Ciencia y Futuro

Bienvenidos a MasLibertad

El Coronavirus COVID-19

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Ciencia y Futuro

Los Orígenes de Todo

El Origen del Universo

La Creación del Espacio

Consecuencias Físicas

Primeros Estadios

Los Primeros Planetas

Las Primeras Estrellas

Las Fábricas de Átomos

Novas y Supernovas

La Segunda Generación

Origen del Sistema Solar

Origen de la Tierra

Origen de la Vida

Origen de la Célula

Vida y Evolución

El Cambio Climático

Física y Relatividad

La Energía

La Energía Nuclear y el Accidente de Chernobil

Ciudades en el Espacio

Teoría de La Gran Onda

Lansi: Idioma Universal

Vida Natural

Utilidades y Herramientas

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.239.33.139

Datos de Pagina

Tras la explosión de las primeras Supernovas, el espacio se llenó de polvo y escombros, y con ellos se formaron nuevos planetas, los primeros planetas rocosos

Creada21-03-2007
Modificada14-07-2014
Total Visitas1149
Febrero1

La Segunda Generación de Estrellas y Planetas

Conforme las estrellas iban estallando, el espacio interestelar se fue llenando de polvo y escombros. Polvo formado por todos los elementos en muy diversas proporciones, siendo aún más abundante el hidrógeno pero con un porcentaje cada vez mayor de helio, carbono, aluminio, hierro, uranio, etc. Y del corazón de las estrellas también salieron despedidos trozos de material fundido que al enfriarse formaron los primeros aerolitos, compuestos de silicatos o de metales, según de la parte de la estrella de la que partieron.

Empujado por la radiación de las estrellas, el polvo estelar tendía a acumularse en determinadas zonas del espacio, y tal como miles de millones de años antes las nubes de hidrógeno fueron capaces de formar planetas y estrellas, también el polvo se acumuló y formó nebulosas de las que más tarde nacerían nuevos sistemas estelares.

Se formaron nuevos planetas, nuevas estrellas, pero ahora de unas características diferentes.

Las nuevas estrellas contenían una cierta cantidad de elementos pesados, y debido a esto empezaban a arder antes. Al tener, ya desde su inicio, un núcleo de elementos metálicos, se generaron campos magnéticos gigantescos que alcanzaban enormes distancias.

También los planetas eran diferentes. En una nube de gas y polvo la mayor parte de la nube era hidrógeno, pero todo el polvo, todos los elementos pesados, se hundieron en el corazón de los planetas formando en ellos un núcleo sólido con importantes cantidades de metales y rocas.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies