Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Mentes Brillantes

Tecnología Espacial

Cómo ganó Rusia la Carrera Espacial

Sondas Espaciales

Robots Exploradores

Proyectos Espaciales

Minería Lunar

Exoplanetas

¿Cómo destruir un Asteroide?

Marte es Nuestro

Escapar de la Tierra

En Busca del Tesoro Espacial

Zona de Obras

Sobrevivir en el Espacio

Nuestro Viaje a las Estrellas

Tecnología Espacial Extrema

Nube Tóxica sobre USA

Inteligencia Artificial y Robótica

La Energía Nuclear

Tecnologías Ecológicas

Nanotecnologías

¿Llegaremos a ser Dios?

Inventos

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.236.234.60

Datos de Pagina

Algunas tecnologías que pueden ayudarnos a viajar al espacio y al planeta Gliese 581d.

Creada22-06-2015
Modificada14-12-2016
Total Visitas101
Diciembre1

Reseña del Documental Exoplanetas de la serie Pioneros del Espacio

Planeta Extrasolar

Documental de la serie Pioneros del Espacio en el que se describen algunas tecnologías que pueden ayudarnos a viajar al espacio y al planeta Gliese 581d.

Mudanza Planetaria

Nuestro Planeta está amenazado. Tarde o temprano una catástrofe cósmica o planetaria, natural o artificial, la destruirá.

¿Podremos encontrar otro planeta adecuado para mudarnos?

En los últimos años hemos localizado más de 300 planetas fuera del Sistema Solar, pero aunque son muy pocos eso nos permite suponer que casi la mitad de las estrellas de la Vía Láctea tendrán planetas. Y muchos serán como la Tierra.

La estrella más cercana, Alfa Centauri, está a más de 4 al. Si viajáramos con los cohetes actuales tardaríamos 70.000 años en llegar.

La tecnología actual no nos sirve, tenemos que desarrollar nuevas tecnologías.

El Ascensor Espacial

Ascensor EspacialEn vez de viajar de la Tierra al Espacio por medio de cohetes, se ha planteado la posibilidad de construir un ascensor espacial.

La idea consiste en lanzar un satélite al espacio y situarlo en órbita geoestacionaria a 35.000 Km de altura sobre el Ecuador, preferiblemente sobre un océano como el Pacífico.

Desde allí se dejaría caer a la Tierra una cinta muy fina y ligera de fibras de Nanotubos de Carbono, el material más resistente a la tracción que conocemos y el único que sería capaz de soportar su propio peso en una longitud de decenas de miles de Km.

Una vez sujeta la cinta a una base fija en la superficie, una cabina con un motor eléctrico es capaz de trepar por ella y ascender hasta llegar a la estación geoestacionaria, llevando personas y materiales.

Para evitar que la cabina vaya cargada con pesadas baterías, en la base hay células fotovoltaicas que son iluminadas por un rayo láser desde el suelo suministrándole la energía eléctrica que precisa para ascender.

Allí, en el espacio, será donde se construya y de donde parta nuestra nave interestelar.

Buscando Destino

Elegir un destino en el Universo no resulta fácil. Los planetas no brillan con luz propia sino que sólo reflejan la luz de la estrella que las ilumine, y ese brillo es millones de veces más débil que el de las estrellas.

El truco para localizar planetas es mirar fijamente a las estrellas. Cuando un planeta gira en torno a una estrella provoca un tirón gravitatorio que hace que la trayectoria del planeta se curve a su alrededor. Esa atracción es mutua, por lo que también la estrella traza un círculo alrededor del baricentro, el centro de gravedad común de la estrella y el planeta. La órbita que realiza la estrella es muy pequeña, ni siquiera llega a desplazarse la mitad de su propio radio, pero es una variación suficiente como para que con instrumentos muy precisos pueda ser detectada.

La estrella más prometedora que hemos encontrado hasta ahora es Gliese 581, en la que hemos detectado cuatro planetas a su alrededor. El cuarto de ellos parece estar a una distancia adecuada de su estrella como para que se pueda encontrar agua líquida.

Simulando la Gravedad

El mayor problema de los viajes espaciales largos es la falta de Gravedad.

Hemos evolucionado bajo una fuerza gravitatoria de 1G, por lo que permanecer durante mucho tiempo a 0G provoca debilitamiento de músculos y huesos. Un viaje de varios años en un entorno 0G nos dejará incapacitados para volver a pisar la Tierra o a cualquier otro planeta.

La falta de gravedad puede compensarse con fuerza centrífuga, y para ello podemos diseñar la nave en forma de anillo que gire sobre su eje. La tripulación viviría en el interior con los pies sobre las paredes externas y sometidos a una fuerza centrífuga de 1G, lo que les evitará los problemas de salud de la falta de gravedad.

Ver Ciudades en el Espacio

Velas Solares

Un viaje a las estrellas con cohetes convencionales podría durar decenas de miles de años. Hace falta un medio de propulsión que permita mayor velocidad.

Se está estudiando la posibilidad de construir Velas Solares de gran tamaño y muy escaso peso que al desplegarse serían empujadas por la fuerza del Viento Solar.

Pero conforme nos alejáramos del Sol la fuerza del Viento Solar sería cada vez menor.

Les Johnson planea disparar desde la órbita terrestre un rayo láser que empuje la nave de forma permanente. Con ello podríamos alcanzar una velocidad de hasta un décimo de la velocidad de la luz, con lo que el viaje se acortaría enormemente.

Por favor, seamos serios. Un rayo láser situado en el Sistema Solar para soplar las velas de una nave a años luz de distancia es lo mismo que colocar un ventilador en el puerto para empujar las velas de los barcos en sus travesías oceánicas.

Para un barco es mucho más eficiente si el ventilador se monta en el barco, usándolo como un motor de reacción.

En el caso de un viaje estelar, el mismo láser transportado en la nave generaría mucho más impulso que el que recibiría en sus velas desde años luz de distancia.

¿Y si al cabo de 40 años los políticos deciden recortar presupuestos?

Las Radiaciones Cósmicas

El Sol emite radiaciones que pueden poner en peligro nuestra salud. En la Tierra estamos protegidos por el intenso campo magnético de la Tierra y la atmósfera, pero en el espacio no dispondremos de una ni de otra.

Ruth Bamford, del Laboratorio Rutherford Appleton, UK, ha probado bombardear con plasma una pequeña estructura protegida con un simple imán y ha comprobado que funciona.

Para evitar el peligro de las radiaciones bastaría dotar a la nave de un poderoso imán que genere un campo magnético a su alrededor. Una Mini Magnetosfera.

Paisaje Extraterrestre

Si llegamos a Gliese 581d veremos un paisaje muy diferente a los que estamos acostumbrados.

El Sol no es amarillo, sino rojo. Es 50 veces menos brillante que nuestro sol. Precisamente por eso la zona habitable del sistema está mucho más cerca así que el Sol rojo sería mucho más grande en el cielo.

Si hay plantas, realizarán la fotosíntesis con unos productos diferentes a la clorofila, que capten más energía del rango de los rayos infrarrojos, por lo que es posible que para nuestros ojos, adaptados a las ondas visibles del espectro solar, las plantas parezcan negras.

Para que las plantas fuesen negras, deberían absorber todas las frecuencias de luz, pero eso significaría que la planta debería fabricar muchas y distintas sustancias con moléculas fotorreceptoras, una distinta para cada color.

Las plantas no hacen eso. Fabrican una sola molécula para absorber un solo color. Distintas mutaciones darán lugar a distintas moléculas que absorban distintos colores, y al final prosperarán las plantas que produzcan las moléculas más eficientes al captar la energía del color más abundante.

Si el sol es rojo las plantas absorberán el rojo y reflejarán los azules.

Ciudades Estelares

El ingeniero inglés Bond, Alan Bond, propone construir naves mucho más grandes, con capacidad para cientos de miles de habitantes. No serían naves, sino ciudades en forma de anillo, esfera o cilindro que viajarían propulsadas por un sistema de eyección alimentada por un reactor de fusión nuclear.

Estas naves podrían viajar hasta a unos 50.000 Km/s, el 16% de la velocidad de la luz y podría completar el viaje a una estrella con planetas habitables en unos 50 años.

Y ese, creo yo, es el más probable destino de la humanidad, pero para ello aún falta bastante.

Primero tenemos que construir Ciudades en el Espacio, aquí en nuestro propio Sistema Solar, y cuando haya un par de docenas de ciudades espaciales y ya dominemos todas las técnicas necesarias, será el momento de emprender el camino a las estrellas.

Ver Ficha de Exoplanetas de la serie Pioneros del Espacio

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies