Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Fallos del Mercado

La Falta de Honradez

Los Males del Estado

La Corrupción

¿Cómo se Corrompen las Personas?

¿Cómo Evitar la Corrupción?

Reforma de Partidos

Salarios Políticos

Listas Abiertas

Voto Continuo

El Poder de los Votos

El Estado Ineficiente

Los Impuestos

Las Subvenciones

Los Monopolios

El Estado Regulador

Las Bases de la Libertad

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.224.108.238

Datos de Pagina

Propuestas para evitar la corrupción en los cargos políticos

Creada08-04-2003
Modificada02-08-2014
Total Visitas148
Agosto3

Contador y estadísticas gratis para su sitio web en www.motigo.com

El Salario de los Políticos

En primer lugar, para no atraer personas que busquen su propio lucro, el salario de los dirigentes de los partidos políticos, debería estar limitado por sus propios estatutos y no superar un límite. Y ese límite debe ser suficiente para vivir sin pasar apuros económicos, pero no para lujosos dispendios.

¿Cuál debe ser ese límite? En mi opinión el salario máximo debería ser el doble del salario medio de los trabajadores españoles. Aunque no hay mínimo, y un político podría trabajar en un partido con carácter voluntario sin ganar sueldo. Si es una persona ya con importantes medios económicos y que tenga la vida resuelta, esa sería la medida de su verdadero altruismo.

En cualquier caso, todas las personas que se presentan a cargos dentro de un partido o del gobierno, deberían publicar de antemano qué sueldo quieren cobrar si acceden a ese cargo. Y ese sueldo no debe superar nunca el doble del salario medio de los españoles.

A mí no me vale que un político se haga alcalde y al día siguiente decida subirse el sueldo poniéndose un salario cinco veces mayor que la media.

Igual que cuando voy a la tienda quiero conocer el precio de un producto antes de comprarlo, o el empresario quiere saber lo que pide el trabajador antes de contratarlo, yo quiero saber el sueldo que quiere ganar antes de elegirlo.

El Salario de un político debería ser un compromiso público que el político debe comunicar de antemano y entonces los votantes decidirán si quieren votar a un político que pide un sueldo exorbitante o a otro que pide un sueldo más decente.

Entiendo que a mucha gente le puede sorprender esta propuesta. ¿Cómo va a decir un candidato lo que quiere cobrar si consigue un cargo?

Y ¿por qué no?

Cuando vamos a la tienda buscando una lata de sardinas, vemos numerosas cajas, de distintas marcas y a distintos precios. Y entonces elegimos.

Pero en la política nos obligan a elegir sin ver los precios, y luego los elegidos, cuando ya no hay remedio, se ponen el precio que quieran. ¡Así no es extraño que los políticos españoles tengan sueldos tan elevados! Ni extraña tampoco que todos los parásitos y ladrones de la sociedad quieran meterse a la política.

No, una persona que se meta en política debe hacerlo por su interés en beneficiar a la sociedad, no en beneficiarse a sí misma. Si los salarios de los políticos fueran cinco veces mayores que los de un trabajador cualquiera atraerá a mucha gente corrupta cuyo máximo interés es ganar dinero, no servir a la sociedad.

Si el salario de un político está limitado no atraerá a tantas personas interesadas en su propio beneficio, sino a personas que realmente estén interesadas en servir a la sociedad.

Las personas que quieran ganar mucho dinero, aquellas que son mucho más fácilmente corruptibles, no se meterán en política, se dedicarán a crear empresas, explotar a los trabajadores, estafar a los proveedores y engañar a los clientes dentro de la empresa privada.

Podrán hacer daño a la sociedad, pero a una escala bastante reducida, mucho menos que si fueran ministros o controlasen un sector cualquiera del gobierno, y antes de que hagan un daño excesivo a la sociedad tendrán tal cantidad de demandas que se deberían pasar el resto de su vida en los juzgados o en prisión.

Las personas que se metan en política DEBERÍA SER porque tienen la ambición de mejorar las cosas para la sociedad, no para sí mismos.

Por supuesto, sus ideas políticas pueden estar equivocadas, pero siempre es mejor un ministro equivocado pero honrado que un ministro ladrón, sepa o no sepa lo que es mejor para la sociedad.

Las personas que entran en la política deben hacerlo por servir a la sociedad, no por ganarse la vida. Si no, descubriríamos a mucha gente que se metería en la política porque no saben hacer otra cosa o porque hay mucho dinero que robar.

No me importa si entra en la política una persona que no sepa hacer otra cosa, si es buen político, estupendo, pero lo que no quiero es que un político sea codicioso porque entonces será muy fácil de corromper.

Hay quien dice que un político debe tener un salario muy elevado para ser insensible a los sobornos. Eso lo dicen precisamente los políticos que se venderían, con lo cual demuestran que están más interesados en su bolsillo que en el beneficio social.

Pero un político corrupto aceptará ser sobornado gane lo que gane, sea mucho o poco.

El hecho de limitar su salario solo tiene un efecto: Como pueden pasar años desde que un político corrupto entre en política hasta que tenga el poder de tomar decisiones por las que valga la pena ser sobornado, ese período en que un político tiene que sobrevivir con un sueldo más o menos modesto disuadirá a muchos de que es más fácil robar en la empresa privada que en la pública, y las personas más ambiciosas preferirán irse a otros lugares donde puedan ganar más dinero.

De esta forma garantizamos que la mayor parte de los miembros de un partido sean personas sin ambiciones personales, que sus ambiciones sean las de mejorar las condiciones de vida de la sociedad.

Por otro lado, una persona que tenga intención de ascender en un partido para optar a ocupar un cargo en el gobierno, va a estar sometida a lo largo de su carrera política a numerosas ocasiones de ser corrompido. Para evitar en lo posible la corrupción, es conveniente que los políticos publiquen periódicamente los bienes que poseen. De esa forma un político, al ser sometido a un intento de soborno, tendrá más reparos de aceptarlo al pensar cómo podrá justificar un incremento patrimonial excesivo.

Resumen

En este punto he planteado varias propuestas:

  1. Limitar el sueldo de los políticos al DOBLE del Salario Medio de los Españoles.
  2. Que cada político, antes de las elecciones, exponga el Salario que quiere cobrar a lo largo de su legislatura, y que no pueda cambiárselo una vez en el poder.
  3. Todos los políticos con cargos públicos DEBEN publicar todos los años su Declaración Patrimonial, para que los ciudadanos sepamos si un político se enriquece por encima de su sueldo, lo que podría ser indicio de corrupción.

De todas formas, siempre hay maneras de pagar un soborno sin que se note, por eso, aunque la limitación del salario y las declaraciones patrimoniales puedan disuadir a algunas personas, no se eliminarán todos los casos de corrupción.

¿Qué más podemos hacer para evitar la corrupción en los partidos y en la política?

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies