Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Mis Principios

Límites de la Libertad

Necesidades Humanas

Primeras Necesidades

Principios de Economía

Principios del Mercado

Egoísmo y Altruismo

La Libre Competencia

Origen del Dinero

Las Primeras Ciudades

Primeras Empresas

El Mercado Laboral

Evolución del Mercado

Recapitulación

El Sector Comercial

El Sector Judicial

Origen de la Riqueza

El Sector Financiero

Los Bancos

Los Préstamos

El Papel Moneda

La Crisis del 2008

Principios sin Fin

El Orden Espontáneo

Mercado Incontrolable

Fallos del Mercado

Las Bases de la Libertad

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

Causas de la Crisis Financiera del 2008.

Creada27-05-2009
Modificada10-06-2014
Total Visitas37
Noviembre1
Abril1
Diciembre1
Agosto2
Media Mensual2

La Crisis Financiera Internacional del 2008

En el 2008 ha saltado una crisis financiera internacional que ha afectado muy negativamente a las finanzas y a todos los sectores económicos que dependen de ella para su sostenimiento y desarrollo.

Aunque los enemigos de la economía libre de mercado achacan esa crisis al "capitalismo salvaje" y al "ultraliberalismo", esta crisis tiene unas causas claras para quien se interese en conocer la verdad y no conformarse con la propaganda de los políticos.

En primer lugar, el mercado financiero internacional es desde hace mucho el sector económico más regulado y controlado por los gobiernos de todas las naciones del mundo. Funciona en todas partes según unas reglas decididas por políticos y trabajan comercializando un producto, el dinero, que constituye un monopolio del estado, creado por bancos centrales que, obedeciendo las instrucciones de sus gobernantes, imprimen más o menos dinero y lo prestan a los demás bancos a un interés más o menos alto, siempre de acuerdo con las directrices y opiniones del ministro de turno, el cual toma sus decisiones basándose en unas u otras teorías económicas. Algunas teorías económicas dicen que el estado debe regular e intervenir más en el mercado y otras teorías económicas dicen que el estado debe intervenir lo menos posible. La mayoría de los políticos eligen la primera opción, prefieren meter la mano en el bolsillo de los demás que en los suyos propios.

Si todo esto falla, no se puede achacar ese fallo al mercado, sino al estado.

Si las normas de funcionamiento de los bancos no funcionan, el fallo es de quien ha hecho esas normas, el estado, no del mercado.

Si los estados desde hace décadas han convertido el dinero en un valor fiduciario, es decir, un valor respaldado por la "fe" y "confianza" de los ciudadanos en el estado en vez de estar respaldado, como lo había estado durante miles de años por metales preciosos como el oro, y esa fe, esa confianza en el estado y en el dinero fiduciario, respaldado por el estado, falla, la culpa de que la gente deje de confiar en el dinero del estado no es del mercado, sino del estado.

Las alertas han estado ahí desde hace muchos años, los avisos de que un dinero que no estuviera respaldado por un bien valioso y estable como el oro sufriría depreciaciones y provocaría inflación destruyendo el valor de los ahorros de los ciudadanos, haciendo que los billetes que la gente tuviera en sus bolsillos perdieran valor día tras día.

Los avisos estaban ahí para indicar que si el estado imprime más y más billetes para resolver una crisis monetaria harán perder valor a los billetes que están en manos de los ciudadanos generando más inflación y destruyendo la capacidad de los ciudadanos de adquirir nuevos bienes.

Las predicciones de lo que podía pasar si el estado imponía a los bancos unas normas equivocadas o les prestaba dinero a precios tan bajos estaban publicadas desde hace tiempo, pero en todo este tiempo lo único que han hecho los políticos y los banqueros ha sido sacar pecho y beneficios y fanfarronear y presumir cuando las cosas iban bien y echar a otros las culpas de sus fracasos cuando las cosas han ido mal.

Eso sí, cada vez que las cosas van mal los políticos aprovechan para, en defensa de los ciudadanos, hacer más normas y regulaciones que vuelven cada vez más inestable el sistema financiero internacional, pero que poco a poco están convirtiendo dicho sector en un oligopolio del estado.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies