Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

La Existencia de Dios

Historia Bíblica

Los Mitos del Edén

Abraham y su Descendencia

De Moisés a la Tierra Prometida

Las Diez Plagas de Egipto

Patrones de Evidencia: El Éxodo

Moisés ¿Mito o Realidad?

El Éxodo

La Separación de las Aguas del Mar Rojo

Josué y las Murallas de Jericó

La Tierra Prometida

El Reino de Judá-Israel

La Vida de Jesús

La Iglesia Primitiva

Reliquias del Cristianismo

La Biblia

Las Otras Escrituras

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

Dios prometió a Abraham y a Moisés que les daría una tierra, pero esa tierra estaba ocupada. Dios les ordenó que exterminasen a sus habitantes.

Creada09-06-2014
Modificada04-10-2016
Total Visitas274
Enero6
Diciembre11
Noviembre8
Octubre6
Media Mensual7

Reseña del Documental La Tierra Prometida de la serie Los Secretos de la Biblia

La Tierra Prometida

En Génesis 15, 18-21, Dios promete a Abraham que sus descendientes poseerán todas las tierras entre el río Nilo y el Éufrates, y en Deuteronomio 7,2 le ordena al pueblo de Israel que destruya sin misericordia a todos los pueblos que la habitan.

Dios ordenó a Abraham que sacrificara a su hijo Isaac en el monte Moriah, y allí es donde le prometió todas esas tierras. No obstante, un tiempo más tarde hubo una gran sequía y los israelitas emigraron a Egipto donde permanecieron 400 años esclavizados.

Sobre la Gran Sequía: Egipto: Imperio Calcinado

Cuando Moisés, tras lanzar las 10 plagas contra Egipto, volvió a Canaán con su pueblo, envió espías para explorar y estos le dijeron que las gentes de Canaán eran demasiado numerosos. No se atrevieron a atacar a los cananeos y Dios los castigó con vagar durante cuarenta años por el desierto hasta que muriera toda su generación y la siguiente pudiera entrar en la Tierra Prometida.

Cuarenta años después Moisés lleva por fin a su pueblo a las llanuras de Moab, al norte del Mar Muerto, en el monte Nebo, y desde ahí los introduce en la Tierra Prometida. Pero Moisés no entró, sino que murió en el Monte Nebo, castigado porque Dios le había ordenado que hablara a una roca para que manara agua y Moisés, desobedeciendo a Dios, en vez de hablar a la roca la golpeó con su cayado.

La Población del Éxodo

Según la Biblia, el Éxodo lo emprendieron 600.000 hombres con sus mujeres e hijos. La cantidad total podría rondar los dos o tres millones de personas.

Es imposible. La población total de Egipto en aquella época era de menos de tres millones de habitantes.

En todo caso pudo tratarse de un grupo reducido que huyó de Egipto a Israel, se estableció y años después exageraron el relato de su hazaña.

Las Reliquias Perdidas

Según la Biblia (1 Reyes 8,6) el Arca de la Alianza se guardó en el Santa Santorum del Templo de Salomón en Jerusalén, pero en el año 586 aC el templo fue destruido, y nunca más se vuelve a mencionar el Arca en la historia de Israel.

En Sinop, en la costa norte de Turquía, en Agosto de 2.013 se encuentra en una iglesia del siglo VII una caja con un trozo de madera que podría ser de la cruz de Jesús.

Según la tradición, los restos de la Vera Cruz los encontró en Jerusalén, en el año 326, Helena Augusta, madre de Constantino, y repartió trozos entre las iglesias de Constantinopla.

Ver La Vera Cruz

La Iglesia cristiana primitiva inició una campaña para encontrar reliquias de Jesús, como trozos de madera de la cruz, gotas de sangre, sudarios o el cáliz de la Última Cena, pero no hay ninguna reliquia cuya autenticidad esté demostrada.

Vecinos Mal Avenidos

Constantino hizo construir en el monte Gólgota la Iglesia del Santo Sepulcro. Fue destruida y vuelta a reconstruir en el 1.149 y actualmente es compartida por seis sectas cristianas. Son vecinos mal avenidos. A veces, si uno se pone a barrer y se sale de su terreno, se entabla una "batalla de escobas".

Las tres religiones, judaísmo, cristianismo e islamismo, están basadas en el mismo dios y comparten gran parte de su historia a través de Abraham.

Cuando Sara pensó que por su edad no podría tener hijos, le entregó a su esclava árabe, Agar, para que yaciera con ella y engendrara un hijo. De su unión nació Ismael, según la ley, el primogénito de Abraham y heredero de sus posesiones y de las promesas de la Tierra Prometida.

Pero cuando Sara quedó embarazada y tuvo a Isaac, para que éste fuera el heredero, Sara hizo que Abraham expulsara a Agar e Ismael para que murieran en el desierto.
Pero Ismael sobrevivió y tuvo una gran descendencia de la que 2.500 años más tarde, nació Mahoma.

La Última Batalla Prometida

Según el Apocalipsis (Rev 16,16), la última batalla entre las fuerzas del Bien y del Mal antes del Juicio Final se producirá en Armagedón, Har Megiddo, Monte Megiddo, el monte sobre el que se encuentra la ciudad de Megido a unos 100 Km al norte de Jerusalén.

La ciudad de Megido existe desde hace 9.000 años, en la cima de una montaña desde la que se domina un gran valle y un acceso al mar Mediterráneo. Es un emplazamiento con un alto valor estratégico militar.

Según las profecías esto ocurrirá después de reconstruirse el templo de Jerusalén, pero éste fue destruido por los romanos en el año 70. Según los creyentes, si se reconstruye el Templo puede que venga el Mesías.

En mi opinión

Poco que añadir. Únicamente ratificar que la Biblia, al menos el Antiguo Testamento, es un libro que en su mayor parte destila odio, desprecio y fomenta el exterminio de los pueblos extranjeros.

La crueldad demostrada por los reyes de Israel a la hora de invadir tierras ocupadas y exterminar a toda la población, incluso mujeres y niños, y matar a sus ganados y quemar sus cosechas para no contaminarse con sus impurezas, es fiel reflejo de la crueldad de los sacerdotes que escribieron el Antiguo Testamento que justificaban su crueldad diciendo que esas tierras les habían sido entregadas por Dios y que Él les había ordenado todos esos genocidios.

Realmente, quien lea la Biblia para encontrar Paz y Amor, se tiene que saltar la mayor parte de los libros del Antiguo Testamento, porque en ellos la mayor parte es odio y violencia.

Ver Ficha de La Tierra Prometida de la serie Los Secretos de la Biblia

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies