Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Las Mejores Series

Los Orígenes

Construir un Planeta

El Origen de La Tierra

La Formación de la Tierra

Los Primeros Océanos

Tierra: Hermana Malvada de Venus

La Gran Colisión

El Planeta Humano

El Clima y el Cambio Climático

Peligros desde el Espacio

Rayos X a la Tierra

La Odisea de un Volcán

Cazadores de Volcanes

La Luna: La Cara Oculta de la Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.162.15.31

Datos de Pagina

Richard Hammond describe la receta, cuáles son los ingredientes y cómo dosificarlos para construir un planeta como la Tierra.

Creada22-06-2015
Modificada18-05-2017
Total Visitas231
Septiembre3

Reseña del Documental Construir un Planeta

Productor

BBC

Canal

Discovery Channel

Presentador

Richard Hammond

Construir un Planeta

La Tierra pesa alrededor de 6 cuatrillones de Kg.

El 15% es Magnesio. 16% de Silicio. 30% de Oxígeno y 32% de Hierro. El 7% restante son los condimentos, un poco de Aluminio, Sal, Calcio, Hidrógeno y otros en cantidades bastante pequeñas.

En realidad las proporciones indicadas son las de la composición ACTUAL de la Tierra, pero en su origen eran otras proporciones muy diferentes. El mayor porcentaje en la nube primigenia correspondía al Hidrógeno, seguido por el Helio. Lo que ocurre es que cuando se formó el planeta el Hidrógeno y el Helio quedaron sobre la atmósfera y las corrientes del Viento Solar arrancaron los gases más ligeros que flotaban sobre el Oxígeno, el Nitrógeno y el Anhídrido Carbónico más pesados.

Ver El Polvo del que estamos Hechos

Primero hay que reunir todos esos materiales en una nube de gas y polvo.

De nuevo debo discrepar. Todos los materiales de la nube primigenia salieron del interior de supernovas que estallaron hace miles de millones de años. En la nube había muchos gases y polvo, pero también había trozos de escombros, fragmentos rocosos o metálicos que salieron despedidos de la explosión y que no se llegaron a convertir en polvo, sino que formaban objetos sólidos, algunos, posiblemente de cientos de Km de diámetro.

La nube de gas y polvo original de la que nació el Sistema Solar, también tenía grumos y tropezones.

Esta nube de gas y polvo no es afectada por la gravedad, no hay ningún cuerpo masivo que atraiga las partículas para unirlas entre sí, pero sí existen fuerzas electrostáticas que hacen que se formen grómulos, aglomeraciones de partículas de polvo con la consistencia de las pelusas o del algodón de azúcar.

La explicación que se da a este fenómeno es que las partículas se unen entre sí por fuerzas electrostáticas. Personalmente CREO que tiene más que ver con las fuerzas brownianas o el Efecto Casimir.

Las partículas de polvo son tan pequeñas que son sacudidas por las fuerzas de los electrones de los átomos que las rodean, pero cuando dos partículas están muy cerca, hay más átomos por la parte exterior que entre ellos y eso crea un diferencial que hace que las partículas tiendan a unirse.

Cuando estos grómulos adquieren un tamaño significativo es cuando empieza a funcionar la gravedad.

Y de nuevo debo discrepar.

Tenemos una nube de gas y polvo. Las partículas que se encuentran en el centro de la nube experimentan la atracción gravitatoria de todas y cada una de las partículas de la nube y, como están repartidas en todas direcciones, en el centro de la nube no se manifiesta ninguna concentración.

Pero las partículas que están en la periferia son atraídas hacia el centro de masas de la nube, de ahí que las primeras concentraciones masivas se producen, no en el centro de la nube de gas y polvo, sino a mitad de camino entre el centro y la periferia.

Y cuando esas primeras concentraciones de polvo adquieren cierto tamaño, la mayor de ellas se convierte en el centro de la nube.

El Crecimiento de los Planetas

En el Sistema Solar primigenio se formaron numerosos grómulos. Los más grandes atrajeron a los más pequeños y se fueron haciendo aún mayores. Cuando el tamaño llegó a ser suficiente, la fuerza de la gravedad hizo que adquirieran forma esférica.

Si al principio las colisiones eran suaves, cada vez eran más violentas, y esas colisiones producían calor, por lo que los protoplanetas se iban calentando por la energía de las colisiones y su material se calentó más allá del punto de fusión, convirtiéndose en minerales fundidos.

El proceso por el que los cuerpos más pequeños caían sobre los más grandes aún no ha terminado. Todavía quedan millones de asteroides en el Sistema Solar, y aunque la mayoría son muy pequeños, de unos pocos milímetros o centímetros, hay un apreciable porcentaje de asteroides más grandes.

Cada año siguen cayendo a la Tierra la respetable cantidad de 40.000 Toneladas de meteoritos, casi todo en forma de pequeñas partículas de menos de un milímetro, pero de vez en cuando caen fragmentos de varios metros.

En el año 2.013 cayó sobre la ciudad rusa de Chelyabinsk un meteorito de casi 10.000 Toneladas, el mayor en más de un siglo. Cuando la Tierra se estaba formando caían decenas de millones como él cada año. Con esta tasa de bombardeo, la Tierra adquirió casi su tamaño actual en unos 100 Ma.

Mientras se mantuvo esa tasa de bombardeo, la superficie de la Tierra era muy caliente, por encima de los mil grados, y era toda de lava fundida. Al disminuir la tasa de bombardeo se empezó a formar una corteza sólida, frágil y delgada, que seguía siendo bombardeada pero cada vez con menos frecuencia por lo que muchos trozos de corteza permanecieron sólidos durante miles de años y, posteriormente, durante millones de años.

Los Océanos de la Tierra

En el material que formaba la Tierra había Agua, no tanta como la que hay hoy en día pero sí bastante. Al enfriarse la atmósfera el agua se condensó en forma de lluvia y se formaron los primeros arroyos, torrentes, ríos y mares. Más adelante la Tierra fue bombardeada por una gran cantidad de cometas, formados de hielo y polvo, que le aportaron mucha más agua.

Por aquella época la atmósfera era tóxica para los seres vivos actuales, pero en aquel entonces aparecieron las primeras bacterias que formaron colonias bacterianas sobre las rocas costeras donde disponían de luz, aire y las sales minerales disueltas en las aguas marinas. Creciendo sobre los esqueletos de bacterias muertas se formaron los estromatolitos, formaciones rocosas de origen orgánico que generaban, como producto de desecho, Oxígeno.

Pero aunque se estaban dando los primeros pasos para la Vida, había algo que no funcionaba correctamente en el planeta Tierra.

El Balanceo Caótico del Eje de la Tierra

La Tierra rotaba sobre un eje y eso hacía que amaneciera y anocheciera, creándose el ciclo del día y la noche. Pero el eje de la Tierra no era estable. A veces estaba tan inclinado que todo el hemisferio Norte estaba permanentemente iluminado mientras el Sur estaba en completa oscuridad durante seis meses seguidos, para darse la situación inversa durante los seis meses siguientes.

Esto ocurría durante varios cientos de miles de años y luego el eje se enderezaba dándose un período en el que las estaciones eran similares a las que disfrutamos en la actualidad, pero la deriva aleatoria del eje de la Tierra volvía a inclinarse para provocar un nuevo ciclo de cientos de miles de años en los que las condiciones climáticas eran tan severas que no había forma de que los seres vivos pudieran prosperar en la superficie de la Tierra.

No se explica el motivo de que ocurra este balanceo aleatorio del eje de la Tierra. Para quien quiera conocerlo, ver La Tierra Solitaria.

Hacía falta algo que estabilizara el eje de la Tierra.

Tuvimos suerte.

La Colisión de Theia

Colisión de Theia con la TierraMuy poco después de formarse la Tierra, un planeta del tamaño de Marte chocó con ella. El impacto fue tan colosal que toda la masa de la Tierra, que quizás había empezado a formar una corteza sólida externa, se fundió, lo que habría representado un problema bastante grave si en ese momento hubiese habido seres vivos en ella. Y provocó dos consecuencias muy importantes.

A consecuencia del impacto, dado con un ángulo de 45º, la Tierra comenzó a girar a una velocidad endiablada, girando sobre sí misma en sólo seis horas.

Y una gran cantidad de rocas, escombros y magma fundido fue salpicado al espacio.

La mayor parte de los escombros volvieron a caer sobre la Tierra, otra parte se perdió para siempre en el espacio, pero aproximadamente un 1'5% de la masa de la Tierra quedó en la órbita terrestre formando un anillo de escombros que algunos miles de años más tarde se unieron para formar la Luna.

Estaba mucho más cerca que hoy, a apenas unos 20.000 Km, levantando mareas gigantescas, de Km de altura, en el magma fundido de la superficie. Esas mareas hicieron que la rotación de la Tierra se fuera frenando y la Luna se fuera alejando hasta la fecha actual, en que la Tierra tarda 24 horas en rotar y la Luna está a 385.000 Km.

La fuerza de atracción de la Luna es la que hace que el eje de rotación de la Tierra permanezca estable.

De nuevo se deja sin explicar el motivo. Y de nuevo, si alguien quiere saberlo, ver en el artículo Nutación y Balanceo, los capítulos La Tierra quiere a la Luna y La Luna Manda en la Tierra.

En mi opinión

Como introducción al tema de cómo se formó la Tierra es un documental muy bueno. En sólo 45 minutos no se puede explicar todo, pero al menos se han mostrado algunos de los datos más importantes.

Se ha mostrado el origen de los primeros organismos, los estromatolitos, antes que el impacto de Theia con la Tierra que dio origen a la Luna, ocurrido bastante antes, pero el orden de exposición de los factores no altera la calidad del producto.

Richard Hammond también ha presentado Construir un Universo

Ver Ficha de Construir un Planeta

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies