Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Límites de la Libertad

Necesidades Humanas

Primeras Necesidades

Principios de Economía

Principios del Mercado

Egoísmo y Altruismo

La Libre Competencia

Origen del Dinero

Las Primeras Ciudades

Primeras Empresas

El Mercado Laboral

Evolución del Mercado

Recapitulación

El Sector Comercial

El Sector Judicial

Origen de la Riqueza

El Sector Financiero

Los Bancos

Los Préstamos

El Papel Moneda

Principios sin Fin

El Orden Espontáneo

Mercado Incontrolable

Fallos del Mercado

Las Bases de la Libertad

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP34.228.194.177

Datos de Pagina

El Origen de los primeros Bancos como lugares donde se guardaba el dinero de los ricos.

Creada01-04-2003
Modificada02-05-2013
Total Visitas76
Junio2

Los Primeros Bancos

Otros empresarios dieron con una ingeniosa solución. En el interior de sus casas, o bajo ella, construyeron habitaciones sólidas con una puerta lo bastante fuerte para soportar los intentos de robo de un ladrón. Incluso en ocasiones, si la cantidad de dinero a guardar era muy alta, se podía contratar a un guarda que vigilara la propiedad cuando el propietario no estuviera.

Los ricos suelen ser celosos de sus secretos, pero cuando se juntan con otros ricos les gusta alardear de su riqueza así que algunos de estos ricos enseñaron su cámara acorazada a otros ricos y estos copiaron la idea, pero quien no era lo bastante rico para construir una cámara, pero sí lo bastante para temer un robo, llegó a un acuerdo con el primero. ¿por qué no podía guardar el dinero en su caja fuerte a cambio de un pago cada cierto tiempo?.

Los ricos son ricos porque siempre están pensando en la forma de ganar más dinero, de ahí que de inmediato surgiera la idea de crear un negocio que sirviera para guardar la riqueza de los ricos.

Fue así como surgieron los primeros bancos.

En muchas ciudades surgieron establecimientos en los que las personas que tuviesen mucho oro podían guardarlo. Al principio en cajas separadas, después, al comprobar que el oro de unos es igual al oro de otros, se acordó que no importaba cuáles fueran tus lingotes de oro, sino que trajiste 850 onzas de oro y cuando lo necesites el banco te dará 850 onzas de oro. No serán las mismas que trajiste, pero valdrán igual.

Como todos los nuevos negocios, al principio la gente era reticente a entregar su oro, pero cuando vieron que los que se arriesgaban dormían más tranquilos en casa al no tener toda su fortuna en ella, y no tenían que gastar tanto en vigilancia, otros muchos se animaron, y gracias a ello la mayor parte del oro de la gente acabó guardado en los bancos.

Los banqueros ganaban un porcentaje por guardar el oro a la gente, de ahí que si al principio casi todo el dinero era de los ricos, poco a poco fueron los banqueros los que fueron acumulando cada vez más riqueza, aunque era riqueza que no era suya.

Sin embargo, acumular todo el oro depositado por los clientes tenía un grave inconveniente: En primer lugar, el banquero cobraba una comisión por guardar dinero que no era suyo, pero todo el oro acumulado en el sótano no servía para nada, no estaba produciendo nada. No solo no servía para nada, sino que era un imán para los ladrones que no perderían la oportunidad de intentar robar ese oro.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies