Las Religiones de Adán

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Las Religiones de Adán

El Judaismo

El Cristianismo

El Catolicismo

El Protestantismo

Los Mormones

Testigos de Jehová

El Islamismo

El Ateismo

Mi Religión

La Biblia Apócrifa

Los Evangelios Apócrifos

Historia del Cristianismo

Ideario de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

Un breve resumen sobre la historia, las creencias y las costumbres de los cristianos

Creada10-05-2001
Modificada29-04-2013
Total Visitas11362
Abril8
Marzo13
Febrero11
Enero14
Media Mensual22

Historia del Cristianismo

Jesús nació en Palestina y, tras largos años de aprendizaje y anonimato, comenzó a predicar a los judíos. Sus ideas chocaron radicalmente con las de los sacerdotes judíos de la época que, molestos por unas enseñanzas que socavaban el fundamento de su autoridad, conspiraron para acabar con Jesús. Usando a los romanos para ejecutar una sentencia de muerte que los judíos no podían llevar a cabo, Jesús fue crucificado, muerto y sepultado.

Sus discípulos, sin embargo, no cejaron en su empeño, sino que siguieron predicando las enseñanzas de Jesús, no solo a los demás judíos sino también a los romanos, griegos, egipcios y demás gentiles de la época. El cristianismo fue bien recibido por las clases más bajas del imperio, esclavos, artesanos y comerciantes que veían en Jesús un símbolo de la opresión y el sufrimiento que ellos mismos experimentaban. Con el tiempo también llegó a las más altas jerarquías del imperio, hasta el punto en que durante siglos la iglesia sirvió de apoyo a muchos reinos e imperios de la civilización occidental.

Durante mil años los cristianos formaron un frente común y aunque en su seno surgieron teólogos que discrepaban en algunos dogmas como la virginidad de María, la Trinidad, etc. estos teólogos fueron silenciados o excomulgados por el papado.

Sin embargo, a partir del siglo XI, las discrepancias ocasionadas por la duda de si se podían usar imágenes en las iglesias (en contra del segundo mandamiento) provocó la separación de la iglesia de Roma y la de Constantinopla, haciendo que ambas se excomulgaran entre sí.

Aunque la iglesia de oriente conservaba mejor las tradiciones del cristianismo primitivo, fue la iglesia de occidente, asentada en Roma, la que demostró mayor dinamismo a la hora de evangelizar a los diversos pueblos que integraba en su seno, sin embargo no pudo evitar varios cismas en los siguientes siglos durante los cuales hubo varios papas y antipapas luchando por el control de la iglesia.

Creencias y Costumbres

El libro fundamental de los cristianos es La Biblia, una recopilación de libros escritos supuestamente por Moisés, David, Salomón, Esdras, y varios otros escritores que narraron la historia de las relaciones de Dios con el pueblo Judío. A estos libros se les añaden los Evangelios y varias Epístolas escritas por apóstoles y discípulos de Jesús.

Al coincidir los primeros libros de la Biblia con la Torah judía, muchas costumbres y creencias judías son compartidas por los cristianos, pero mientras los judíos pensaban en Dios como algo exclusivo de ellos mismos, los cristianos predicaban un Dios de toda la humanidad, tanto de ellos como de aquellos que no creían en Dios, o creían en otros dioses.

Los cristianos también piensan que la humanidad ha sido colocada por Dios en la Tierra para dar gloria a su nombre y que algún día Dios hará que finalice el mundo que conocemos, separará a los justos de los malvados, éstos serán destruidos o sufrirán un infierno eterno mientras que los justos gozarán de la Gloria de Dios para siempre.

El sistema de creencias cristiano sin embargo ha sufrido varias crisis en los últimos siglos, desde la escisión de la iglesia ortodoxa, pasando por las herejías valdenses y husitas y acabando con la reforma protestante que en los últimos cuatrocientos años ha dividido el cristianismo en varias decenas de religiones y sectas con muy diversas interpretaciones de las Sagradas Escrituras.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies