Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

La Existencia de Dios

Historia Bíblica

Los Mitos del Edén

Abraham y su Descendencia

De Moisés a la Tierra Prometida

El Reino de Judá-Israel

Los Reyes de Israel

Las Minas del Rey Salomón

En Busca del Arca de la Alianza

En Busca del Arca Perdida

Tudor Parfitt y las Tribus Perdidas

La Vida de Jesús

La Iglesia Primitiva

Reliquias del Cristianismo

La Biblia

Las Otras Escrituras

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.162.123.74

Datos de Pagina

¿Existieron dos Arcas, una para el Templo y otra para las batallas? ¿Fue llevada esta última a África?

Creada14-11-2016
Modificada22-05-2017
Total Visitas120
Julio2

Contador y estadísticas gratis para su sitio web en www.motigo.com

Reseña del Documental Tudor Parfitt y las Tribus Perdidas de Israel de la serie Secretos de La Biblia

Tudor Parfitt y las Tribus Perdidas de Israel

En 1.963, Tudor Parfitt era un estudiante de apenas 19 años que viajó a Jerusalén para trabajar allí durante un año.

Conoció a muchas familias judías, algunas naturales de allí, pero la mayoría habían regresado en las últimas décadas al recién creado estado de Israel.

Las tribus de Israel, que habían estado dispersas por todo el mundo durante miles de años, estaban regresando a la Tierra Prometida.

Parfitt se interesó por la historia de las Tribus Perdidas.

Las Tribus Perdidas

Según la Biblia y otras fuentes históricas, Israel sufrió dos invasiones en los siglos VIII y VI aC por parte de los imperios asirio y babilónico. Durante ambas invasiones, una gran parte de la población fue deportada.

Los descendientes de algunas de esas tribus habían regresado, pero aún quedaban tribus dispersas por el mundo, y nadie está seguro de qué fue de ellas.

Se han encontrado pueblos y culturas que practican costumbres típicamente judías en el Norte de la India, en Afganistán y en Etiopía.

A Parfitt también le interesaba el tesoro más preciado de los judíos, el Arca de la Alianza, desaparecida en la misma época de la diáspora, por lo que Parfitt supuso que tal vez habría sido llevada por alguna de esas tribus perdidas.

Durante mucho tiempo siguió estudiando e investigando la diáspora, buscando pistas que le permitieran encontrar el resto de la tribus perdidas y, quizás, el Arca.

La Tribu de los Lemba

En 1.985 dio una conferencia en Johanesburgo, Sudáfrica. Al evento asistieron numerosos judíos sudafricanos blancos. También asistió un grupo de individuos negros que afirmaron ser de la tribu Lemba, descendientes de una de las tribus perdidas de Israel.

Los Lemba respetaban el Sabat, sólo comen carne Kosher, sacrificada según los ritos judíos, y practican la circuncisión.

Afirman que sus antepasados llegaron a la costa Este de África al principio de la Edad Media y fueron migrando hacia Zimbawe, al Sudoeste.

Según su historia, eran siete descendientes de sacerdotes judíos que salieron de la ciudad árabe de Sena, se embarcaron en un velero y arribaron a la costa Este de África llevando con ellos un objeto sagrado al que llaman Ngoma. Es una caja de madera en cuyo interior están los Diez Mandamientos. Construyeron un edificio muy grande, Ngoma Lungundu, para albergar este objeto sagrado. Sólo los sacerdotes podían tocarlo y lo llevaban a las batallas, donde les ayudaba a conseguir la victoria.

Era tal la similitud con los mitos del Arca de la Alianza que Parfitt se preguntó si lo habían copiado de la historia bíblica, pero, para sorpresa de Parfitt, según los Lemba el Ngoma aún existía.

Había dos datos, sin embargo, que no se correspondían con la tradición del Arca.

El primero, que el Ngoma no tenía forma de caja, sino más bien de cuenco, grande y redondeado, abierto por arriba pero cerrado con un tenso cuero, tal como un tambor.

El segundo es que en algún momento, hace bastantes siglos, el Ngoma fue destruido, explotó en una batalla y tuvo que ser construido de nuevo.

El Origen de los Lemba

En 1.990 Parfitt intentó localizar la ciudad de Sena en Yemen, el lugar que le pareció más probable según la historia narrada. En el sureste de Yemen, cerca de Omán, encuentra las ruinas abandonadas de una ciudad, y cerca, en la costa, la ciudad portuaria de Sena.

Los habitantes de Sena tienen nombres muy similares a muchos de los nombres usados por los clanes de los Lemba.

Los datos parecían corresponder con la historia narrada por los Lemba, pero aún faltaban pruebas científicas que lo corroboraran.

En el año 2.000, con los avances de la ciencia del Genoma, pudo hacerse un análisis genético de muchos miembros de la tribu Lemba y se comprobó que más de la mitad de los varones compartían en el cromosoma Y rasgos genéticos comunes con pueblos semíticos de Oriente Medio y que no compartían otras tribus africanas vecinas.

Los mismos marcadores genéticos son compartidos por muchos habitantes actuales de Sena, en Yemen.

Es una prueba irrefutable de que en algún momento del pasado, habitantes de Palestina o sus alrededores viajaron a Yemen, y algunos de ellos continuaron viaje hasta África y Zimbawe.

Como los Lemba afirmaban que los siete antepasados que viajaron a África eran miembros de la casta sacerdotal, Parfitt comparó los marcadores genéticos Lemba con los de judíos apellidados Cohen, que supuestamente son descendientes de Aarón, de cuya estirpe, según las órdenes de Yavé, nació la casta sacerdotal de los judíos.

Y coincidían. Los Lemba no sólo procedían de Oriente Medio, sino que descendían del linaje de Aarón.

Y si tenían razón en sus orígenes ¿podía ser cierto que aquellos sacerdotes llevaron consigo el Arca de la Alianza?

La Desaparición del Arca de la Alianza

Construida por Moisés para albergar las tablas sagradas entregadas por Yavé donde están grabados los Diez Mandamientos, el Arca estuvo custodiada durante siglos en el Templo de Jerusalén, pero cuando el templo fue destruido por la invasión babilónica, en el año 587 aC, los sacerdotes se la llevaron, y nunca más se la volvió a mencionar.

La historia de los Lemba explica que los sacerdotes se llevaron el Ngoma, sujeta por varas que atravesaban anillas laterales, que sólo los sacerdotes podían tocarla, que contenía los Diez Mandamientos y que cuando lo llevaban a la batalla les garantizaba la victoria. En todos los aspectos el Ngoma era idéntico al Arca.

Ngoma Lungundu, el Arca de los LembaPero, según los Lemba, el Ngoma no tenía la forma de un cofre, sino más bien de un tambor.

Parfitt investigó en los textos bíblicos y descubrió que el Arca no tenía siempre la misma forma. La que se guardaba en el templo tenía la forma de un Arca, pero cuando se la describe siendo llevada a la batalla se indica que emitía un sonido que aterrorizaba al enemigo. Eso sugiere que podría tratarse de algún tipo de instrumento de percusión. Aunque los escribas judíos usaban la misma palabra, algunos académicos opinan que en realidad se estaba haciendo referencia a dos objetos distintos.

Parfitt visitó de nuevo a los Lemba para intentar encontrar el Ngoma, pero en los últimos años se habían producido enfrentamientos con bandas paramilitares por lo que muchos objetos antiguos de los pueblos de la zona habían sido trasladados para ponerlos a salvo en un almacén del museo de Harare, la capital de Zimbawe. Allí, en un desordenado almacén, Parfitt encontró un objeto de madera con forma de cuenco bastante grande, con los bordes preparados para sujetar un trozo de cuero, como si de un tambor se tratara, y con anillas a los lados que podrían servir para ser trasladado con pértigas.

Un análisis de radiocarbono indica que fue construido en el año 1.350, dos mil años después del arca original. Y esto parecía confirmar la historia de los Lemba, de que el Ngoma original fue destruido y reconstruido hacía bastantes siglos.

Aún cuando no se tratase del Arca original, es el objeto de artesanía de madera más antiguo que se conserva en toda África.

Parfitt quería que el Ngoma Lungundu fuese expuesto con honores en un museo, pero desapareció, nadie sabe si robado ni por quién, y actualmente sigue estando desaparecido.

En mi opinión

Hay un dato que parece incongruente con la historia. Los Lemba afirman que llegaron a África a principios de la Edad Media. Eso sería sobre el año 500 en adelante.

Pero habían salido de Jerusalén durante la invasión babilónica, en el 587 aC, más de mil años antes.

Eso significaría que al llegar a Sena, en Yemen, permanecieron allí durante más de mil años antes de trasladarse a la costa Este de África y, desde allí, internarse hacia el Suroeste hasta llegar a su hogar actual.

El documental no aclara bien este punto.

Por lo demás, es la primera vez que oigo la idea de que pudiera haber dos arcas, una rectangular, tal como siempre se ha descrito, exhibida en el Templo y otra en forma de tambor redondeado para llevarla a la batalla.

En cualquier caso, la descripción bíblica de cómo debía ser construida el arca me parece lo bastante precisa para descartar la hipótesis de Parfitt, pero... ¿quién sabe?

Ver Ficha de Tudor Parfitt y las Tribus Perdidas de Israel de la serie Secretos de La Biblia

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies