Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Física y Espacio

Viajes en el Tiempo

¿Existe Realmente el Tiempo?

¿Podemos Viajar en el Tiempo?

Viaje en el Tiempo

¿Es posible Viajar en el Tiempo?

¿Se puede Retroceder en el Tiempo?

El Universo

El Sistema Solar

Vida Extraterrestre

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.81.220.239

Datos de Pagina

¿Es el Tiempo algo Real? ¿Es una Ilusión, una construcción de nuestras mentes para entender cómo funciona el Universo?

Creada24-12-2018
Modificada24-12-2018
Total Visitas32
Julio3

Reseña del Documental ¿Existe el Tiempo? de la serie Secretos del Universo

¿Existe Realmente el Tiempo?

Documental de la serie Secretos del Universo (T2, E3, 2011) donde Morgan Freeman nos presenta varias investigaciones que podrían concluir que el Tiempo no es una entidad real, sino una sensación subjetiva de los seres vivos.

En 1.884, en un congreso científico en Inglaterra, se decidió que el meridiano que pasa por la ciudad de Grenwich sería el meridiano inicial desde el que se contarían las latitudes de los mapas y la hora oficial internacional.

Newton pensaba que el Tiempo era un mecanismo consustancial al Universo que había sido puesto en marcha por Dios en el momento de la Creación. Todo lo que ocurría en el Universo se ajustaría a ese ritmo, universal e idéntico en todo el Universo.

En eso se equivocaba. Einstein demostró que el Tiempo puede transcurrir a distintas velocidades para distintos observadores, dependiendo de su situación y su estado de movimiento.

No existe un Reloj Universal, sino que cada suceso crea su propia medida del Tiempo.

La Velocidad Relativa del Tiempo

En Boulder, Colorado, se encuentra el reloj más preciso del mundo. Solo pierde un segundo cada 3'7 Ga. En el año 2.010, allí se sincronizaron a la perfección dos relojes idénticos. Luego colocaron uno de ellos 30 cm más alto. Entre ellos se produjo un desfase debido a que el reloj más alto, al estar más lejos del centro de gravedad de la Tierra, iba ligeramente más rápido. La diferencia era muy poca, de billonésimas de segundo cada día, pero podía ser medida y confirmaba lo que, un siglo antes, Einstein había predicho que ocurriría.

La Relatividad del Tiempo provoca situaciones extrañas, como que los astronautas en el espacio experimentan más tiempo que en la superficie de la Tierra. Si llevaran un reloj sincronizado con otro en la superficie, al regresar verían que han vivido varias milésimas de segundo más que los que se quedaron en tierra.

En realidad hay dos factores que alteran la velocidad del Tiempo. Al estar más lejos del campo gravitatorio terrestre el tiempo transcurre más rápido. Pero para mantenerse en órbita tienen que viajar a muy altas velocidades y eso hace que el tiempo se ralentice. Los astronautas experimentarán ambos efectos y según su altura y su velocidad el balance podría ser positivo o negativo.

Según la Teoría de la Relatividad de Eisntein, el espacio 3D en el que vivimos se deforma en una cuarta dimensión, y eso es lo que genera la Fuerza de Gravedad. Einstein asumió que esa cuarta dimensión es el Tiempo, y creó el concepto de Espacio-Tiempo en el que ambos conceptos crean una realidad común e inseparable.

Las masas deforman el Espacio, variando las distancias, y también deforman el Tiempo, variando la velocidad a la que suceden las cosas.

Cuando miramos a nuestro alrededor podemos comprobar que TODO el Espacio existe simultáneamente. Según la Teoría del Espacio-Tiempo, también existe TODO el Tiempo, y lo que vemos en cualquier instante no es más que una rebanada del Espacio-Tiempo.

Pero igual que no podemos estar en dos sitios a la vez, tampoco podemos vivir dos tiempos a la vez. De hecho, ni siquiera podemos movernos por el Tiempo, viajar al pasado o ver cosas de nuestro futuro.

La Velocidad Subjetiva del Tiempo

La velocidad a la que percibimos el transcurso del tiempo es subjetiva. Y aumenta con la edad. Para un niño, los veranos son muy largos. Para un anciano el verano pasa en un suspiro.

Se ha calculado que la velocidad a la que percibimos el tiempo es proporcional a la raíz cuadrada de nuestra edad. Si un niño de 10 años percibe el tiempo a un ritmo de 1 s/s, una persona de 20 lo percibiría a 1'4 s/s. Y una de 60 a 2'44 s/s.

Hace años leí que eso es porque percibimos el transcurso del tiempo comparándolo con el total de nuestra vida. Para un niño, un año dura la décima parte de su vida. Para un anciano sería un sesentavo de su vida.

Eso no se corresponde con la raíz de la edad, pero tampoco creo que esa proporción sea tan exacta como las matemáticas.

David Eagleman, de la Facultad de Medicina de Bailor, ha estudiado la forma en que las personas perciben el transcurso del tiempo y ha comprobado que también depende del estado anímico de las personas.

Ya lo dijo un físico explicando la Relatividad de Einstein. Un segundo sentado en una estufa es más largo que una hora hablando con una bella estudiante.

Y del uso de sustancias alucinógenas que provocan Estados Alterados de la Conciencia. Las personas que usan drogas pueden tener la sensación de que llevan horas en una situación en la que apenas llevan unos minutos. Esto puede ser debido a que las drogas impiden la fijación de recuerdos y no son conscientes del momento en que han llegado allí.

Cuando tenemos un accidente podemos sentir como si todo ocurriera a cámara lenta, y en estos casos somos capaces de recordar el más mínimo detalle. En estos casos es porque el cerebro lo graba TODO, y cuando lo recordamos tenemos la sensación de que han ocurrido gran cantidad de cosas en apenas unos segundos.

Otro fenómeno curioso es que cuando estamos a punto de despertar, si nos echan un chorro de agua encima (a mí me pasó en la mili) podemos despertar con el recuerdo de un sueño en el que nos estamos empapando con la lluvia. Nuestro recuerdo es el de un sueño de varios minutos, incluso horas, pero ese sueño se ha construido en nuestra mente en los escasos segundos transcurridos desde que nos cae el agua hasta que nos despertamos.

Eagleman ha diseñado un experimento en el que un sujeto pulsa un botón y se enciende una luz. Si programa que la luz se encienda una décima de segundo después de pulsar el botón, el sujeto nota ese desfase, pero al repetirlo muchas veces el cerebro asume que ambos actos son simultáneos.

Si después elimina ese desfase, el sujeto siente que la luz se enciende ANTES de que él haya pulsado el botón, pero tras repetir la acción varias veces el cerebro reajusta la simultaneidad de ambos sucesos.

Eagleman cree que los enfermos de esquizofrenia adolecen de un defecto cerebral por el que no perciben la relación entre sus actos y las consecuencias. Cuando ejecutan una acción agresiva no son capaces de reconocer que las consecuencias están relacionadas con sus actos y que por tanto son culpa suya.

Como dijo Homer Simpson: "Yo no quiero pegar a nadie, pero si alguien golpea mis puños con la cara mientras yo agito los puños avanzando con los ojos cerrados, será culpa suya"

La conclusión de Eagleman es que el Tiempo no es una entidad real, sino una construcción mental que nos permite diferenciar entre actos y consecuencias, causas y efectos. Según él, cuando esto pueda ser demostrado los físicos y matemáticos deberán cambiar su concepto de Espacio-Tiempo y reformular todas sus teorías para adaptarlas al hecho de que el Tiempo no es una dimensión ni existe como entidad física.

¿Existe el Tiempo?

En el año 500 aC, el filósofo Parménides declaró que el movimiento es imposible porque para que una persona vaya de un lugar a otro tiene que pasar por infinitos pasos intermedios, y nadie puede dar infinitos pasos.

Su propuesta era radical y, evidentemente, equivocada, pero ningún filósofo de su época pudo rebatir de forma lógica su argumentación.

Aunque empíricamente, y según el refranero popular, El Movimiento se Demuestra Andando.

El Físico Julian Barbour cree que el Tiempo no existe, sino que es una ilusión, una construcción de la mente para racionalizar la forma en que se suceden los sucesos del mundo que nos rodea. Ha reformulado muchas ecuaciones de la Física Cuántica y relativista con el fin de demostrar que el Tiempo no es necesario para comprender el Universo.

Su concepción está basada en la Ecuación de Wheeler DeWitt, que se hizo popular en los años 1.960 y en la que aplicando la ecuación de Schrödinger a todo el Universo se llega a una solución en la que la variable Tiempo desaparece de la ecuación.

El físico Lee Smolin, no está de acuerdo con él. Lo mismo que Tim Maudlin, Filósofo de Ciencias. Ambos piensan que Barbour está equivocado y el Tiempo es algo real.

El problema es que la Física se representa mediante matemáticas, y éstas son inmutables, no cambian con el Tiempo. Si nos concentramos en los números podemos perder la perspectiva del mundo físico, que sí cambia con el Tiempo.

De hecho, es posible establecer un sistema matemático en el que se prescinda del Espacio, pero no del Tiempo.

El Inicio del Tiempo

Los físicos que estudian el Big Bang creen que en ese momento se creó el Espacio, pero no están seguros de que el Tiempo también se creara en ese instante o si ya existía antes del Big Bang.

Smolin es de los que piensan que el Tiempo ya existía antes del Big Bang, y cree que puede demostrarlo observando cómo las partículas de luz se comportan en las distancias largas.

La luz viaja a 300 Mm/s. Si el Tiempo fuera una ilusión, esto sería cierto en todo el Universo y en todas las épocas. Pero si el Tiempo es real, es posible que las leyes del Universo y la velocidad de la luz hayan cambiado a medida que el Universo va envejeciendo.

Para comprobarlo habría que captar fotones que lleven viajando desde al menos 10 Ga, casi desde el origen del Universo.

Según Smolin, si la velocidad de la luz ha cambiado desde el origen del Universo, ese cambio afectaría antes a los fotones más energéticos, y se traduciría en que éstos irían un poco más lentos que los menos energéticos.

Si el telescopio espacial Fermi pudiera captar dos fotones de distintas intensidades procedentes de una misma supernova de hace 10 Ga y los más energéticos llegasen unos segundos después que los menos energéticos, demostraría que la velocidad de la luz ha cambiado y que el Tiempo es algo real.

Tiempo y Entropía

Independientemente de todos estos razonamientos, si el Tiempo es algo real aún tenemos que responder a una pregunta. ¿Por qué siempre avanza hacia al futuro y nunca hacia el pasado?

La respuesta está en la Entropía.

El Físico Sean Carroll nos explica cómo en todos los sistemas existe una cierta cantidad de entropía, desorden, y cómo ésta aumenta con el tiempo. Las personas envejecen, los platos se rompen, las comidas se enfrían, las máquinas se estropean. En cualquier sistema cerrado, donde no haya intercambio energético con el exterior, todo se degrada, se desordena. Aumenta la entropía.

El Universo es un Sistema Cerrado en el que no hay exterior, por tanto la entropía va aumentando continuamente. Eso lleva a que hoy en día hay más entropía que hace 10 Ga, y dentro de 10 Ga la entropía será aún mayor.

Cuando Newton, Einstein y otros muchos científicos descubrieron las Leyes del Universo, éstas eran universales y podían funcionar de la misma forma hacia el futuro o hacia el pasado. Pero en el Universo las cosas no ocurren así.

Las bolas de una mesa de billar no empiezan a moverse acelerando ni chocan para detenerse bruscamente en la posición inicial de la partida. Los trozos de una taza no se recomponen ni el café derramado se mete en su interior para luego subir hasta el borde de la mesa de la que cayeron.

A los físicos no les gustan las asimetrías. Prefieren trabajar con fórmulas que describan un Universo simétrico.

Para explicar esto, Carroll propone la idea de que existen infinitos universos y en algunos la entropía aumenta mientras en otros disminuye. En los universos en los que la entropía disminuye, los hipotéticos seres que vivieran en él no percibirían una diferencia porque en esos universos el tiempo transcurre al revés.

Tiempo Bidimensional

Steve Weinstein, físico y filósofo del Instituto Perimeter, cree que el tiempo es real, pero introduce una idea que podría cambiar el concepto que tenemos del Tiempo.

Basándose en la Teoría de Cuerdas, que afirma que el Espacio tiene más de las tres dimensiones que vemos, cree que también el Tiempo puede tener dos o más dimensiones.

Según la física cuántica, las partículas elementales no se desplazan de forma lineal y continua entre dos posiciones del espacio, sino que desaparecen y aparecen de forma aparentemente aleatoria y caótica, sin que podamos precisar su posición exacta. Lo único que podemos hacer es establecer una nube probabilística, una zona donde sea más probable encontrarla.

Steve cree que la trayectoria de las partículas no se produce a saltos, sino de forma lineal, pero a través de extradimensiones, por encima de las tres que nosotros podemos percibir. Y algunas de esas dimensiones podrían ser, no espaciales, sino temporales.

Si su teoría fuera cierta, el misterioso y desconcertante mundo de la física cuántica podría ser explicado, pero las leyes físicas ya son bastante complejas intentando explicar un universo de 10 dimensiones espaciales. Añadir la posibilidad de que el Tiempo sea bidimensional sería tan complejo que las matemáticas, tal como las conocemos hoy en día, serían incapaces de explicar el Universo.

En mi opinión

Hace años imaginé, dentro de mi Teoría de la Gran Onda, que la Velocidad de la Luz podría disminuir con la edad del Universo. Tras varios años de meditarlo no llegué a ninguna conclusión útil ni ninguna forma de que eso pudiera ser verificado, así que abandoné la idea.

Si fuera cierto que la luz más energética frena antes que la menos energética, eso sí podría verificarse pero, sinceramente, no lo creo.

Todos los fenómenos físicos ocurren a una velocidad que está determinada por la velocidad de la luz. Si la luz cambiara su velocidad, también cambiaría la velocidad a la que ocurren las cosas, cambiaría la velocidad del Tiempo. Y no creo que haya ninguna forma en que eso afecte a la percepción de los seres vivos de las leyes de la física.

Si la velocidad de la luz disminuye, también lo hará la velocidad a la que las neuronas transmiten la información al cerebro, a la que éste las procesa y a la que responde a un estímulo. Si el Universo funciona más despacio y tú vives más despacio, en la misma proporción ¿cómo puedes percibir la diferencia?

En cualquier caso, sigue siendo una percepción, una ilusión, un mecanismo de nuestra mente que nos permite conectar los actos con las consecuencias y que nos permite sobrevivir en este universo cambiante.

Yo estoy convencido de que el Tiempo no es real, no es una entidad física y tampoco una dimensión, y estoy bastante seguro de que el concepto de Espacio-Tiempo no es real.

Pero eso es algo que aún está por demostrar. Es cuestión de Tiempo.

Ver Ficha de ¿Existe el Tiempo? de la serie Secretos del Universo

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies