Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

La Existencia de Dios

Historia Bíblica

Los Mitos del Edén

Caín y Abel

El Jardín del Edén

La Gran Inundación

La Gran Inundación

En Busca del Arca de Noé

Abraham y su Descendencia

De Moisés a la Tierra Prometida

El Reino de Judá-Israel

La Vida de Jesús

La Iglesia Primitiva

Reliquias del Cristianismo

La Biblia

Las Otras Escrituras

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.236.234.60

Datos de Pagina

¿Fue la Gran Inundación del Mar Negro el origen de los mitos sobre Noé y el Diluvio Universal?

Creada14-11-2016
Modificada22-05-2017
Total Visitas90
Diciembre1

Reseña del Documental La Gran Inundación 1 de la serie Secretos de La Biblia

La Gran Inundación

En 1.970, William Ryan se encontraba en un barco en el Mediterráneo estudiando el fondo marino por medio de perforadoras que extraían cilindros de 9 metros de largo del barro del fondo, a cientos de metros de profundidad.

En estos núcleos de sedimentos descubrió una gruesa capa de sal. Eso sólo podía significar que, en algún momento de su historia, el Mar Mediterráneo se secó por completo, depositándose la sal del agua marina como una gruesa costra de salitre en la cuenca seca del mar.

Para que esto pudiera ocurrir el Estrecho de Gibraltar debía estar cerrado, desde Cádiz hasta Ceuta.

Y hace unos 5 millones de años el Estrecho se abrió, y en muy poco tiempo, desde el punto de vista geológico, el Mediterráneo volvió a quedar inundado.

El comentar su descubrimiento con otros colegas, uno de ellos bromeó.

— Tal vez ese sería el origen del mito del Diluvio Universal.

— ¡Por supuesto que no! Cuando esto ocurrió ni siquiera había especies homínidas.

Todos rieron de la broma, pero la idea quedó latente en ellos.

¿Podía el mito del Diluvio haber nacido de un suceso similar, pero mucho más reciente?

El Mito del Diluvio Universal

Decepcionado por el mal comportamiento de la Humanidad que había creado, Dios decide exterminar a todos los seres vivos, pero salvando al único hombre justo, Noé, y su familia.

Le da instrucciones para construir un arca en la que Noé introduce dos animales, macho y hembra, de cada especie para, tras el Diluvio, repoblar la Tierra.

La Tierra queda inundada con aguas procedentes del cielo y del abismo. La lluvia dura 40 días, y aún pasan varios meses hasta que las aguas desaparecen y el arca se posa sobre la ladera del Monte Ararat, en Turquía, al Sureste del Mar Negro.

No hay en la Biblia más precisiones geográficas, no se indica dónde vivía antes del Diluvio.

En Busca de la Tierra de Noé

Ryan y Pitman intentaron averiguar si en alguna zona costera se podía haber producido un suceso similar al del Mediterráneo, pero en una época más reciente.

Estudiaron el Mar de Japón, el Mar Rojo, el Golfo Pérsico, buscando una zona que en algún momento pudiera haberse separado del océano y secado, para luego ser inundada al recuperarse la conexión con los océanos.

El relieve del fondo marino indicaba que en ninguno de esos emplazamientos era posible una desconexión con el sistema oceánico mundial.

Mar NegroPero estudiando el Mar Negro, unido al Mediterráneo por el estrecho canal del Bósforo, comprendieron que allí sí que hubiese sido posible un suceso semejante.

En 1.971 decidieron seguir su investigación buscando pruebas materiales de que el Mar Negro hubiera podido estar, en tiempos relativamente recientes, aislado del Mediterráneo, seco o, al menos, de un tamaño muy reducido, y que en sus orillas hubiese podido prosperar una población agrícola y ganadera.

Pero en aquella época el Mar Negro era una zona geopolíticamente estratégica, bajo control soviético. No fue hasta 20 años más tarde, tras la caída del Telón de Acero, en que Ryan y Pitman pudieron seguir sus investigaciones.

En 1.993, Ryan recibió una carta del oceanógrafo búlgaro, Petko Dimitrov, que había leído sobre sus ideas. Unos meses más tarde, Ryan y Pitman se embarcaron en un buque oceánico, el Acuanaut, con el que realizaron varios estudios oceánicos en el Mar Negro.

Descubrieron que en el fondo del Mar Negro existían las huellas de antiguos cauces de ríos. También encontraron zonas, antiguamente costeras, en las que existían dunas de arena similares a las que se pueden encontrar en muchas playas.

Si el nivel del mar hubiese ascendido de forma lenta, a lo largo de siglos o milenios, la erosión de las olas hubiera erosionado y borrado esos cauces y dunas, así que llegaron a la conclusión de que el mar se inundó a una velocidad relativamente alta.

Los núcleos de sedimentos extraídos del fondo marino indican que el Mar Negro era un lago de agua dulce que, repentinamente, se convirtió en un mar de agua salada.

Y las pruebas de radiocarbono realizadas sobre la materia orgánica encontrada en esos estratos indicaban que el cambio de dulce a salado se produjo hace 7.200 años, en el año 5.200 aC.

La Gran Inundación

El Lago Negro antes de la Gran InundaciónDurante la Edad de Hielo, hasta hace unos 10.000 años, el nivel de mares y océanos se encontraba unos 120 metros por debajo del nivel actual. El Mar Mediterráneo era más pequeño y estaba completamente separado del Mar Negro por las tierras que unían Turquía y Grecia. Conforme el clima de la Tierra se fue calentando, los hielos árticos y antárticos se fueron derritiendo y el nivel de los océanos, y el del Mar Mediterráneo, fueron ascendiendo. Las aguas alcanzaron el canal del Bósforo y empezaron a entrar torrencialmente a un ritmo tan grande que erosionó los bordes del canal, ampliándolo, y aumentando su caudal.

Pitman ha calculado que debieron alcanzar un caudal cien veces mayor que el de las cataratas de Niágara, la tierra temblaría en varios Km a la redonda y su estruendo debía oírse hasta a cien Km de distancia.

A pesar de ese impresionante caudal, las aguas tenían que ocupar una extensión tan grande que el nivel ascendería con una cierta lentitud, unos 20 cm diarios, y tardaría dos años en alcanzar su nivel actual. Salvo los que vivieran justo ante el canal del Bósforo, los habitantes de las costas del lago tendrían tiempo para huir, a no ser que se refugiaran en una colina aislada de la que luego no pudieran escapar. Es muy posible que muchos de ellos construyeran balsas, almadías y todo tipo de embarcaciones para escapar, con sus familias y, quizás, algunos de sus animales domésticos, de un fatal destino.

Pero aunque Ryan y Pitman habían podido demostrar que, efectivamente, la Gran Inundación se había producido, y que ocurrió hace 7.200 años, aún no había pruebas de que las orillas del lago hubiesen estado habitadas antes de la inundación. Hacía falta encontrar restos arqueológicos a más de 100 metros de profundidad para demostrarlo.

La Diáspora

En su ayuda acudió el oceanógrafo Robert Ballard, célebre por haber hallado unos años antes, en 1.985, los restos del Titanic.

Aparte de algunos restos de naufragios y aparejos de pesca modernos, no encontraron nada. De existir restos de hace más de 7.000 años estarían enterrados bajo la superficie del fondo marino.

Ryan y Pitman supusieron que si la zona anegada había estado habitada, la población habría huido y, al detenerse el avance de las aguas se habrían vuelto a asentar en las nuevas orillas del Mar Negro. Buscaron poblaciones que pudieran ser datadas en esa fecha y encontraron una importante necrópolis en Varna, Bulgaria, datada aproximadamente en el año 4.500 aC, unos 700 años después de la inundación.

En las excavaciones se habían encontrado numerosos objetos, muchos de ellos de oro, elaborados con gran habilidad y reflejando un conocimiento bastante avanzado de las matemáticas. Esa sociedad tan avanzada debía haber pasado por etapas más primitivas, pero no había restos que revelaran una etapa anterior. Sencillamente aparecieron. Pero ¿de donde venían?

Ryan y Pitman supusieron que las fases previas de su cultura podían haberse desarrollado en las zonas inundadas del Mar Negro.

¿El Edén Perdido?

Especularon aún más. ¿Y si la zona que rodeaba el lago dulce del Mar Negro, regado por varios ríos importantes, fuera el mítico jardín del Edén?

Un dato de la Biblia indicaba que el Edén estaba atravesado por cuatro ríos, uno de ellos, el Pisón, atravesaba una tierra rica en Oro. ¿Estaría ese yacimiento bajo las aguas del actual Mar Negro?

La fecha de la inundación también coincidía con la época en que los primeros agricultores y ganaderos comenzaron a establecerse en Europa. ¿Podría haber nacido la agricultura en las fértiles tierras que rodeaban el Lago Negro y, al ser inundadas sus tierras emigraron hacia el Oeste para colonizar el resto de Europa?

Un estudio genético de los ganados y plantas que se extendieron por Europa en esas fechas reveló que tenían orígenes comunes con los que rodeaban la zona del Mar Negro. Como si los agricultores y ganaderos que poblaban los alrededores, al ser desplazados por la inundación emigraran llevándose sus ganados y simientes y extendiéndolos por Europa y Oriente Medio.

La teoría de Ryan y Pitman sigue sin tener pruebas físicas que la corroboren, pero tal vez las pruebas estén ahí, bajo las arenas y el barro del fondo del Mar Negro, esperando la próxima expedición que revele sus secretos.

En mi opinión

El Edén en el Golfo PérsicoComo lugar del emplazamiento del Edén, considero más probable la zona del Golfo Pérsico. Hace 10.000 años, cuando los océanos estaban 120 metros más bajos, todas las tierras del actual Golfo estaban emergidas y atravesadas por varios ríos que aún se pueden ver por radiografías desde los satélites bajo las arenas del desierto arábico.

No es probable que fuera inundado de forma repentina, sino paulatina a lo largo de varios miles de años, conforme los glaciares que cubrían el Norte de Europa, Asia y América se iban fundiendo, por ello sí que considero posible, y hasta probable, que el mito de La Gran Inundación, llamado en la Biblia el Diluvio Universal, ocurriera en las orillas del Lago Negro, tal como aquí se postula.

Por supuesto, el relato impresionó tanto a los afectados que sin duda debió narrarse durante siglos, exagerándolo y adornándolo un poco en cada generación, antes de que, miles de años más tarde, fuera inventada la escritura.

Echo de menos, sin embargo, alguna referencia al registro escrito más antiguo del Diluvio, la babilónica Epopeya de Gilgamés, escrita al menos mil años antes de que el relato se incluyera en la Biblia Hebrea.

Ver Ficha de La Gran Inundación 1 de la serie Secretos de La Biblia

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies