Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Mentes Brillantes

Tecnología Espacial

Cómo ganó Rusia la Carrera Espacial

Sondas Espaciales

Robots Exploradores

La Odisea del Curiosity

Proyectos Espaciales

Nube Tóxica sobre USA

Inteligencia Artificial y Robótica

La Energía Nuclear

Tecnologías Ecológicas

Nanotecnologías

¿Llegaremos a ser Dios?

Inventos

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.236.234.60

Datos de Pagina

La apasionante historia de la misión Curiosity, y su periplo para buscar rastros de vida en Marte.

Creada20-07-2015
Modificada19-05-2017
Total Visitas75
Diciembre1

Reseña del Documental Vida en Marte

Vida en Marte

Desde Agosto de 2.012, la sonda Curiosity está explorando Marte y ha confirmado un descubrimiento sensacional. En una época, Marte estuvo cubierta con mares, tuvo una atmósfera más densa que la actual y se produjeron fenómenos meteorológicos como la lluvia.

¿Existe alguna posibilidad de que en aquellos mares hubiera aparecido la Vida?

Y de ser así ¿es posible que algunos organismos vivos hubieran salido disparados de la superficie marciana por el impacto de un asteroide y que tras un viaje por el vacío espacial hubieran llegado a la Tierra?

¿Somos Marcianos?

El Viaje del Curiosity

Desde el inicio de la carrera espacial se han lanzado más de cincuenta sondas y naves a Marte. Más de la mitad llegaron inutilizables.

En Agosto de 2.012 llegó la sonda robótica Curiosity. Al llegar a la atmósfera marciana su velocidad era de varios Km/s. Para frenar se abrió un gran paracaídas, pero éste sólo lo frenó hasta los 300 Km/h, aún demasiado rápido. Curiosity, descolgándose desde el módulo de transporte para aterrizar en MarteHabía que usar cohetes de frenado pero no se podía hacer con el paracaídas puesto, por lo que se soltó del mismo antes de encender los motores. A diez metros de altura el robot Curiosity fue descolgado con unos cables hasta la superficie, los cables se soltaron y el módulo de transporte se alejó.

Todo ocurrió en breves minutos, tal como estaba programado, sin que los ingenieros de la NASA tuvieran conocimiento de si había sido un éxito o fracaso hasta siete minutos más tarde, cuando las señales de radio empezaron a llegar a la Tierra.

El Paisaje alrededor del Curiosity

El Cráter Gale mide 500 Km de profundidad (¿? Error de traducción. Serán 500 metros ) y 160 Km de ancho. En su centro se eleva el Monte Sharp, de 5 Km de alto.

Los planes previos eran que la sonda se acercara al monte Sharp, en cuya base los satélites habían fotografiado capas de sedimento que podría ser arcilla. La arcilla se forma bajo la superficie de una masa de agua, y si alguna vez hubo organismos vivos en esas aguas las capas de arcilla las podrían haber conservado.

El Curiosity estaba a más de 11 Km del monte Sharp, y debido a la necesaria lentitud de sus movimientos, al haber varios minutos entre el envío de las instrucciones y la recepción de los resultados, el viaje podía requerir varios meses.

Pero por pura casualidad, a sólo 460 metros en dirección contraria se observó lo que parecía la orilla de un lago desecado.

Decidieron dirigir allí el Curiosity y unos días más tarde encontraron una zona con cantos rodados, producidos por la erosión de un arroyo que antiguamente pasó por allí.

El Primer Análisis del Curiosity

Para probar la maquinaria de tomas y análisis de muestras hicieron que el Róver tomara una pequeña muestra del terreno y lo analizara. No esperaban encontrar más que sílice y elementos inorgánicos pero el analizador informó de la presencia de gran cantidad de hidrocarburos.

Era demasiado bueno para ser cierto. Lo que había ocurrido era que una de las cápsulas de productos químicos destinada a realizar determinados experimentos se había agrietado y su contenido había contaminado el analizador.

Pero en el análisis también se detectó un elemento natural del suelo marciano: Perclorato. Y el perclorato es un material explosivo. Si una cantidad significativa de perclorato entrara en una muestra, el analizador, al calentarlo, podría hacerlo explotar inutilizando el analizador y el róver. Siendo la cantidad de perclorato muy pequeña no llegaría a dañar la maquinaria, pero sí alteraría la composición de la muestra falseando los resultados.

A los 111 días de la misión, el Curiosity llegó por fin a la orilla del lago y encontró el terreno cubierto por rocas de origen sedimentario. Consiguieron hacer un taladro en una de ellas y el polvo extraído del interior de la roca era gris, no rojo como la superficie de la piedra y casi todo el paisaje marciano.

Y su composición era en un 20% de arcilla.

La Rebelión de las Máquinas

Todo parecía ir bien en Marte, pero el día 200 empezaron a haber problemas. El Curiosity empezó a ignorar las órdenes que se le enviaban desde la Tierra.

El Curiosity disponía de dos ordenadores idénticos y un sistema de autochequeo que, si detectaba problemas en el ordenador principal se apagaría dejando que el segundo tomara el control. Pero el primero no detectaba ningún fallo. Sencillamente ignoraba las instrucciones que se le enviaban.

Se evaluaron todas las opciones y la única alternativa que les quedaba era enviarle la orden de apagado. Supuestamente, al apagarse entraría a funcionar el ordenador de respaldo. Pero ¿haría caso el Curiosity a la orden de apagado?

La señal fue enviada y esperaron en tensión los interminables minutos que tardaría en llegar hasta Marte, el tiempo que duraría el apagado y el incierto encendido del segundo ordenador, y de nuevo los largos minutos en que la señal del Curiosity, dirigido ya por éste último, llegara a la Tierra.

La tensión se convirtió en un gran alivio y un estruendoso aplauso cuando recibieron la señal de que todo había ocurrido según lo planeado.

En Busca de Carbono

Una vez recuperada la funcionalidad del Curiosity, continuó su búsqueda de rastros de Vida en el polvo marciano.

Un nuevo taladro en otra roca sacó a la superficie más polvo gris. Se analizó y se comprobó que los resultados habían sido afectados por la presencia del perclorato, pero sí se pudo determinar que no había rastros de moléculas de Carbono Orgánico, lo cual fue una sorpresa pues el carbono orgánico se presenta con frecuencia en los meteoritos, por lo que cabía esperar que aunque en Marte no se hubieran producido Sí debería haber algo, aunque fuera una mínima cantidad.

Se sospechó que, al no tener una intenso campo magnético como la Tierra, la superficie marciana podría recibir una gran cantidad de radiaciones cósmicas, lo que podría destruir las moléculas orgánicas e incluso activar la reacción espontánea de moléculas de perclorato ayudando a esa destrucción.

Tal vez sea posible encontrar carbono orgánico a mayor profundidad, en lugares a los que no lleguen los rayos cósmicos, pero el Curiosity no está equipado más que para taladrar unos pocos centímetros.

Hacia el Monte Sharp

El Curiosity ha sido enviado a su destino original, las laderas del Monte Sharp.

Son sólo 11 Km de distancia por un terreno aparentemente llano, pero es una impresión engañosa. En su camino hay abundantes rocas con bordes afilados que ya han causado pequeños cortes y roturas en la superficie de las ruedas. La obligada lentitud del viaje hará que tarde un año en llegar a su destino.

La misión Curiosity sigue en marcha.

Ya ha respondido a bastantes preguntas, la más importante: demostrar que hace tiempo hubo ríos y lagos en la superficie de Marte.

Fue habitable pero ¿fue habitada?

¿Encontraremos pruebas de que un día, hace miles de millones de años, hubo seres vivos en Marte?

En mi opinión

Sencillamente: Sensacional.

Salvo un par de errores de traducción, el documental resulta apasionante, al menos para las personas a las que les interese la ciencia, la tecnología y la Vida.

Sólo hacer un comentario.

No sé por qué muchos científicos se empeñan en intentar demostrar que la Vida de la Tierra no nació en la Tierra, sino que vino del espacio a bordo de asteroides, quizás rebotados por impactos en otros planetas.

¿Tan difícil es creer que la Vida terrestre pudo tener un origen genuinamente terrestre?

¿Acaso es más fácil suponer que las primeras sustancias orgánicas se formaron en el vacío y el frío espacial o en la superficie de otros planetas y que luego un asteroide muy grande enviara moléculas orgánicas al espacio y que al caer en la Tierra formaron los primeros organismos vivos?

En serio, si se propone que la vida terrestre pudo nacer en Marte, que me expliquen por qué NO PUDO nacer en la Tierra.

Lo que yo creo es que la Vida surgirá en cualquier planeta que tenga una temperatura adecuada y un líquido que sustente minerales disueltos que puedan reaccionar entre sí. Puede ser Agua a 20 grados, la misma agua a 300 grados pero en el fondo marino, donde la presión impida que el agua se evapore, o Amoníaco o Metano a 80 bajo cero, aunque seguro que es mucho más probable a una temperatura como la que disfrutamos en la Tierra o en las fuentes termales del fondo marino, sencillamente porque a menor temperatura las reacciones químicas son más lentas y haría falta mucho más tiempo para que se formen los organismos que en la Tierra han necesitado 2.000 millones de años en aparecer.

La manía de despreciar la Tierra como posible origen de la Vida yo la califico como autofobia, odio o menosprecio a lo propio, igual que las anoréxicas que se odian por estar gordas con 45 Kg o los que piensan que nuestro país es el peor del mundo, o que cualquier tiempo pasado fue mejor (que diría Jorge Manrique).

Pero no me hagáis caso. ¿Qué sabré yo? (¿Captáis la ironía?)

Ver Ficha de Vida en Marte

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies