Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Fallos del Mercado

La Falta de Honradez

Los Males del Estado

La Corrupción

El Estado Ineficiente

Los Dos Sectores

Funcionarios y Trabajadores

Egoísmo y Altruismo

Futuros Trabajadores

Los Impuestos

Las Subvenciones

Los Monopolios

El Estado Regulador

Las Bases de la Libertad

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP34.235.143.190

Datos de Pagina

El futuro de un país depende de sus estudiantes, y necesita más empresarios que creen riqueza. Ningún país necesita más políticos.

Creada04-05-2003
Modificada02-08-2014
Total Visitas50
Junio1

Los Futuros Trabajadores del País

En toda sociedad hay personas, niños y jóvenes, que están estudiando, se están preparando para, una vez terminados sus estudios, trabajar por su propio bien, el de su familia y el de su prójimo.

Algunos serán egoístas y estarán más interesados en su propio bien que en el del prójimo.

Otros serán altruistas y mirarán más por los demás que por ellos mismos.

En cualquiera de los dos casos, hay que convencerlos de que la mejor manera de conseguir sus objetivos, sean éstos egoístas o altruistas, es averiguar lo que la gente necesita y ofrecérselo, pero de manera voluntaria, no mediante leyes o impuestos.

Si te conformas con ayudar a unos pocos puedes trabajar como voluntario en una ONG.

Si quieres ayudar a muchos funda tu propia ONG, crea una asociación para enseñar a leer a los niños o dar tratamiento médico a los pobres del tercer mundo, consigue financiación VOLUNTARIA mediante donativos voluntarios de gente que quieran participar en tu proyecto.

Como esta actividad no genera beneficios económicos, el número de personas que seas capaz de ayudar dependerá de las ayudas que consigas.

Pero si lo que quieres es ayudar a TODOS los necesitados, plantéate realizar una actividad capaz de crecer por sí misma sin depender de fuentes de financiación externa.

Tienes que crear una empresa capaz de producir unos bienes que la gente necesite y que pueda pagarlos, y utilizar los beneficios en aumentar la producción, mejorar los productos, abaratar los precios.

Para conseguirlo tendrás que llevar la fabricación a los paises más pobres, dar trabajo a los trabajadores necesitados del país, y las mercancías que fabriques venderlas en los países donde la gente esté dispuesta a pagar más por ellas, y los beneficios invertirlos en más fábricas, en dar más empleos, en hacer que la gente de los países pobres tengan trabajo hasta que, cuando todos tengan trabajo podrás vender los productos que fabricas a tus propios trabajadores, que ya no serán pobres. En el proceso te habrás hecho rico, pero eso no importa, lo que importa es que has dado trabajo a decenas de miles de personas y has colaborado en sacar a todo un pais de millones de habitantes de la miseria.

Por desgracia, en la sociedad actual hay mucha gente egoísta que lo único que quiere es su propio interés y que aconseja a sus hijos que sean egoístas, que estudien una carrera y hagan unas oposiciones para ser funcionarios.

Afortunadamente no se suele dar el caso de que los padres aconsejen a sus hijos entrar en la política para salvar a todos los ciudadanos, ni tampoco he visto que les aconsejen entrar en la política para robar, pero tanto los salvapatrias como los parásitos encuentran su camino para llegar a las más altas cotas del gobierno.

Personalmente recomendaría a todos los niños y jóvenes del país que procuraran no ser egoístas, que sean altruistas y que creen empresas que den trabajo a muchas personas y que reinviertan los beneficios en crear más y más empresas para satisfacer los deseos y necesidades de los demás.

Pero temo que siempre habrá egoístas que quieran una vida fácil y no estudien más que lo necesario para hacer unas oposiciones a funcionarios o se metan en la política para robar todo lo que puedan o hacer grandes cosas con el dinero de los demás.

La ambición de todos los jóvenes que llegan a edad laboral, tanto si son egoístas como altruistas, debería ser la de convertirse en los mejores trabajadores posibles y, en cuanto aprendan lo suficiente, que intenten dar el salto al empresariado, que creen empresas, se arriesguen, y si no lo consiguen que replieguen sus fuerzas, examinen su fracaso y cuando estén preparados de nuevo lo intenten, sabiendo que la forma de hacerse ricos o beneficiar a la sociedad, sea cual sea su interés, es satisfacer los deseos y necesidades de la sociedad.

En mi opinión, los cargos de funcionarios que no necesitan cualificación, deberían quedar reservados a las personas que realmente lo necesitan, minusválidos y mayores de determinada edad. Incluso los que necesitan cualificación, ¿por qué no contratar en ayuntamientos, diputaciones y cualquier otra administración pública a los parados de más de 40 años y a los minusválidos que no encuentren trabajo en la empresa privada?

La sociedad debería incentivar y promover entre los jóvenes estudiantes el espíritu empresarial para que en un país se cree toda la riqueza posible y dejar los puestos de funcionarios para los que no encuentran su sitio, ni como trabajador ni como empresario en la empresa privada.

Supongo que más de uno se molestará con esta opinión. ¿Qué esperáis, que diga lo bueno que es el funcionariado?. ¿Que convenza a los jóvenes estudiantes de que no hagan empresas, sino que se preparen para unas oposiciones y resuelvan de esa forma su futuro?

No, lo siento mucho. No hay que ser egoísta. Hay que mirar por los demás, averiguar lo que la gente quiere y necesita y encontrar la forma de dárselo al precio más adecuado para generar el mayor bien posible a la sociedad.

El que se hace empresario es un servidor de la sociedad.

El que se hace funcionario es un egoísta que solo busca su propio interés.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies