Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Sexo y Genética

Alimentación

Neurociencias

¿Cuándo Empieza la Vida?

El Significado de la Vida

¿Es Real la Realidad?

¿Qué nos hace ser lo que somos?

¿Podemos Todos Ser Genios?

¿Se puede Piratear la Mente?

¿Somos Todos Intolerantes?

¿Por qué Mentimos?

¿Es la Suerte Real?

¿Existe el Sexto Sentido?

Sociedad

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP35.172.217.40

Datos de Pagina

¿Hay más de Cinco Sentidos? ¿Podemos presentir el Futuro? ¿Percibir pensamientos o emociones?

Creada16-09-2019
Modificada16-09-2019
Total Visitas21
Diciembre2

Reseña del Documental ¿Hay un Sexto Sentido? de la serie Secretos del Universo

¿Existe el Sexto Sentido?

Documental de la serie Secretos del Universo (T2, E5, 2011), en el que Morgan Freeman nos presenta varias investigaciones  que plantean la posibilidad de que los humanos tengamos más sentidos aparte de los cinco conocidos.

El Cerebro Humano es extraordinario. Contiene Cien Mil Millones de Neuronas, tantas como estrellas hay en la Vía Láctea.

Reciben impulsos bioeléctricos de nuestros sentidos, y esa red de neuronas, actuando como un procesador, las gestiona y analiza para que nuestra consciencia decida las acciones que tenemos que realizar como reacción a los cambios de nuestro entorno.

Disponemos de cinco sentidos para observar nuestro entorno: El Olfato, el Gusto, el Tacto, el Oído y la Vista.

Pero algunas investigaciones sugieren que en realidad disponemos de más sentidos.

La Visión Emocional

En la Universidad de Tillburg, en los Países Bajos, Beatrice de Gelder estudia la forma en que las emociones se transmiten de persona a persona.

Estudia la Visión Ciega, una capacidad que tienen algunos ciegos para percibir las emociones en otras personas.

Los Ojos y la zona Visual del CerebroEn un cerebro sano, los ojos perciben la luz, generan impulsos eléctricos y los transmiten a la parte posterior del cerebro, donde se procesan esos impulsos y se crea una imagen mental de nuestro entorno.

En ocasiones se producen derrames cerebrales que interrumpen esa comunicación o dañan la zona cerebral donde se procesan las imágenes. Como consecuencia, perdemos la visión del ojo afectado.

Beatrice ha realizado experimentos en los que se muestran imágenes al ojo ciego para comprobar si esas imágenes llegan de alguna otra forma al cerebro.

Y lo hacen. Aunque no son conscientes de ello, el cerebro reacciona a los estímulos enviados por su ojo ciego.

Esto no ocurre cuando las imágenes son neutras, cuando se muestran objetos o personas en actitudes normales, pero sí cuando se muestran rostros con un alto contenido emocional, como gestos de alegría o enfado.

Al parecer, aunque la información visual se dirige a la zona occipital del cerebro, los contenidos emocionales de la imagen se interceptan y redirigen a otras zonas donde se procesan de forma inconsciente.

Zonas de Visión Emocional del CerebroUtilizando escáneres se ha comprobado que la información emocional de las imágenes se dirige hacia la Amígdala, el Colículo Superior y otras seis estructuras del cerebro interno.

En personas que tienen visión normal, la información visual es mucho más acentuada que la emocional, y ésta queda amortiguada, siendo casi imperceptible, salvo para las personas muy sensibles e intuitivas.

Pero en personas en las que la corteza visual está dañada y no gestiona la información visual, el sentido emocional actúa de formas que nos sorprenden de una forma totalmente inesperada.

Ciencia y Consciencia

David Chalmers es Filósofo y Científico Cognitivo. Estudia la naturaleza y los límites de la Consciencia.

La Ciencia es objetiva. La Consciencia subjetiva. Y se procesa en capas.

Somos Conscientes de nuestro entorno. También somos Conscientes de que somos Conscientes.

Cuando desarrollamos la Ciencia podemos identificar sus componentes básicos, el espacio, el tiempo, la materia, el movimiento, y a partir de ellos podemos construir un enorme conjunto de reglas que nos permitan entender el Universo.

Pero en el caso de la Consciencia no podemos determinar cuáles son los componentes básicos ni establecer unas reglas fijas para entenderla.

El Azar Sesgado

Los ordenadores trabajan con procesos lógicos y matemáticos precisos, pero en ocasiones hace falta emular procesos aleatorios. Para ello se han programado sistemas generadores de números aleatorios.

Estos generadores son capaces de producir series de números en los que no existe ningún sesgo estadístico. Por ejemplo, aunque en unas pocas tiradas puede sacar más pares que impares, en miles de tiradas la proporción viene a ser del 50%.

A mediados de la década de 1.980 se informó de un fenómeno que ocurría a menudo y que aparentemente no tenía explicación. Cuando había personas cerca del generador esperando un resultado determinado, ese resultado aparecía con más frecuencia del que era estadísticamente lógico.

En el caso de la ruleta, en el que se generan números del 0 al 36, todos ellos deberían aparecer con la misma frecuencia, pero si una persona quería que apareciera el 17, este resultado aparecería con una frecuencia ligeramente mayor que los demás.

El Proyecto Consciencia Global

Roger Nelson oyó hablar de este fenómeno e ideó un proyecto para confirmar si esto ocurría realmente, si los sentimientos y deseos de las personas podían alterar los resultados de los generadores de números aleatorios dándoles un sesgo que, por los medios conocidos, no parecía posible.

En la década de 1.990 convenció a numerosos colaboradores en todo el mundo para que registraran millones de números aleatorios y ver si en ellos se producía un sesgo estadístico dependiendo de la presencia, los deseos y el estado emocional de millones de personas.

Creó el Proyecto Consciencia Global, en el que cientos de generadores de números aleatorios repartidos por todo el planeta funcionando las 24 horas, transmiten sus resultados a Princeton, donde se registran, recuentan y examinan los posibles sesgos estadísticos que se puedan producir. Con tantas lecturas, los sesgos son casi mínimos, como es de esperar, pero de vez en cuando se producen sesgos MUY acusados. Entonces examina las noticias internacionales para ver si se ha producido un suceso impactante que haya conmocionado a gran cantidad de personas, y suele ocurrir que sí.

También lo hace al revés, cuando se produce una noticia impactante examina los sesgos estadísticos que se hayan producido al mismo tiempo, y por regla general localiza sesgos muy acusados.

Los resultados sugieren que de alguna forma que aún no entendemos las emociones de las personas pueden alterar el mundo físico, aún en una escala tan pequeña e insustancial como los generadores de números aleatorios.

Mira lo que estoy Pensando

El biólogo Rupert Sheldrake cree que los seres vivos generan un Campo Mórfico a su alrededor que puede interactuar con los campos mórficos de otros seres vivos. El piensa que los campos mórficos son los que permiten que las bandadas de aves o manadas de animales vuelen o viajen en formaciones compactas y coordinadas. También son los que nos provocan una extraña sensación cuando alguien a quien no vemos nos observa detenidamente a nuestra espalda.

Es una teoría muy controvertida ya que ningún instrumento científico ni observación contrastada ha podido detectar algo parecido.

Para comprobar si existe el campo mórfico, Sheldrake ha diseñado un experimento en el que coloca una persona de espaldas y con los ojos vendados mientras otra persona a su espalda puede estarla mirando y concentrada en ella, o mirando a cualquier otra parte pensando en banalidades. El sujeto debe adivinar si le está mirando o no.

Tras una serie de pruebas, se observa que hay el doble de aciertos que de errores.

El experimento es lo bastante sencillo para que cualquiera pueda realizarlo en su casa, con la ayuda de un voluntario, así que os animo a probar y ver si podéis observar que, efectivamente, hay un sesgo estadístico lo suficientemente alto para suponer que existe algún tipo de campo mórfico.

El Sentido Magnético

Michael Persinger, Biólogo, Neurocientífico, trabaja en la Universidad Laurentiana de Canadá, e investiga si existe alguna influencia entre el Campo Magnético Terrestre y el funcionamiento bioeléctrico de nuestro cerebro.

Algunos animales, como las aves, tienen un órgano capaz de percibir los campos magnéticos y lo utilizan para sus migraciones de larga distancia o para orientarse y poder regresar a sus nidos.

Los humanos, al parecer, carecemos de ese órgano, no tenemos un Sentido Magnético, pero Persinger ha diseñado un experimento para comprobarlo.

Coloca a dos personas en dos habitaciones aisladas, no solo en imagen y sonido, sino también magnéticamente. Con unas bobinas eléctricas alrededor de su cabeza se generan campos magnéticos idénticos. A uno de los sujetos se le muestran en tiempos aleatorios destellos de luz y se examinan las ondas cerebrales de ambos.

Al percibir los destellos, la actividad cerebral aumenta ¡en ambos sujetos! Incluso en aquél que no ha recibido ningún estímulo visual.

Persinger cree que existe una comunicación entre las actividades mentales de las 7.000 Millones de personas del planeta que comparten el Campo Magnético Terrestre.

Y de nuevo recomiendo repetir la experiencia, pero variando los parámetros. Por ejemplo, sin que lo sepan los sujetos ni el que toma nota de los fallos y aciertos, que las bobinas estén encendidas o apagadas, o sólo una encendida. Que los sujetos estén separados a más distancia, que se seleccione a personas que no se conozcan o a más de dos personas. En fin, un estudio más exhaustivo en condiciones variables, y observar si existen diferencias en los resultados según varíen los parámetros del experimento.

Bilocalización Cuántica

Michio Kaku es un físico teórico que estudia los misteriosos campos de la Mecánica Cuántica y la Teoría de Cuerdas.

Según la Teoría de Cuerdas, el espacio no consta de 3 Dimensiones, sino de 9. Las partículas son cuerdas, abiertas o cerradas, que vibran en todas esas dimensiones, pero sólo percibimos los efectos que se producen en las 3 Dimensiones que podemos observar.

Según la Mecánica Cuántica una partícula puede estar en dos estados diferentes o en dos sitios distintos al mismo tiempo. Sólo cuando la observamos se establece el estado y posición de la partícula.

Según la mayoría de los científicos, ese estado y posición se establecen de una forma aleatoria, pero algunos piensan que de alguna forma nuestras mentes pueden influir en el resultado.

El Gato de Schrödinger

Erwin Schrödinger describió un experimento mental para explicar las extrañas reglas de su teoría.

Colocamos un gato dentro de una caja de la que no podemos ver el interior. En ella hay un veneno que se liberará cuando una partícula subatómica se desintegre. Tampoco podemos ver esa partícula.

Según la mecánica cuántica, la partícula existe simultáneamente en ambos estados, y su situación no se establecerá hasta que la observemos.

Y si la partícula está en ambos estados, entonces el gato también estará Vivo y Muerto simultáneamente.

Las dos situaciones coexisten al mismo tiempo y sólo en el momento en que observemos el estado de la partícula o abramos la caja, una de las dos situaciones se hará real.

Pero Eugene Wigner, otro físico experto en Mecánica Cuántica, elaboró una teoría aún más controvertida. Él creía que la Mecánica Cuántica puede ser controlada por la Consciencia.

Si el Gato de Schrödinger está simultáneamente Vivo y Muerto, y su estado real sólo se determina cuando es observado por un ser consciente, entonces es la Consciencia la que determina la realidad. No sólo del Gato, sino de todo el Universo, de cualquier situación o suceso que dependa de la Mecánica Cuántica.

¿Hay alguna forma en que se pueda demostrar?

El Sesgo del 11 de Septiembre

El 11 de Septiembre de 2.001, el mundo quedó conmocionado por el atentado de las torres gemelas del World Trade Center.

Unos días más tarde, Roger Nelson examinó los números aleatorios que se habían registrado durante esos días en todos los ordenadores conectados a la red del Proyecto Conciencia Global y detectó un sesgo muy acentuado.

En los minutos transcurridos entre el momento en que el primer avión se estrelló contra una de las torres gemelas hasta que ambas torres se derrumbaron, se produjo una deriva estadística muy significativa.

Pero más importante, la deriva se empezó a producir unos minutos antes de que el primer avión se estrellara.

Es la única vez que el Proyecto Conciencia Global ha detectado una deriva estadística ANTES de un suceso tan traumático para la humanidad como los atentados del 11 de Septiembre.

Y no hay ninguna explicación para este hecho.

Presintiendo el Futuro

Dean Radin, investigador del Instituto de Ciencias Noéticas, cree que en ocasiones podemos presentir el futuro.

Algunas personas han tenido la experiencia de ir conduciendo por una carretera, y al llegar a un semáforo en verde se han sentido intranquilos, ansiosos. A pesar de tener el semáforo en verde han frenado, y en ese momento se ha cruzado un camión que a toda velocidad se ha saltado el semáforo.

Para comprobar si el cerebro puede tener presentimientos, Radin ha diseñado un experimento. A una serie de voluntarios se les muestran imágenes aleatorias, algunas neutras, otras con una fuerte carga emotiva (accidentes, incendios, actos de violencia, gestos de rabia, etc.). Al mismo tiempo se examinan algunas de sus constantes fisiológicas, pulsaciones, sudoración, etc.

Según lo que parece lógico, al aparecer esas imágenes se debería producir una reacción fisiológica, pero sorprendentemente la reacción se empieza a producir unos 5 segundos ANTES de que aparezca la imagen.

Radin ha repetido la prueba durante más de 30 años en cientos de sujetos y en casi todos los casos se produce el mismo efecto.

Ondas Avanzadas hacia el Pasado

En la década de 1.860, el físico James Clerk Maxwell desarrolló toda la teoría que explica el electromagnetismo, que incluye las ondas de radio y la luz.

Pero en las ecuaciones matemáticas de Maxwell existe una segunda solución, que aunque nunca se ha considerado con seriedad por tener implicaciones que se consideraban absurdas, los científicos posteriores han intentado descartarla sin éxito.

Según esa segunda solución, las ondas podrían transmitir información del Futuro al Presente.

En la década de 1.950, el físico Richard Feynman demostró que lo que parecían Ondas Avanzadas no eran sino partículas de Antimateria actuando hacia el futuro pero de una forma opuesta, simétrica a la Materia normal.

La teoría de las Ondas Avanzadas ha quedado descartada, pero Radin piensa que tal vez no lo esté del todo. Una teoría puede ser descartada por las matemáticas o por los hechos, la Evidencia Empírica. Feynman demostró con las matemáticas que las Ondas Avanzadas eran un espejismo, pero los hechos recopilados por Radin durante décadas indican que SÍ hay algo que envía información del Futuro hacia el presente.

Precognición Sexual

Daryl Bem, Profesor de Psicología en la Universidad de Cornell, lleva 8 años estudiando la precognición y realizando experimentos para determinar si existe realmente.

A los sujetos de su experimento se les muestra en la pantalla de un ordenador dos cortinas. Tras una hay una imagen. En la otra no. Se les pide a los sujetos que elijan una de las cortinas y se contabilizan los resultados.

El porcentaje de aciertos es, como era de esperar, del 50%. Pero si las imágenes son eróticas, el porcentaje aumenta al 53%.

Parece poca cosa, pero este sesgo estadístico es lo bastante significativo para hacer pensar que tal vez la Naturaleza ha creado en algún momento un órgano sensorial que permite presentir las mayores probabilidades de reproducción y la Evolución ha extendido esa capacidad a una proporción importante de la población.

En cualquier caso, aunque actualmente estos estudios están encuadrados dentro de lo que se considera Parapsicología, tal vez exista alguna explicación natural para estos enigmas y la Ciencia pueda por fin descubrirla.

En mi opinión

Cuando tenía entre 10 y 15 años, yo me creía muchas de estas cosas de Realismo Fantástico, más fantástico que realismo. Por esa época leí el libro, Nautilus: 90 grados Norte, que describe el viaje (real, no fantástico) de un submarino atómico bajo los hielos del Ártico hasta llegar al polo Norte. En el libro se mencionaba un misterio: un extraño pasajero al que nadie llegó a conocer que viajaba en un camarote y al que nadie veía más que al llevarle la comida.

Años más tarde, en otros libros y revistas de Realismo Fantástico, se revelaba que ese pasajero era parte de un experimento parapsicológico. Un sujeto que a determinadas horas tenía que adivinar las cartas que a la misma hora estaría viendo otro sujeto en una universidad de USA. O viceversa. Todo con el fin de demostrar, por medio de la estadística, que existía la telepatía y que podía funcionar a miles de Km de distancia, entre una sala de la Universidad y un submarino sumergido.

Lo que me convenció de que todo esto era una trola y un timo es la forma en que se explicaron los resultados.

En los resultados se contabilizaron resultados pares (tantos aciertos como fallos) y sesgados, la mitad positivos (más aciertos que fallos) y la mitad negativos, más fallos que aciertos. Pero si en las sesiones con sesgo negativo se desplazaban los resultados en una, dos o seis tiradas, entonces los sesgos negativos se convertían en positivos. Y eso demostraba que además de leer la mente del emisor, el receptor estaba ¡adivinando el futuro!

La conclusión me llamó la atención, y tras un poco de análisis y razonamiento me di cuenta de que era la mayor tontería que se podía imaginar.

Veamos, cualquier enumeración de datos aleatorios, si la desplazamos una, dos, tres o cualquier cantidad de pasos a la derecha o a la izquierda, dará distintos sesgos, unos positivos y otros negativos, sea cual sea el mecanismo de muestreo. Elegir arbitrariamente los desplazamientos que resulten favorables no es ni más ni menos que un engaño y una estafa.

Entre ese y otros experimentos realizados por otros investigadores, que también tenían trampas y engaños similares, dejé de creer en estos fenómenos paranormales. 

Hasta ahora.

Desde entonces estoy convencido de que todo cuanto existe u ocurre en el Universo tiene una explicación Natural, obedece las leyes naturales.

Lo Sobrenatural, hechos sobrenaturales o seres sobrenaturales, no ocurre ni existe.

Así que cualquier cosa que ocurra tiene una explicación natural.

Ahora bien, la Ciencia no ha conseguido revelar aún TODAS las leyes naturales. Quizás no lo haga nunca. Si vemos un suceso que según las leyes naturales conocidas no tiene explicación, eso no significa que existan seres o fenómenos sobrenaturales, sino que aún no conocemos TODAS las leyes naturales.

¿Existen sentidos que nos permitan percibir los sentimientos de personas a las que ni vemos, ni oímos, ni olemos? ¿Que puedan presentir el futuro?

Los experimentos mencionados en este documental parecen indicar que es posible, pero al buscar información en Internet se encuentran numerosas réplicas y contrarréplicas, críticas sobre los métodos utilizados y denuncias de que los sesgos que contradicen estas teorías son descartados. En resumen, que no son nada fiables.

Si algo de todo esto es cierto, sólo la ciencia objetiva podría encontrar una Explicación Natural, que aún no conocemos, pero que tarde o temprano podremos descubrir. Si no, nos encontramos con fraudes y engaños. Con lo cual no quiero decir que los que defienden estas teorías sean estafadores. También es posible que se engañen a sí mismos. Si estudiáis la Historia de la Ciencia, veréis que han habido varios, bastantes, científicos honestos que han defendido teorías que posteriormente han sido refutadas.

Y después de estos comentarios, mi recomendación es que no vale la pena perder el tiempo en ver este documental, salvo quizás el primer capítulo, la investigación de Beatrice de Gelder. Lo demás no me lo creo.

Eso sí, después de verlo me ha dado por escribir un artículo donde expongo lo que sé, lo que he aprendido, sobre El Imperio de los Sentidos. Ese sí os lo recomiendo.

Ver Ficha de ¿Hay un Sexto Sentido? de la serie Secretos del Universo

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies