Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

El Coronavirus COVID-19

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Fallos del Mercado

La Falta de Honradez

Los Males del Estado

Los Impuestos

Las Subvenciones

Los Monopolios

El Estado Regulador

Diseño Inteligente y Orden Espontáneo

La Autorregulación

La Autorregulación Voluntaria

La Regulación Forzosa

El Capitalismo Salvaje

Las Bases de la Libertad

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.81.89.248

Datos de Pagina

Origen natural de las primeras leyes que rigen el comportamiento humano

Creada12-04-2003
Modificada08-05-2013
Total Visitas6331
Diciembre2

La Autorregulación del Comportamiento Humano

Cuando una serie de individuos se relacionan entre sí, todos quieren que la persona con la que se interrelaciona respete una serie de reglas que permitan la convivencia.

Por regla general asumimos que si queremos que los demás respeten unas reglas, también nosotros debemos respetar esas mismas reglas, así que la mayoría de nosotros intentaremos moderar nuestro comportamiento a lo que deseamos que sea el comportamiento de los demás.

Por ejemplo, a mí puede gustarme la idea de que si veo una casa bonita me voy a ir a vivir en ella, y que si veo unos buenos zapatos los cojo, quitándoselos, si es preciso, a la persona que los lleve puestos, pero si actuamos así sabemos que la persona que está usando esa casa o esos zapatos probablemente se molestará y querrá impedir que le arrebatemos su casa o sus zapatos lo que nos llevará a un enfrentamiento que, de perseverar cada uno en sus propósitos, acabará en una lucha violenta.

La gran mayoría de las personas han comprendido que no se puede ir por la vida peleando continuamente con todo aquél que se oponga a sus deseos, así que la gran mayoría de nosotros aceptaremos respetar unas reglas de convivencia a cambio de que los demás también las respeten.

NADIE nos ha impuesto esas reglas. Nadie se levantó un día para decidir que, a partir de ese día, todas las personas debían actuar de acuerdo a unas reglas. Sencillamente, algunas personas comprendieron que para convivir con los demás había que respetar unas reglas y ellos mismos establecieron las reglas por las que cada uno iba a regirse.

Siendo tan diferentes las personas, cada una decidió seguir unas reglas diferentes, pero algunas de esas reglas no daban buen resultado, mientras que otras sí, así que las personas que seguían conductas que acababan siendo perjudiciales para ellos mismos decidieron cambiar su comportamiento y adaptarlo a lo que otras personas habían hecho con mayor éxito.

Las primeras leyes, las primeras normas de comportamiento del individuo en la sociedad, surgieron de forma espontánea y fueron adoptadas por la mayoría de los individuos de forma voluntaria.

Es decir, la sociedad se autorreguló desde abajo, de forma espontánea, voluntaria y consensuada, antes de que nadie decidiese establecer una regulación desde arriba, partiendo de una posición de poder.

Lo único que a veces han hecho los poderosos ha sido poner por escrito algunas de estas normas de comportamiento y castigar a los que las infrinjan, para luego presumir de que gracias a ellos la sociedad no está sumida en el caos. Lo cual es una completa mentira. La sociedad se organizó, se autorreguló, mucho antes de que a nadie se le ocurriera la idea de escribir las leyes, antes de que existiera la escritura, incluso antes de que nuestro lenguaje evolucionara desde los guturales gruñidos de una banda de primates. El único mérito de los políticos, si es que es un mérito, es haber convencido a la gente de la gran mentira de que si no fuera por ellos las personas nos comportaríamos como bestias salvajes sin reglas de ningún tipo.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies