Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Sexo y Genética

Alimentación

Neurociencias

El Significado de la Vida

¿Podemos Todos Ser Genios?

¿Qué nos hace ser lo que somos?

¿Se puede Piratear la Mente?

¿Somos Todos Intolerantes?

¿Por qué Mentimos?

Sociedad

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP34.235.127.68

Datos de Pagina

El ser Genios ¿es prerrogativa de unos pocos? ¿O con la ayuda de la ciencia y la tecnología podemos todos llegar a serlo?

Creada16-12-2016
Modificada19-05-2017
Total Visitas83
Diciembre1

Reseña del Documental ¿Podemos Todos Ser Genios? de la serie Secretos del Universo

¿Podemos Todos llegar a ser Genios?

A lo largo de la historia siempre han existido personas que destacan por su genialidad en distintos campos de las Ciencias y las Artes.

El ser Genios ¿es prerrogativa de unos pocos? ¿O con la ayuda de la ciencia y la tecnología podemos todos llegar a usar todas las capacidades de nuestra mente?

Genio por Accidente

Jason Padgett era una persona normal a la que una agresión a los 30 años le causó graves daños cerebrales. Esos daños alteraron el funcionamiento de su cerebro y, desde entonces, se convirtió en un genio matemático.

Cuando Jason observa el mundo que le rodea descubre patrones geométricos que es capaz de convertir en ecuaciones y, de forma similar, cuando lee una ecuación matemática la convierte en objetos geométricos.

La neurocientífica Brit Brogaard, de la Universidad de Miami, hizo un escáner cerebral a Jason para ver cómo procesaba las ecuaciones y comprobó que tras las lesiones se habían producido cambios neuronales importantes.

La mayoría de la gente, cuando lee ecuaciones, utiliza circuitos neuronales de ambos hemisferios conectados por una intrincada red de neuronas. Pero en Jason esas conexiones se habían roto y él analiza las ecuaciones sólo con el hemisferio izquierdo.

Al encontrarse esa zona sobrecargada, se crearon nuevas sendas neuronales con las que habitualmente no hay conexión, entre ellas la zona donde se procesa la información visual.

La conexión entre las percepciones de distintos sentidos se llama Sinestesia, y las personas con sinestesia pueden asociar los números o aromas a colores o formas geométricas.

Recomiendo ver la película Ratatuille, en la que la rata protagonista percibe los aromas de los alimentos como explosiones de fuegos artificiales de impactantes formas y colores.

Brit está intentando reproducir la sinestesia, sin necesidad de golpes traumáticos que afecten al cerebro, usando la droga Psilocibina, un compuesto extraído de las setas, que produce efectos alucinógenos y psicodélicos.

Respecto a la Psilocibina, también llamada la Droga que hace creer en Dios, recomiendo ver el documental En Busca de Dios en el que se describe el experimento de Marsh Chapel sobre el efecto místico que produce en la mente.

La Letra, con Música Entra

El neurocientífico y profesor de música Martin Gardner ha estudiado las carreras profesionales de muchas personas comenzando desde la infancia. Ha descubierto que los niños que recibieron educación musical tuvieron más facilidades para el estudio y, ya en la vida profesional, para el éxito.

Ha estudiado y aplicado para la enseñanza el Método Kodály, en el que las lecciones a los niños se les ofrecen en canciones rítmicas que permiten que aprendan y retengan mejor los conocimientos.

Cuando los niños aprenden con música hacen que se coordinen diversos estímulos que incumben a muy diversas partes del cerebro, creando sendas neuronales que, posteriormente, les permitirán analizar y procesar mejor la información aprendida.

En ellos se intensifica el funcionamiento del Córtex Prefrontal, que es el que coordina los impulsos neuronales de diversas zonas de análisis sensorial del cerebro.

¡Eureka!

Para ser genio no basta ser capaz de procesar eficientemente la información. También hace falta Inspiración, la capacidad de descubrir nuevas ideas que nunca antes se hayan puesto en práctica.

Arquímedes tuvo una genial inspiración cuando estaba en una bañera. Philo Farnsworth inventó la Televisión mientras sembraba patatas. Einstein descubrió la relatividad mientras viajaba en tren.

El Científico Cognitivo John Kounios estudia cómo se producen estos momentos de inspiración y ha llegado a un sorprendente descubrimiento. Mientras el razonamiento analítico se procesa en el córtex visual del hemisferio izquierdo del cerebro, la inspiración procede del lóbulo temporal derecho.

Una vez sabido esto, John intenta averiguar si hay alguna forma de provocar los brotes de inspiración.

A una serie de sujetos se les hace buscar relaciones entre palabras aparentemente aleatorias. Pero antes se les hace ver un programa de televisión. A un grupo se le muestra un programa de humor. A otro grupo se le muestra una película de terror. El grupo que ha visto el programa de humor manifiesta más brotes de inspiración.

Al parecer, cuando vemos una película de terror el cerebro entra en una situación de amenaza, queda a la defensiva y provoca un mayor control y actividad del sistema analítico cerebral.

Cuando vemos un programa de humor el cerebro no está bajo amenaza y se gestionan mejor las conexiones entre partes diversas del cerebro.

Para tener ideas geniales hay que estar de buen humor.

También ha descubierto que si estamos en una habitación azul o verde tenemos más brotes de inspiración que si estamos en una habitación roja o amarilla.

Un paseo por el campo o los juegos de un perrito o un gato inspiran. Sonidos estridentes o fechas límite matan la inspiración.

El Murmullo de la Brisa

El neurocientífico Roi Cohen Kadosh estudia cómo los sonidos suaves aleatorios, el ruido blanco producido de forma natural por el murmullo de los ríos, las hojas del bosque o el oleaje lejano, pueden aumentar la capacidad de inspiración del cerebro.

Ha diseñado un estimulador de ruido blanco eléctrico que aplica de forma localizada al Córtex Prefrontal Dorsolateral del cerebro. Esta zona está implicada en la resolución de problemas y está muy interconectada con otras zonas del cerebro.

Sometidos dos grupos de sujetos, uno a estimulación por ruido blanco y otro sin estimulación, el primero ha manifestado una mayor capacidad y rapidez de aprendizaje.

Haciendo un seguimiento de los sujetos seis meses más tarde ha comprobado que las mejoras en la capacidad de aprendizaje seguían estando presentes.

Con este invento aplicado a los niños durante sus años escolares ¿podríamos hacer que todos fueran genios?

La Memoria de los Ratones

El neurocientífico de la Universidad de Toronto, John Georgiou opina que la genialidad requiere que tengamos buena memoria, y cree que podemos mejorar la memoria por medio de la ingeniería genética.

Experimenta con ratones a los que coloca en una piscina en la que deben encontrar una plataforma invisible. La primera vez los ratones nadan de forma aleatoria hasta que encuentran la plataforma de forma casual, pero en posteriores ensayos el ratón recuerda dónde está la plataforma y se dirige a ella directamente, guiándose por las señales colocadas con ese propósito en las paredes de la piscina.

El aprendizaje se fija en la memoria a través del hipocampo, una zona cerebral donde se fijan y se puede acceder a los recuerdos.

Para fijar los recuerdos, el hipocampo produce señales electroquímicas hasta que la enzima PDE4b interrumpe la comunicación neuronal.

Ha creado una mutación que retrasa la actividad de esa enzima y los ratones tratados con ella son capaces de encontrar la salida con mayor rapidez que los no tratados.

Según él, en el futuro podría ser posible aumentar nuestra memoria y, por tanto, acercarnos a ser genios, tomando una simple pastilla.

La Memoria ¿Perfecta?

El psicólogo de Warwick, Thomas Hills, cree que si ser genio fuera un factor importante en la evolución, al cabo de miles de años desde la aparición del homo sapiens hoy todos deberíamos ser genios.

Pero no lo es. Para la evolución lo que importa es la capacidad de adaptarse a situaciones cambiantes, a entornos diferentes. La evolución selecciona las personas más aptas para relacionarse mejor, pero ser genio a menudo conlleva una vida de estudios y éxitos académicos que en la mayoría de los casos implican una menor vida social.

Algunos de los más afamados genios de la historia han sido infelices porque aunque entendían perfectamente algunas áreas del conocimiento no eran capaces de procesar otras tan importantes como las relaciones sociales.

También ha estudiado la forma en que funciona la memoria y ha constatado que, aunque todos conocemos cientos, y hasta miles de profesiones distintas, si nos retan a decir todas las que seamos capaces en 60 segundos probablemente nos atascaremos a partir de haber mencionado quince o veinte.

Una memoria perfecta nos permitiría nombrar cien profesiones en un minuto, pero recordar TODOS y cada uno de los detalles de nuestro pasado ¿no resultaría agobiante? ¿No preferiríamos olvidar las cosas sin importancia o las experiencias desagradables?

Un dato curioso, y que no se menciona aquí, es que las mujeres durante el parto, y cualquier persona durante un trauma grave, producen una hormona que inhibe la fijación de recuerdos, de ahí que los dolores extremos no son recordados con la misma intensidad con la que se produjeron.

Y si lo recordáramos todo ¿cómo se fijarían los nuevos recuerdos?

Tal vez el hecho de que olvidemos las cosas sin importancia es lo que nos permite adquirir nuevos conocimientos y recuerdos.

La naturaleza nos ha hecho evolucionar, no seleccionando los cerebros más geniales, sino los más equilibrados, los más capaces de desenvolverse medianamente bien en muchas y muy diversas situaciones, antes que aquellos que son geniales en una faceta de la vida e incompetentes en las demás.

La Memoria de la Humanidad

El doctor Ted Berger está estudiando la posibilidad de implantar sistemas electrónicos de memoria en nuestros cerebros. Para ello, primero, debe entender cómo funciona la memoria.

Cuando percibimos algo con nuestros sentidos, el cerebro lo recibe y lo procesa en un sistema que conserva los recuerdos durante pocos segundos. En esos segundos el hipocampo analiza la información y decide la importancia que puede tener, y si la tiene, la envía a un sistema de almacenamiento de memoria a largo plazo.

Si el hipocampo no funciona correctamente podría no almacenar el recuerdo, o almacenarlo en un lugar incorrecto, o sólo parcialmente, o mezclarlo con otros recuerdos.

Los almacenamientos de memoria no son lugares específicos del cerebro, sino caminos, sendas neuronales, donde cada recuerdo puede estar escrito en una senda de varias docenas o centenares de neuronas interconectadas. Y cada recuerdo, cada detalle, es una senda neuronal distinta, pudiendo una misma neurona estar en el camino de varios recuerdos distintos.

De ahí que, cuando tiramos de un recuerdo, siempre salgan otros enganchados como las cerezas.

Ted ha implantado electrodos electrónicos en el cerebro de sujetos voluntarios y con ellos ha podido grabar el proceso electroquímico que se produce cuando un recuerdo pasa de la memoria de corto a la de largo plazo. Ahora puede generar electrónicamente ese impulso para fijar los recuerdos directamente en la memoria, sin necesidad de que hayan entrado en el cerebro a través de los sentidos.

Teóricamente, esta técnica podría usarse en el futuro para compartir recuerdos y conocimientos, formar equipos de investigadores en el que cada día, cada uno de ellos, pueda leer los conocimientos y recuerdos de los demás miembros del equipo, acelerando de esa forma el proceso de innovación científica y tecnológica.

O incluso que cualquier persona pueda grabar sus recuerdos en una base de datos de acceso público y a su vez acceder a los recuerdos de cualquier otro que haya vivido anteriormente y que haya copiado sus recuerdos en la misma base de conocimientos que contendrá todo el saber de la humanidad.

En mi opinión

¡Qué interesante! ¡Como la Televisión!

Quedarnos en casa cómodamente sentados mientras experimentamos la sensación de haber vivido las aventuras de la gente que sí sabe lo que es vivir.

Ver Ficha de ¿Podemos Todos Ser Genios? de la serie Secretos del Universo

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies