Ciudades en el Espacio

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Ciencia y Futuro

Ciudades en el Espacio

El Origen de la Idea

Los Motivos

El Problema de la Energía

Espejos en el Cielo, Persianas en el Sol

Los Medios Técnicos

Fases de Construcción

Construir Ciudades en el Espacio

El Futuro de la Humanidad

Ciudades del Espacio, de Gerard K. O'Neill

Teoría de La Gran Onda

Lansi: Idioma Universal

Vida Natural

Utilidades y Herramientas

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP34.237.51.159

Datos de Pagina

Muchos problemas de la Humanidad pueden ser resueltos, o al menos aliviados, buscando la solución en el Espacio.

Creada02-07-1999
Modificada02-07-2015
Total Visitas335
Diciembre2

Motivos para Viajar al Espacio

Desde que comenzó la Era Industrial, los problemas que ésta ha planteado a la Humanidad han sido casi tan grandes como los beneficios que le ha aportado.

Escasez de recursos, contaminación, aglomeraciones urbanas, cambios climáticos, extinción de especies animales, desertización, bosques incendiados, y un largo etcétera han hecho que la Humanidad se encuentre dividida en dos grandes bloques humanos: Aquellos que disfrutan de las ventajas de la tecnología y los que sufren las consecuencias de su abuso indiscriminado.

Muchos de esos problemas son debidos a la falta de consideración de algunas empresas que sólo buscan el beneficio económico, sin mirar el perjuicio que puedan causar al medio ambiente por su abusivo derroche de energía.

También tienen culpa las personas que ponen su comodidad por encima de la conveniencia, no molestándose en separar las basuras reciclables o despilfarrando inconscientemente la energía, pensando que con ello no hacen daño a nadie.

Piensan que el esfuerzo de uno solo no servirá de nada, pero se equivocan, porque el esfuerzo de muchos "unos" podría suponer al cabo del año suficiente ahorro (económico, energético y alimenticio) para ayudar a muchos cientos de personas en los paises más desfavorecidos.

A pesar de todo, aunque contásemos con la solidaridad y la buena voluntad de todos los habitantes del mundo industrializado, no sería suficiente para ayudar a todos los que lo necesitan.

Son demasiados los problemas que nos acosan, y demasiado tiempo el que llevamos esperando que se resuelvan por sí solos.

En ocasiones también hemos intentado resolver los viejos problemas aplicando viejas soluciones, pero no han servido de mucho, porque las viejas soluciones servían mientras los viejos problemas nos llegaban a las rodillas. Ahora que nos llegan al cuello, no hay forma de que las viejas soluciones nos puedan ayudar.

Gerard K. O'Neill jugando con seis lápicesCuando las ideas convencionales se agotan sin encontrar una solución, es conveniente salirse de los caminos trillados y buscar una solución no convencional.

Por ejemplo, coge seis lápices y, sin romper ninguno, forma cuatro triángulos idénticos.

La mayor parte de la gente pondrá los lápices sobre la mesa y lo intentará durante varios minutos antes de rendirse o decir que es imposible, pero la respuesta es fácil si nos salimos del plano y nos apoyamos en una tercera dimensión.

Sólo hay que colocar tres lápices formando un triángulo sobre la mesa y otros tres, unidos por el extremo superior, apoyándose sobre cada una de las esquinas del triángulo formado sobre la mesa.

La figura obtenida es un tetraedro, y resuelve el problema solicitado.

Gerard K.O'Neill

En el caso de los problemas que actualmente agobian a la Humanidad, también es posible buscar una solución en el espacio. En algún caso puede que no nos sirva de mucho, pero en otros es posible que el espacio nos aporte soluciones imposibles de encontrar en la Tierra.

Lo curioso de los problemas planteados es que si resolvemos el primero de ellos, el de la energía, los demás se verán tremendamente aliviados sin que haya que tomar ninguna medida adicional.

Pero por muy bonito que sea el paisaje, si está al otro lado de un profundo barranco no podremos llegar hasta a él. Así que la siguiente pregunta es:

¿Podemos llevar a cabo las soluciones planteadas?

¿Tenemos capacidad tecnológica para ello?

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies