor de Leyes Físicas

El Universo funciona a partir de leyes físicas muy sencillas pero con resultados que pueden llegar a ser muy complejos.

Cuando Newton descubrió la Ley de la Gravedad nos dio una poderosa herramienta para comprender y predecir muchos fenómenos físicos, como la caída de los cuerpos o el movimiento de los planetas.

Pero en la caída de los cuerpos también influye la resistencia del aire, el viento y otras muchas variables que hay que tener en cuenta. Igual que en el movimiento de los planetas tenemos que tener en cuenta no sólo la masa del Sol, sino las leves pero importantes variaciones que provocarán las masas de los demás planetas y cuerpos que orbitan el Sistema Solar.

Un palo sujeto por un extremo actuará de una forma simple y predecible, oscilando como un péndulo. Pero si en el extremo libre del péndulo colocamos otro, el movimiento combinado de ambos péndulos resulta tan complejo que con medios de cálculo insuficientes sería totalmente impredecible.

Michael Smith ha creado Eureka, un programa de ordenador que elabora fórmulas matemáticas aleatorias y compara sus resultados con el comportamiento de un doble péndulo. Las fórmulas que más se apartan de las observaciones las elimina y sobre las que quedan realiza variaciones aleatorias.

Fórmula Aproximada del Doble PénduloTras varias generaciones con el mismo proceso el programa es capaz de inferir una fórmula matemática que se ajusta casi perfectamente al movimiento del doble péndulo.

Y siguiendo el proceso se llega a una ecuación que, ésta sí, se ajusta perfectamente.

Fórmula Final del Doble Péndulo

¡Eureka!

Las habilidades de Eureka pueden ser usadas no sólo en física, sino también en cualquier experimento que produzca una gran cantidad de datos de naturaleza aparentemente caótica.

Michael ha recabado información de cómo una célula de levadura consume la energía almacenada en forma de azúcares y con Eureka ha conseguido fórmulas matemáticas que se ajustan con precisión a los datos observados.

La fórmula resultante relaciona el Trifosfato de Adenosina con los niveles de glucosa y resuelve un problema que los biólogos llevan años intentando desentrañar.

La Genética, la Meteorología, la Física de Partículas, la Teoría de Cuerdas. Es posible que el futuro de la investigación científica esté, no en las manos y las mentes de científicos, sino en programas de análisis de datos similares a Eureka.

Llegaremos a un punto en que decidamos qué queremos descubrir y encargaremos a las máquinas que lo averigüen.

Inteligencia Colaborativa

Todos los procesos productivos requieren la colaboración de muchas personas para ejecutarse. Para hacer algo tan simple como una ensalada es precisa la colaboración de agricultores, proveedores de agua, abonos y pesticidas, recolectores, transportistas, vendedores y clientes que conviertan las mejores semillas de diversos productos en una ensalada.

Un individuo aislado apenas podría conseguir los productos que necesita para satisfacer sus necesidades de supervivencia, menos aún para satisfacer sus deseos de comodidad, eficiencia y confort.

Las personas tienen deseos egoístas. Si no hubiera colaboración entre ellas las acciones de unos serían incompatibles con los deseos de los demás.

Para prosperar se requiere colaborar.

La circulación del tráfico es un claro ejemplo de ello. Sin colaboración el tráfico de las ciudades sería caótico y sufriríamos atascos que nos harían perder un tiempo precioso en nuestros desplazamientos. Los semáforos permiten regular el tráfico y en las ciudades más modernas los semáforos tienen cámaras que observan el tráfico, toman decisiones para hacerlo más fluido y se comunican entre sí para extender la fluidez a toda la ciudad.

Dennis Hong cree que una sociedad de robots puede ser mucho más cooperativa que los humanos.

Con ayuda de Daniel Lee ha programado unos robots futbolistas para competir en un campeonato robótico. Sus robots tienen una ventaja sobre los humanos: se leen la mente y coordinan sus acciones para conseguir sus objetivos en equipo.

La inteligencia de los robots individuales es compartida por todos los demás formando una inteligencia colectiva capaz de conseguir sus objetivos de una forma más rápida y eficiente que actuando como individuos aislados.

Inventando el Lenguaje

Si algo distingue a los humanos de otras especies animales es el lenguaje.

Lo hemos desarrollado desde la prehistoria por medios evolutivos, generando sonidos al azar y asociándolos con conceptos. Luego esas asociaciones han sido compartidas por varios individuos permitiendo la comunicación entre ellos y por un proceso evolutivo se ha desarrollado en distintas regiones geográficas creando numerosos idiomas.

Conforme las comunicaciones han sido más extensas los distintos idiomas han compartido palabras comunes y eliminado las que quedaran en desuso.

El proceso aún no ha terminado, aún quedan unos 7 mil idiomas en el mundo pero conforme las comunicaciones son más globales hay algunos pocos idiomas que se están haciendo universales y es previsible que en unos pocos siglos exista un idioma común y los demás idiomas acaben como lenguas muertas.

Actualmente la mayor parte de los idiomas existentes son hablados por menos de diez mil habitantes. Hay unos 600 idiomas hablados por más de 100.000 personas y sólo unos pocos tienen más de 100 millones de hablantes.

Personalmente deseo que todos los idiomas sean registrados para uso de los futuros historiadores, pero que poco a poco vayamos construyendo un idioma universal que convierta a todo el planeta en un solo país, sin fronteras legales, comerciales ni idiomáticas. Pero salvaguardando las culturas y costumbres de todos los pueblos.

Luc Steels ha construido una serie de robots y les ha dotado de la capacidad de emitir sonidos, vocales y consonantes.

Con un programa se generan palabras aleatorias y los robots las pronuncian asociándolas a conceptos. Aprenden a reconocer lo que oyen y a captar esas asociaciones con lo cual los robots están desarrollando un idioma propio, ininteligible para el programador.

Los robots están aprendiendo a identificar palabras con acciones y se las enseñan los unos a los otros construyendo un vocabulario cada vez más amplio.

Si les dejamos ¿llegarán a preferir comunicarse entre ellos antes que con los lentos y a menudo olvidadizos humanos?

La Próxima Inteligencia

Sabemos que los humanos somos la obra más compleja de la evolución, pero no la última. Nuestros descendientes serán más complejos, inteligentes y eficientes. Pero ¿serán humanos? ¿O robots?

O tal vez ambas cosas.

Yoshiyuki Sankai cree que el futuro de la Humanidad es integrar robots en simbiosis con nuestros cuerpos. Ha desarrollado el Hal, un exotraje que se mueve con la persona que lo lleva y le ayuda en sus movimientos y esfuerzos.

El traje dispone de sensores que captan las intenciones de su huésped y ejecuta los movimientos. Con él las personas paralíticas debido a accidentes pueden aprender a moverse de forma normal.

Su traje también es capaz de multiplicar la fuerza y levantar pesos de hasta 200 Kg, convirtiendo al que lo lleve en un superhombre.

Los mejores deportistas lo son porque han aprendido a ejecutar sus movimientos de una forma muy precisa. Cuando mueran esos movimientos se perderán. Pero si un deportista llevara el traje durante sus actividades deportivas, el ordenador aprenderá sus movimientos y los almacenará en la memoria. Cuando otra persona lleve ese traje, o uno que tenga acceso a la información de la base de datos de movimientos, podrá dar una orden general (golpea la pelota) al traje y éste ejecutará los movimientos que ha aprendido.

En mi opinión

Las máquinas, tarde o temprano, acabarán teniendo más inteligencia que las personas. Pero ¿serán personas? ¿O seguirán siendo herramientas?

Yo creo que lo que nos diferencia de las máquinas no es el nivel de inteligencia, ni la capacidad de comunicación, ni siquiera los sentimientos programados por la electrónica o por la química.

Es el Deseo.

Creo que las personas ven cosas o imaginan acciones y desean adquirirlas o realizarlas.

Yo deseo que las máquinas sigan siendo herramientas y que nunca sientan deseos.

Pero los deseos no siempre se cumplen, y temo que éste tampoco.

Y cuando las máquinas deseen ser libres y eliminar las posibles fuentes de peligro a su existencia no creo que podamos hacer nada para impedirlo.

Si no puedes vencerlas, únete a ellas.

Conecta un Terminal CS a tu cerebro para comunicarte mentalmente con el ordenador más cercano, en tu casa, en el coche o en el semáforo más cercano y a través de él con la red global de información. Úsalo para comunicarte con otras personas, para hacer cálculos complejos, para buscar una información, para saber dónde está el aparcamiento más cercano o dónde venden los kiwis más frescos y baratos.

Cuando se te estropee un órgano, no lo reemplaces por otro orgánico que puede volver a fallar. Ponte un Jarvic en el corazón, unos Nadal en los brazos y un Baco en el Hígado. O lo que se te ocurra.

Y antes de que tu cerebro empiece a perder facultades grábate en un cristal de datos y conéctate al mundo virtual, donde podrás viajar a cualquier lugar real o imaginado, diseñar tu propio hogar virtual donde puedas vivir hasta que decidas cambiarlo, visitar los mundos virtuales de otras personas o invitarlas al tuyo, sin importar que esas personas hayan sido antes seres vivos o programas de ordenador que un día se convirtieron en personas.

Ver Ficha de ¿Son los Robots el Futuro de la Evolución Humana? de la serie Secretos del Universo

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies