Los Evangelios Apócrifos

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Las Religiones de Adán

La Biblia Apócrifa

Los Evangelios Apócrifos

Historia de los Evangelios

Evangelios Gnósticos

Apócrifos de la Infancia

Protoevangelio de Santiago

Evangelio Griego de Tomás Israelita

Evangelio Latino de Tomás Israelita

Evangelio Árabe de la Infancia

Evangelio Armenio de la Infancia

La Natividad de María

Evangelio de Pseudo-Mateo

Prólogos

I y II

III

IV a VI

VII y VIII

IX a XI

XII

XIII

XIV y XV

XVI y XVII

XVIII y XIX

XX y XXI

XXII a XXIV

XXV y XXVI

XXVII a XXIX

XXX

XXXI

XXXII a XXXIV

XXXV y XXXVI

XXXVII

XXXVIII y XXXIX

XL

XLI y XLII

Historia Copta de José el Carpintero

Historia Árabe de José el Carpintero

Apócrifos de la Pasión

Fragmentos y Citas

Los Manuscritos del Mar Muerto

Historia del Cristianismo

Ideario de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.152.38.154

Datos de Pagina

Evangelio de Pseudo-Mateo. XL Jesús resucita a un muerto a ruegos de José

Creada16-06-2013
Modificada16-08-2015
Total Visitas175
Junio3

Evangelio del Pseudo-Mateo

XL Jesús resucita a un muerto a ruegos de José

  1. Y José partió de allí con María y Jesús, para ir a Capernaum, a orillas del mar, a causa de la maldad de sus enemigos. Y, cuando Jesús moraba en Capernaum, había en la ciudad un hombre llamado José e inmensamente rico. Pero había sucumbido a la enfermedad, y estaba extendido muerto sobre su lecho.
  2. Y, cuando Jesús hubo oído a los que gemían y se lamentaban sobre el muerto, dijo a José:
    — ¿Por qué no prestas el socorro de tu bondad a ese hombre que lleva el mismo nombre que tú?
    Y José le respondió:
    — ¿Qué poder o qué medio tengo yo de prestarle socorro?
    Y le dijo Jesús:
    — Toma el pañuelo que llevas en la cabeza, ponlo sobre el rostro del muerto, y dile: El Cristo te salve. Y en seguida el muerto quedará curado, y se levantará de su lecho.
    Después de haberlo oído, José fue corriendo a cumplir la orden de Jesús, entró en la casa del muerto, y colocó sobre su rostro el pañuelo que él llevaba sobre su cabeza, diciéndole:
    — Jesús te salve.
    Y al instante el muerto se levantó de su lecho, preguntando quién era Jesús.
 

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies