Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

La Edad Antigua

Egipto

Grecia

Roma

Asia

América

La Ciudad de la Pirámide Perdida de América

La Ciudad Perdida del Dios Mono

En Busca de la Calavera de Cristal

Las Calaveras de Cristal

Los Guerreros de las Nubes

¿Quién descubrió realmente América?

El Inframundo Maya

Descifrando a los Incas

La Balsa de Eldorado

El Templo de los Dioses de las Estrellas

Grandes Murallas en USA

Túmulos Animales en Perú

Varias Civilizaciones

Ciencia y Tecnologías de la Antigüedad

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.92.92.168

Datos de Pagina

Descripción del mito del Inframundo Maya y su relación con los cenotes del Yucatán

Creada02-06-2014
Modificada02-09-2014
Total Visitas620
Noviembre4

Reseña del Documental El Inframundo Maya de la serie Misterios de La Antigüedad 2

El Inframundo Maya

Documental de la serie Misterios de la Antigüedad (T2, E7, 2.012) en el que se muestran las creencias mayas sobre el inframundo y cómo intentaron recrearlas.

En la península de Yucatán hay más de 5.000 cuevas submarinas conocidas como Cenotes. Muchos de estos cenotes se comunican mediante ríos subterráneos.

En 1.979, el submarinista Guillermo de Anda encontró en una de ellas restos humanos de hace unos mil años. Desde entonces se han encontrado 600 esqueletos. Muchos de ellos han sido investigados en el Museo Nacional de Antropología de México. Casi el 80% corresponden a niños de entre 3 y 12 años. Se encuentran numerosas marcas de cuchillos y hachas, indicando que fueron asesinados antes de ser arrojados a los cenotes. Algunos fueron despellejados.

Los mayas iniciaron su civilización 2.000 años aC y la extendieron hasta poco después del Descubrimiento de América.

En el Siglo XVI dC, los conquistadores españoles persiguieron, juzgaron y condenaron a muchos sacerdotes mayas. Se encuentran documentos históricos de la época en la ciudad de Motul, en Yucatán. La campaña fue iniciada por el obispo Diego de Landa en 1.562. En menos de un año, Landa hizo destruir gran cantidad de escritos y jeroglíficos mayas. Las confesiones de los sacerdotes mayas fueron recopiladas y conservadas en el convento de Motul y en la mayoría, después de describir un sacrificio humano ritual, los cuerpos son arrojados a un cenote.
Algunos antropólogos modernos opinan que las confesiones fueron inventadas por los propios acusados para poner fin a la tortura, y que esos sacrificios en realidad no se habían producido. Opinan que los sacrificios fueron un invento de los sacerdotes españoles para imponer su religión.

De Anda localiza varias veces en las confesiones el nombre de un cenote en Catnun. Allí localiza un pozo por el cual desciende a un cenote donde encuentra numerosos esqueletos humanos, muchos de ellos de niños con marcas que indican una muerte violenta.

Para intentar entender por qué los sacerdotes mayas sacrificaban niños, De Anda visita Ek Balam (Jaguar Negro), una antigua ciudad maya al sur de Mexico y Mérida, en Yucatán.

En Mérida encuentra el libro Popol Vuh, la historia maya de la creación.
En él se habla de Xibalbá, el Lugar del Miedo, el inframundo maya, donde los dioses descendían para superar una serie de pruebas.
El mito es similar a los mitos egipcios, donde los dioses también descendían al inframundo.

El Popol Vuh fue encontrado y traducido en el siglo XVIII por un sacerdote católico, Francisco Jiménez. Muchos historiadores piensan que Jiménez exageró y se inventó muchas historias.

En Las Flores, Guatemala, De Anda viaja a El Mirador, las ruinas de una gran ciudad maya de unas 100.000 personas. No se sabe por qué la ciudad fue abandonada en el siglo II dC.
Existe la teoría de que hubo un largo período de sequía que obligó a abandonar las grandes ciudades.
De Anda encuentra un muro de piedra donde está tallada una escena de la historia del Popol Vuh, aproximadamente del siglo II aC, por lo que confirma la veracidad de la traducción de Francisco Jiménez.

En el interior de una profunda cueva de Yucatán, De Anda encuentra un cocodrilo tallado en la roca y a más profundidad una plataforma cuadrada en cuyo centro había algo parecido a un altar. De allí sale un camino de piedra hacia el Oeste que llega hasta un río subterráneo, tal como se describe en el Popol Vuh. Parece que la cueva fue tallada para representar la historia de los dioses mayas o que la historia se adaptó para escenificarla en esa cueva.
De Anda avanza buceando por el río subterráneo y a cierta distancia alcanza una cámara al final de la cual llega la luz de un pozo en la superficie.

En una de las confesiones de los sacerdotes mayas se dice que los sacrificios se hacían porque el dios de la lluvia, que vivía en el inframundo, quería sangre para proporcionar agua. Se menciona varias veces el cenote de Tahdzibichén.

Don Paco, un moderno sacerdote maya, cuya religión es una mezcla de tradiciones mayas y cristianas, pide la protección de los espíritus para que De Anda pueda transitar por las cuevas sin peligro. A pesar de ello, De Anda se lleva a un colaborador de la universidad, experto espeleólogo.

En el cenote Tahdzibichén, al fondo de una profunda grieta, encuentra una cámara en la que hay un altar y una cabaña de piedras unidas con barro. Más al fondo hay caminos, muros y puertas para recrear el camino descrito en el Popol Vuh. Y al final encuentran otro río subterráneo, tal como en el otro cenote que habían explorado.

Todo hace pensar que los sacerdotes mayas construyeron estas estructuras dentro de las cuevas para recrear el camino de pruebas casi imposibles de superar que siguieron los dioses del Popol Vuh.

En mi opinión

Aunque el documental sólo menciona la similitud de este mito con los mitos del antiguo Egipto, también son muy similares a los ritos iniciáticos que debían pasar los novicios de las religiones órficas y dionisíacas griegas.

Igualmente es de destacar que durante mucho tiempo se ha querido hacer creer que las acusaciones de los sacerdotes cristianos de que los mayas hacían sacrificios humanos eran inventadas, pero los hallazgos de restos de niños asesinados y arrojados a los cenotes confirman la crueldad de estos sacrificios.

Por último quiero indicar un dato que no se menciona en el documental pero que creo interesante.

Los cenotes se producen porque el agua de lluvia disuelve la caliza del terreno y las cuevas y grutas se van agrandando hasta que todo el norte de Yucatán se convierte en un queso de gruyere donde casi todos los cenotes se comunican entre sí y, por grutas submarinas con el fondo oceánico.

Anillo de Cenotes de YucatanSi cogemos un mapa de Yucatán y en él marcamos un punto por cada uno de los cinco mil cenotes, encontraremos que la mayoría de ellos se encuentran por el Este de la península, pero por la parte izquierda los cenotes están distribuidos en un anillo de unos 80 Km de radio alrededor de un punto de la costa, al norte de Mérida. En el interior de ese anillo hay muy pocos cenotes.

Según los arqueólogos en ese punto central es donde se produjo el impacto del meteorito de 15 Km que hace 65 Millones de años acabó con los dinosaurios.

El impacto debió aportar materiales del meteorito o de la corteza terrestre a esa zona en tanta cantidad que en los 80 Km alrededor del impacto hay muchos menos cenotes que en el resto de la península.

Volver a la serie Misterios de la Antigüedad

Ver Ficha de El Inframundo Maya de la serie Misterios de La Antigüedad 2

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies