Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Sexo y Genética

Alimentación

Neurociencias

¿Cuándo Empieza la Vida?

El Significado de la Vida

¿Es Real la Realidad?

¿Qué nos hace ser lo que somos?

¿Podemos Todos Ser Genios?

¿Se puede Piratear la Mente?

¿Somos Todos Intolerantes?

¿Por qué Mentimos?

¿Es la Suerte Real?

¿Existe el Sexto Sentido?

Sociedad

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP34.204.189.171

Datos de Pagina

Morgan Freeman nos presenta varias investigaciones y teorías sobre la Vida, su inicio y la posibilidad de que podamos crear otra forma de Vida

Creada10-09-2019
Modificada10-09-2019
Total Visitas12
Octubre5

Reseña del Documental ¿Cuándo Empieza la Vida? de la serie Secretos del Universo

¿Cuándo Empieza la Vida?

Documental de la serie Secretos del Universo (T4, E2, 2013), en el que Morgan Freeman nos presenta varias investigaciones y teorías sobre la Vida, su inicio y la posibilidad de que podamos crear otras formas de Vida

Todos existimos. Todos hemos empezado a existir en algún momento.

Los líderes religiosos opinan que nuestra Vida empezó a partir del mismo momento de la concepción.

Los científicos no lo tienen tan claro. Para algunos sí, pero otros opinan que no somos seres vivos hasta que tenemos neuronas capaces de reaccionar a los estímulos de nuestros sentidos. O quizás no estamos vivos hasta el momento del nacimiento. O tal vez cuando adquirimos autoconsciencia.

Y si en el futuro somos capaces de crear máquinas, robots capaces de crecer, reproducirse, razonar y tener autoconsciencia ¿serán seres vivos?

La Vida Haciendo más Vida

Maureen Condic, Bióloga Neurocientífica de la Facultad de Medicina de Utah, estudia las formas de vida que crecen en las montañas de su entorno. Distintas especies se reproducen de distintas formas.

Algunos árboles, como los Álamos Temblones, se clonan. De las raíces que se extienden por el terreno surgen brotes que crecen como nuevos árboles, formando bosquecillos, pero en realidad es la misma planta, con el mismo código genético, miles de veces repetido en cada uno de los árboles.

Los gusanos de la especie planaria se reproducen por división. Cuando una planaria está preparada para ello, se adhiere por el centro a una roca y se estira hasta dividirse en dos, que luego crecen para convertirse en DOS gusanos.

Otros animales, lagartos y aves, ponen huevos. Los mamíferos crean un embrión que se desarrolla dentro de la hembra hasta su nacimiento.

Los humanos somos mamíferos y nos reproducimos combinando los cromosomas de dos individuos, macho y hembra, para formar una célula capaz de multiplicarse de forma organizada para crear un embrión que se desarrollará en el vientre materno hasta formar una persona, distinta a sus padres pero con la mitad de las características de cada uno de ellos.

Gestación de un Embrión HumanoNada más producirse la unión del espermatozoide y el óvulo, se forma una célula que en su interior contiene todas las instrucciones necesarias para el desarrollo de un ser humano.

Siguiendo esas instrucciones, la célula comienza a dividirse en 2, 4, 8, 16, etc.

Las células comienzan a diferenciarse, realizando distintas funciones, mientras el embrión sigue creciendo.

Al cabo de una semana, el embrión se implanta en la pared del útero. Otra semana más tarde, las células se reorganizan para formar un cuerpo rudimentario. Tres semanas más tarde se forma un sistema nervioso.

Las células siguen multiplicándose de forma diferenciada, creando órganos. El corazón empieza a latir. La columna vertebral toma forma. Los brazos y piernas empiezan a sobresalir. Durante esa etapa se forma el cerebro.

Parientes en Nosotros

La doctora Hilary Gammill, del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, cree que el origen de una Vida Humana no está en la concepción, sino en una etapa muy anterior, que puede remontarse a varias generaciones.

Estudia principalmente el intercambio de células entre el embrión y la madre gestante.

Durante mucho tiempo se pensó que la placenta es una membrana aislante que mantiene separadas las células de la madre de las del feto.

Pero al estudiar el torrente sanguíneo de las madres, se ha descubierto que en la sangre materna también hay gran cantidad de células del feto. Y viceversa.

Durante el proceso embrionario y fetal hay un intercambio constante de células de la madre y el feto, con distinta combinación genética.

Y esas células no se eliminan tras el parto, sino que pueden sobrevivir durante décadas.

Un hermano menor puede recibir células de sus hermanos mayores, que aún sobreviven en la madre. Incluso es posible que una madre aún conserve células de SU madre, o de los hermanos mayores de ésta, los tíos del feto. O de sus abuelos.

Por regla general, el cuerpo rechaza las células ajenas, pero en ocasiones, cuando incorporan suficientes genes comunes, puede aceptarlas, tolerarlas, e incluso convivir con ellas.

En ocasiones, las células ajenas de parientes cercanos pueden provocar beneficios, realizando acciones para las que nuestros genes no están capacitados. En otras ocasiones pueden provocar reacciones autoinmunes, haciéndonos más propensos a algunas enfermedades.

La Consciencia Humana

¿En qué momento podemos considerar que un ser está VIVO?

El Doctor Hugo Lagercrantz fue director de la Unidad de Cuidados Intensivos neonatales del hospital infantil Astrid Lindgren, en Estocolmo. Se encargaba de monitorizar a los recién nacidos y observó que para ellos el momento del parto era el más estresante que habrían de sufrir en toda su vida.

Afortunadamente, nadie recuerda el momento del parto.

Se preguntó en qué momento los bebés adquirían consciencia de su propia existencia, e intentó hacer un símil con la consciencia de los peces.

Los peces sienten dolor, pero este dolor es un reflejo inconsciente. No son conscientes de ese dolor porque sus cerebros carecen de un circuito llamado Conexión Tálamo-Cortical.

Las conexiones tálamo-corticales funcionan como una centralita telefónica, que recibe impulsos eléctricos de los nervios conectados a los sentidos, los procesan y generan una respuesta motora. En los peces los impulsos de los sentidos generan respuestas motoras sin pasar por el cerebro, por lo que ni siquiera son conscientes de haber experimentado dolor. Pero en los humanos esos impulsos son procesados por el cerebro, y además de generar respuestas motoras reflejas, también son procesados por la consciencia.

Eso permite que los cerebros complejos, como los humanos, recuerden las situaciones en las que han experimentado dolor y luego sean capaces de evitar esas situaciones, cosa que los peces no pueden hacer.

Se ha expuesto a bebés recién nacidos a diversos olores y estudiando sus reacciones cerebrales se ha comprobado que distinguen perfectamente olores familiares, como el de la leche materna, olores agradables como la vainilla o desagradables como la acetona. Y reaccionan de forma consecuente.

Eso lleva a la conclusión de que los recién nacidos ya son conscientes de su entorno.

No se puede realizar el mismo experimento con fetos nonatos, pero sí en bebés prematuros, y Hugo ha comprobado que se consiguen los mismos resultados a partir de la semana 25~26 de gestación, pero no antes.

El Nacimiento de la Personalidad

El Psicólogo Infantil Philippe Rochat cree que la consciencia nace más tarde. Sorprendentemente, mucho después del nacimiento.

Los humanos somos los únicos seres que se preocupan de lo que los demás piensan de ellos. Cuidamos nuestro aspecto y nuestra reputación, y nos avergonzamos y ruborizamos si los demás nos miran con desaprobación.

Según Rochat, sólo cuando somos conscientes de lo que piensan los demás es cuando realmente hemos alcanzado plenamente nuestra consciencia social.

¿En qué momento adquirimos esta consciencia?

Rochat ha diseñado un experimento para saberlo. Se introduce al niño en una sala en la que todas las personas llevan un papel adherido en la frente. Sin que él se de cuenta, le colocamos otro del mismo color.

Al cabo de un rato le mostramos su imagen en un espejo y observamos como reacciona.

En los niños pequeños, de un año, su reacción es quitarse el papel de la frente. Pero en los niños de 4 años, tras unos segundos de sorpresa y de observar a las demás personas con papeles en la frente, el niño se lo deja puesto.

En otro experimento se deja a los niños solos con varios vasos apilados en la mesa, formando una pirámide. Sin que el niño lo vea, se tira de un hilo que hace derrumbarse la pirámide. Los niños más pequeños, de 3~4 años, no hacen nada. Los niños mayores, de 5 años en adelante, temen ser culpados del derribo y reconstruyen la pirámide antes de que vuelva a entrar el psicólogo.

Rochat concluye que es a partir de los 5 años cuando podemos considerar que un niño es plenamente una persona social.

Vida Artificial

Todos podemos percibir que una araña es un Ser Vivo. Una piedra no. Pero si con varias piezas de plástico, minerales y metal construimos una máquina capaz de percibir su entorno y reaccionar adecuadamente para conseguir objetivos ¿cómo podemos distinguir si es un Ser Vivo?

Eugene Izhikevich es un neurocientífico computacional que estudia la forma en que el cerebro procesa la información.

La unidad principal de proceso de información cerebral es la Neurona.

Una Neurona es una célula que tiene la capacidad de comunicarse con otras neuronas transmitiendo impulsos electroquímicos entre ellas a través de conexiones llamadas sinapsis.

En el cerebro de cualquier persona adulta existen Cien Millones de Neuronas y casi un cuatrillón de sinapsis.

Como siempre, cuidado con los billones USA. Lo que para los useños es un cuatrillón, para los europeos sería Mil Billones. Y esta es la cantidad que me parece más razonable. Sencillamente, un cuatrillón de sinapsis tendría un tamaño mayor que el Everest.

Cuando una neurona recibe un impulso eléctrico, lo transmite a través de una o varias sinapsis a otras neuronas. Los recuerdos no se almacenan en UNA neurona, sino en una senda electroquímica que puede conectar a decenas o cientos de neuronas.

Las sendas neuronales se entrecruzan en el cerebro, y una misma neurona puede formar parte de cientos de sendas distintas.

Y aprenden. Cuando una neurona recibe un impulso por una sinapsis que no ha sido usada anteriormente, lo transmite por otra sinapsis de una forma aparentemente aleatoria. Y cuando vuelve a recibir el impulso en la misma sinapsis, repite el camino ya trazado, fijando una red de procesamiento electroquímico.

El Cerebro se convierte en una Computadora, pequeña en tamaño pero gigantesca en la capacidad de procesar la información recibida desde los sentidos y generar instrucciones, reflejas o racionales, para reaccionar al entorno de la forma más eficiente posible.

Izhikevich ha creado robots controlados por un dispositivo electrónico que funciona de forma similar, es capaz de reconocer su entorno y probar distintas acciones hasta que encuentra cuáles son las más eficientes para caminar, levantarse y superar obstáculos en el terreno.

En años recientes se están haciendo experimentos aprovechando las capacidades cuánticas de los átomos, pero aún falta bastante para que creemos un ordenador que cambie sus propios circuitos conforme va aprendiendo, tal como hacen las neuronas.

Así que lo que hacen los fabricantes de Robots IA es utilizar circuitos electrónicos normales, como los que tenemos en nuestros ordenadores, móviles y lavadoras, y programarlos para que funcionen con esos parámetros.

La inteligencia no está en los circuitos electrónicos del Robot, sino en el programa que ejecutan.

Cuando los robots IA sean capaces de aprender a resolver problemas, adaptarse a su entorno y relacionarse con otros seres ¿podrían desarrollar autoconsciencia? ¿Se podría considerar que están vivos?

Vida en las Gotas

Martin Hanczyc, Bioquímico de la Universidad del Sur de Dinamarca, estudia las formas de vida más simples e intenta averiguar cómo una cierta cantidad de átomos, no vivos, pudieron ensamblarse y organizarse para formar un Ser Vivo.

El requisito fundamental de un Ser Vivo es que sea capaz de reproducirse, y si buscamos el Ser Vivo más simple nos encontramos con una Molécula.

¿Cómo puede una molécula ser capaz de tomar átomos de su entorno y fabricar otra molécula idéntica a sí misma.

Todo hace suponer que en la Tierra esto sólo ocurrió una vez, hace al menos 3.500 Millones de años, y fue el origen y antecesor de todas las formas de vida actuales.

Y ¿cómo de compleja tendría que ser esa molécula?

Intentando encontrar un ejemplo con el que pueda simplificar el problema, Hanczyc utiliza gotas de aceite.

Una gota de aceite colocada en una superficie de agua toma una forma circular y es inactiva. Pero si en la misma placa coloca pequeñas gotas de otra sustancia que reaccione con el agua y genere burbujas, éstas actuarán de forma similar a un motor, y la gota de aceite se desplazará por la superficie, en línea recta o realizando giros, rebotando en los límites de las placas y sin detenerse.

Hanczyc ha experimentado con gotas de distintos tamaños, y colocando no una sino varias gotas en la misma placa y ha comprobado que las gotas reaccionan a la presencia de otras, a veces uniéndose, otras persiguiéndose o dividiéndose, casi como si se tratara de organismos vivos socializándose.

Hacia la Inteligencia Suprema

Francis Heylighen es experto en Cibernética Evolutiva en la Universidad Libre de Bruselas.

Cree que la Humanidad está a punto de producir una nueva forma de Vida, no orgánica ni electrónica, sino algo nuevo que nunca antes ha existido.

Desde la creación de Internet, las redes de comunicación han crecido de forma exponencial, y a través de ella la información se transmite de un ordenador a otros a lo largo y ancho de todo el planeta.

La comunicación entre dos dispositivos en lugares muy alejados es similar a la forma en que las neuronas se comunican unas con otras.

Heylighen cree que tarde o temprano la red global de comunicaciones podría alcanzar un nivel suficiente de complejidad como para llegar a tener autoconsciencia. No sería una máquina o programa de ordenador que nosotros hayamos construido ex profeso, sino una entidad emergente que surgirá de forma espontánea en el momento en que alcance un grado suficiente de complejidad.

En mi opinión

A veces usamos palabras para referirnos a cosas que no se corresponden con su significado literal. En este documental se usa la palabra Vida cuando en realidad no es la más adecuada para ello. Por eso quisiera hacer un par de puntualizaciones.

La Vida empezó en nuestro planeta hace más de 3.500 Millones de años, cuando una célula (moléculas complejas dentro de una membrana) adquirió la capacidad de replicarse. Desde entonces se ha reproducido a lo largo de millones de generaciones en formas cada vez más complejas y diversas, dando lugar a toda la gama de seres vivos.

Pero los nuevos organismos no surgen de algo inerte que se convierte en vivo, sino de la misma Vida que se replica con más o menos variaciones y de muy diversas formas.

Una persona, una planta o un animal no empiezan a vivir, sino que continúan viviendo después de que un espermatozoide vivo se ha unido a un óvulo vivo.

Todos los seres vivos, incluidos nosotros, somos extensiones de la primera célula viva que tuvo su origen hace 3.500 Millones de años.

Otra cosa es el Individuo, único, original y diferenciado, que se forma a partir de la combinación de dos grupos de cromosomas.

Digo bien: Somos individuos únicos a partir del momento de la concepción.

Y ahora viene la definición más polémica: la Persona.

¿A partir de qué momento un individuo se convierte en Persona? ¿También en la concepción? ¿Cuando forma su corazón, sistema nervioso o cerebro? ¿A los tres meses, a los seis? ¿En el momento del parto? ¿Cuando se adquiere Consciencia? ¿O sólo se es Persona cuando se desarrolla la Personalidad?

Salvo la Concepción y el Parto, todos los demás procesos son graduales, no es posible determinar un instante en el que podamos decir "Hasta aquí, no. Desde aquí, sí".

Todo esto tiene importantes implicaciones en el tema del Aborto, pero eso es algo que se debe tratar en foros adecuados, y éste no lo es, así que no voy a entrar en esa polémica.

Igualmente, se sugiere que la Consciencia podría tener su origen a partir de los 4~5 años, pero creo que se confunde Consciencia con Personalidad.

La Consciencia nace en el momento en que un individuo es capaz de distinguir el Yo de su entorno. La Personalidad se desarrolla cuando un individuo distingue el Yo de Los Otros, y aprende a reconocerlos como individuos y relacionarse con ellos.

Y llegamos al último tema. Si alguna vez somos capaces de crear una entidad (Robot, Inteligencia Artificial o Red Global) capaz de ser consciente y desarrollar personalidad ¿podremos considerar que es un Ser Vivo, Individuo o Persona?

Me temo que este documental ha dejado muchas más incertidumbres de las que ha despejado.

Ver Ficha de ¿Cuándo Empieza la Vida? de la serie Secretos del Universo

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies