Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Física y Espacio

El Universo

El Sistema Solar

Vida Extraterrestre

¿Estamos Solos?

Los Mundos Alienígenas Más Extraños

Vida en el Sistema Solar

Vida en los Exoplanetas

Primer Contacto Alienígena

Planeta Tierra Alienígena

La Búsqueda de Vida Inteligente

Aliens: ¿Estamos Solos?

Mundos Alienígenas

La Ecuación de Drake

Alienígenas

¿Sobreviviremos al Primer Contacto?

Buscando una Segunda Tierra

Safari Extraterrestre

Colaboradores Habituales

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.236.234.60

Datos de Pagina

Diversas posibilidades sobre cómo podría producirse el Primer Contacto con una civilización extraterrestre.

Creada20-07-2015
Modificada18-05-2017
Total Visitas232
Diciembre1

Reseña del Documental Primer Contacto Alienígena de la serie Sci-Trek

Primer Contacto Alienígena

Documental de la serie Sci-Trek del año 2.009, donde se evalúan diversas posibilidades sobre cómo podría producirse el Primer Contacto con una civilización extraterrestre.

La Probabilidad de la Vida en la Galaxia

Durante mucho tiempo nos hemos preguntado si seremos los únicos seres inteligentes del Universo o si hay otras civilizaciones en nuestra galaxia o fuera de ella con las que algún día podamos comunicarnos.

En los años 1.950 Frank Drake decidió cuantificar las probabilidades de que existan otras civilizaciones en nuestra galaxia, la Vía Láctea.

La Ecuación de Drake, basada en siete parámetros de la mayoría de los cuales no conocíamos su magnitud, sólo permite hacer estimaciones, pero una de las primeras que se hicieron, bastante modestas, ya sugerían la posibilidad de que en nuestra Galaxia existieran unas 10.000 civilizaciones que estuvieran enviando señales de radio al espacio.

Y eso creó un problema, conocido como la paradoja de Fermi: Si hay tantos vecinos haciendo ruido ¿por qué no los oímos?

Más tarde, Carl Sagan hizo un cálculo propio y estimó que podían existir un millón de civilizaciones. Estimación de la que luego se arrepintió.

No se dice por qué, supuestamente, se arrepintió. ¿Quizás porque eran demasiados para la soportar la Paradoja de Fermi?

Hormigas contra Gigantes

Se cree que algunos gobiernos han elaborado protocolos de actuación en caso de que recibamos la visita de seres extraterrestres. Estos protocolos incluyen medidas tales como hacerlos aterrizar en lugares controlados, someterlos a reconocimientos médicos y analizar los virus y bacterias que les acompañen para evitar que sus bacterias puedan provocar una catástrofe sanitaria en la Tierra. O, al contrario, evitar que los extraterrestres sean masacrados por el virus del resfriado.

Pero existe la cuestión de que si los alienígenas son capaces de realizar un viaje que para nosotros es imposible será, evidentemente, porque tienen una tecnología mucho más avanzada. ¿Habría dejado Colón que los indígenas del Caribe examinaran sus barcos, sus armas, sus ropas y sus intestinos? ¿O serán los alienígenas los que destripen unos cuantos humanos, tanques y portaaviones para saber los peligros a los que se pueden enfrentar?

Los Heraldos de los Extraterrestres

Si hay civilizaciones ahí fuera, están tan lejos que el viaje puede durar años. Aún cuando viajemos al 90% de la velocidad de la luz, los viajeros que vengan desde 100 al de distancia se enfrentan a un viaje que duraría más que una vida humana.

Si una civilización extraterrestre quisiera visitarnos tal vez le sería más fácil enviar máquinas inteligentes, robots que realicen una serie de observaciones sobre nuestro planeta y los seres que lo habitan y con una serie de protocolos de actuación preprogramados.

Según la información que reciban actuarán de una u otra forma. Tal vez estén programados para intercambiar conocimientos científicos o tal vez para limpiar el planeta y prepararlo para la colonización que va a llegar en los próximos años, eliminando los organismos que puedan suponer un estorbo para sus planes.

Exploradores Robóticos Autoreplicantes

Explorar todos los planetas de la Galaxia para ver si están habitados es una tarea aparentemente imposible, pues requeriría más tiempo del que lleva existiendo el Universo.

Pero a mediados del siglo XX el científico húngaro John Von Neuman imaginó una sonda que, al llegar a un planeta extraterrestre, después de recopilar la información necesaria, tomase materiales del planeta y con ellos construyera una o varias copias idénticas de sí mismo y que se dirigieran en distintas direcciones para examinar otros planetas en otras estrellas.

Con máquinas inteligentes autoreplicantes todas las estrellas de la Galaxia se podrían explorar tan rápido como las sondas sean capaces de viajar entre las estrellas, y autoreplicarse, pudiendo explorar TODOS los planetas de la Vía Láctea en apenas uno o dos millones de años.

Estas máquinas no tienen por qué ser muy grandes. Podrían estar construidas con nanotecnología, muy compacta, de tal forma que si llegasen a la Tierra podrían ser tan pequeñas que pasaran desapercibidas.

Hasta que empezaran a actuar según su programación.

Superhumanos

Existe una tercera posibilidad, y es que seres más avanzados tecnológicamente que nosotros hayan dado el paso a la superhumanidad.

Sería lo que nosotros llamaríamos ciborgs, pero que algunos teóricos llaman humanos ampliados.

Si un día la tecnología avanza lo suficiente para que podamos elegir entre el deterioro natural de la vejez, la decrepitud y la muerte, o la posibilidad de cambiar nuestros órganos defectuosos por trasplantes biomecánicos, hígados, músculos, esqueletos, cuerpos completos hechos de silicio, plástico y titanio que nos permitieran llevar una vida plena y mucho más duradera ¿qué elegiríamos?

Es posible que dentro de pocos siglos nuestros descendientes tengan esa posibilidad, y es posible que seres más avanzados que nosotros ya hayan realizado esa elección.

Escuchando a los Vecinos

Si ellos no vienen a nosotros, tal vez podamos oír el ruido que hacen.

El Instituto SETI (Search of ExtraTerrestial Intelligence, Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) ha construido unos cuarenta radiotelescopios observando permanentemente el cielo y escuchando ondas de radio. La tecnología existente cuando se formó el SETI era mucho más primitiva, sólo podían escuchar una frecuencia cada vez y ni siquiera tenían radiotelescopios, sino que tenían que alquilar tiempo de observación de telescopios ya existentes.

Pero actualmente es posible escuchar millones de frecuencias simultáneamente, y cuando aumenten, como esperan, el número de radiotelescopios, tendrán el sistema de recepción y escucha de ondas de radio más grande del mundo.

Si hay alguien por ahí utilizando ondas de radio para comunicarse, lo oiremos.

Un Fracaso Triunfal

En Julio de 1.996 los radiotelescopios del SETI captaron una señal inusual.

Cuando se capta una señal aparentemente artificial se orienta la antena durante unos instantes en otra dirección. Si la señal se mantiene significa que procede de una fuente cercana, probablemente un satélite. Si se apaga y al volver la antena a la misma orientación se recupera, es bastante seguro que la emisión procede de muy lejos.

La señal superó la primera prueba.

La segunda es pedir a otro radiotelescopio, a ser posible en otro continente, que se oriente hacia la misma estrella. Pero antes de hacer esta segunda prueba se comprobó que la señal procedía del satélite SOHO, a 1'5 Gm de la Tierra en dirección al Sol.

La decepción fue lógica, pero les confirmó que los protocolos que habían establecido funcionaban y que les permitiría reconocer una señal Extraterrestre cuando la oyeran.

Buscando Planetas Terrestres

La Búsqueda de Vida Inteligente requiere Mirar. Si miramos en TODAS direcciones quizás no podamos prestar suficiente atención. Tal vez sea mejor seleccionar una serie de lugares a los que mirar y poner mayor atención.

En los últimos años se han lanzado al espacio varios observatorios ópticos que han permitido localizar exoplanetas, planetas alrededor de otras estrellas.

Esos planetas son bastante más grandes que la Tierra, gigantes gaseosos como Júpiter, pero la tecnología cada vez está más cerca de que podamos captar planetas pequeños como la Tierra.

En el año 2.020 se espera lanzar al espacio el Buscador de Planetas Terrestres, TPF (Terrestial Planets Finder) una parrilla de antenas espaciales que permitirá fotografiar planetas del tamaño de la Tierra en las estrellas más cercanas.

Y cuando se encuentren también podrán analizar la composición de su superficie y de su atmósfera, pudiendo localizar los planetas que tengan agua y oxígeno.

Los Viajeros Estelares

En 1.977 la NASA lanzó las sondas Voyager para explorar los planetas exteriores, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Después continuaron su camino hacia los confines del Sistema Solar. Las Voyager ya están más lejos que Plutón, atravesando la heliosfera de la Tierra. La Voyager 1 está a 16 Tera·metros (16 mil millones de Km).

A la velocidad que viaja tardaría más de cien mil años en alcanzar la estrella más cercana, pero ni siquiera está apuntando hacia ella. No hay ninguna estrella en su camino, al menos en los próximos cinco millones de años, y es posible que mucho antes hayamos construido naves más rápidas que nos permitan adelantarla.

Puede ser que su viaje sea inútil, pero tal vez dentro de millones de años sean interceptadas por seres extraterrestres.

Y en ellas hay un mensaje. Un disco de oro en el que están grabados una serie de mensajes sonoros y una placa en la que se ofrece información de quiénes somos, cómo somos y dónde estamos.

Y tal vez quien encuentre los Voyager no sean extraterrestres sino nuestros propios descendientes, cuando hayamos colonizado otras estrellas.

¿Hay alguien ahí?

Para algunos científicos no basta escuchar para saber si hay vecinos. Opinan que es mejor enviar señales para que cuando otras civilizaciones las capten y reconozcan como señales inteligentes puedan responder.

En 1.974, desde el observatorio de Arecibo se envió una señal en dirección a la galaxia vecina M-13, a 25.000 al de distancia.

La señal tardará 25.000 años en llegar hasta allí, y si alguien en esa galaxia la capta, la reconoce como una señal inteligente y la descifra, podrá conocer nuestra posición en la Vía Láctea, los compuestos orgánicos de los que estamos hechos, la estructura de nuestro ADN y nuestra forma y tamaño.

Pero ¿y si la señal llega a una civilización que está buscando mundos para colonizar?

¿Es prudente decirles que vivimos en un hermoso mundo y que no tenemos una tecnología capaz de defendernos de una civilización superior?

Aún cuando respondieran de inmediato podrían pasar 50.000 años antes de que nos llegue su respuesta. Y si en vez de venir deciden presentarse sin haber sido invitados... esperemos que vengan en son de paz.

Civilizaciones Planetarias, Estelares y Galácticas

Los científicos han establecido que en el Universo pueden existir civilizaciones en tres posibles niveles de una escala conocida como la Escala de Kardashov, basada en su capacidad de producir y consumir energía.

  1. Planetarias: que controlan y consumen la energía de su planeta.
  2. Estelares: que controlan y consumen la energía de su estrella.
  3. Galácticas: que controlan y consumen la energía de su galaxia.

Según el físico Michio Kaku aún nos faltan unos 100 años para llegar al nivel 1, varios miles de años para llegar al 2 y cientos de miles o millones de años en llegar al 3.

Mientras tanto es mejor no hacer ruido, no sea que molestemos a los vecinos.

En mi opinión

Soy bastante pesimista en lo que se refiere a la probabilidad de que existan otras civilizaciones en nuestra galaxia.

Sencillamente, una civilización con capacidad tecnológica para viajar por las estrellas, en dos o tres millones de años colonizaría todas las estrellas de su galaxia. Si hace dos millones de años o más hubiera surgido una civilización con tecnología estelar en nuestra galaxia nuestro planeta habría sido colonizado cuando aún éramos primates y, sin duda, no hubiéramos llegado a evolucionar como humanos.

Si esto no ha ocurrido es porque muy probablemente somos los primeros de nuestra galaxia.

¡Aprovechémoslo!

Volver a la serie Sci-Trek

Ver Ficha de Primer Contacto Alienígena de la serie Sci-Trek

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies