Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Mis Principios

Fallos del Mercado

La Falta de Honradez

Los Males del Estado

Los Impuestos

Las Subvenciones

Los Monopolios

El Estado Regulador

Las Bases de la Libertad

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

El Mercado es un Sistema que permite satisfacer las necesidades de la mayoría de las personas de la forma más eficiente, pero tiene fallos.

Creada01-04-2003
Modificada08-07-2014
Total Visitas609
Septiembre5
Julio5
Junio2
Mayo8
Media Mensual5

Los Fallos del Sistema

Si todo fuera tan bonito como hemos descrito hasta ahora, estaríamos viviendo en el paraíso desde hace miles de años, pero hay varias razones por las que esto aún no ha ocurrido.

Recordemos que el mercado ha evolucionado igual que han evolucionado la vida y la Humanidad. Cada individuo hace lo que sabe hacer, pero de vez en cuando un individuo hace algo distinto de la mayoría. Si la idea da buen resultado será imitada y adoptada por otros. Si no, será desechada.

Así se han creado todas las instituciones que forman la sociedad en la que vivimos, desde la economía, el mercado, el dinero, la empresa, los bancos, etc.

Pero hay elementos que hacen que a veces se produzcan fallos.

Y el primer elemento que causa fallos en el sistema somos nosotros.

Satisfacción de Necesidades

Las personas tratan de satisfacer en primer lugar sus necesidades más prioritarias, que casi siempre suelen ser la supervivencia y la protección, y una vez satisfechas pueden pasar a necesidades menos prioritarias.

Pero a la hora de analizar el comportamiento de las personas no basta con saber cuáles son las necesidades humanas que se pretenden satisfacer, también hay que considerar cómo se satisfacen.

Permitidme una pregunta. Imaginad que os encontráis una cartera en cuyo interior está la identidad del propietario y un fajo de billetes. ¿Qué haríais?.

Quisiera pensar que la gran mayoría de las personas, sin dudarlo ni un momento, llamarían al propietario para que viniera a recoger su cartera, pero la verdad es que no es así.

Ante una situación como esta podemos dividir la sociedad en tres grupos de personas:

  1. Aquellos que, sin dudarlo ni un momento, llamarían al propietario.
    ¡Ojalá que estos fuesen la mayoría! pero temo que en realidad sólo serían unos pocos. Tal vez una de cada 100.
  2. Aquellos que, sin dudarlo ni un momento, se quedarían el dinero.
    ¡Ojalá que estos fuesen muy pocos! pero temo que en realidad serían un porcentaje igual al anterior. Alrededor de una de cada cien personas.
  3. La gran mayoría de las personas, se lo pensará por lo menos un momento, y de ellas un determinado porcentaje decidirá devolver la cartera y otro porcentaje decidirá quedársela.

Personalmente, yo entro dentro del 98% de personas que lo pensarían antes de tomar una decisión. Y aunque en mis circunstancias actuales, estoy bastante convencido de que actuaría con honradez en esa tesitura, a lo largo de mi vida he pasado por varias etapas en las que mi situación económica era bastante precaria, afectando gravemente a otras necesidades mucho más importantes, y si en ese momento me llega a ocurrir algo similar, quizás hubiera actuado de una forma totalmente diferente a lo que creo que ahora haría. O por lo menos, hubiera dudado mucho más de lo que en este momento dudaría.

La decisión final que tome cualquier persona dependerá de muchas circunstancias: de la cantidad de dinero encontrado, de si conoce o no al propietario, de su situación económica actual, de si hay riesgo de ser descubierto, ... y muchos otros datos que se han de sopesar antes de tomar una decisión. Unas personas necesitarán más tiempo que otras en decidirse, pero al final todos deciden en un sentido u otro.

Ahí encontramos la diferencia entre personas honradas y personas no tan honradas.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies