Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Fallos del Mercado

La Falta de Honradez

Los Males del Estado

Los Impuestos

Las Subvenciones

Los Monopolios

No hay Monopolios

Leyes Antimonopolio

Los Verdaderos Monopolios

Un nuevo Monopolio

El Estado Regulador

Las Bases de la Libertad

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP34.235.143.190

Datos de Pagina

El proceso de creación del Monopolio Municipal de la Publicidad en Madrid

Creada23-10-2009
Modificada04-05-2013
Total Visitas133
Junio2

La Creación de un Nuevo Monopolio

El alcalde de Madrid ha prohibido los hombres anuncio y los repartidores de folletos.

Si analizamos varias decisiones que dicho alcalde ha tomado en los últimos años podemos sorprendernos al observar una estrategia que cada vez se revela más evidente.

Primero prohibió que los taxistas pusieran paneles publicitarios sobre los techos de sus vehículos.

Luego prohibió que los particulares tuvieran publicidad pintada en sus coches.

Los únicos vehículos que pueden llevar publicidad son los de la Empresa Municipal de Transportes.

Subió los impuestos y canceló las licencias de numerosos carteles publicitarios que desde hace décadas cubrían las fachadas de muchos edificios, y gracias a los cuales muchas comunidades de propietarios sufragaban parte de sus gastos.

Prohibió y reguló los anuncios luminosos de los establecimientos.

Instaló una gran cantidad de mobiliario urbano con capacidad para exponer anuncios, de los cuales recibe unos sustanciosos ingresos.

Prohibió incluso que las lonas de seguridad que se instalan para proteger las fachadas de los edificios en obras contuvieran publicidad comercial.

Y la última que ha hecho, prohibir los hombres anuncio, los repartidores de folletos y los anuncios de neón.

¿Cuál es el objetivo final del alcalde de Madrid?.

Pues está muy claro. Hacerse con el monopolio de la publicidad en la ciudad de Madrid.

El sector público, con la fuerza de prohibiciones y regulaciones diversas, está dando los pasos necesarios para conseguir el monopolio de la publicidad exterior, lo mismo que actualmente controla numerosos sectores económicos de servicios como guarderías, escuelas, universidades, polideportivos, bibliotecas, teatros, transportes, etc, convertidos ya o en proceso de convertirse en monopolios del estado (municipal, autonómico o nacional).

Antes, cuando una empresa quería publicitarse podía dirigirse a cualquiera de numerosas empresas publicitarias, propietarias de vallas instaladas en obras o en fachadas de edificios cuyos vecinos conseguían un pingüe beneficio.

Poco a poco estamos yendo a una situación en la que quien quiera publicitarse tendrá que ir al ayuntamiento a solicitar una licencia y en la que, teniendo el monopolio legal, los políticos podrán establecer el precio que les de la gana, sin competencia de ningún tipo.

Los políticos tendrán el poder de decidir qué anuncios se pueden poner o no, con lo que el empresario que quiera ver publicados sus anuncios tendrá un incentivo enorme para intentar sobornar a los políticos, mientras que algunas empresas, asociaciones o partidos de la oposición podrán ver cómo el político de turno que no simpatice con sus mensajes publicitarios les responda que no hay espacio publicitario para ellos.

Una batalla más en la que el Estado restringe la libertad del Mercado, en la que la Tiranía derrota a la Libertad.

Una batalla más, pero no la última.

Quizás la siguiente sea por el sector bancario y financiero.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies