Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Fallos del Mercado

La Falta de Honradez

Enemigos de la Libertad

Parásitos Sociales

El Pecado Original del Estado

La Coacción y la Fuerza

Los Males del Estado

Los Impuestos

Las Subvenciones

Los Monopolios

El Estado Regulador

Las Bases de la Libertad

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP34.207.82.217

Datos de Pagina

El Estado fue en su Origen una Banda de Delincuentes que sometieron por la fuerza a personas a las que obligaban a pagar protección.

Creada08-04-2003
Modificada02-08-2014
Total Visitas71
Mayo2

El Pecado Original del Estado

Todas las instituciones sociales creadas anteriormente (el Derecho, el Comercio, la Justicia, la Empresa, etc.) fueron creadas de forma natural y espontánea, desde la base de la experimentación y la libertad: Millones de personas probaban miles de ideas distintas. Las malas ideas eran descartadas y las buenas eran admitidas y adoptadas voluntariamente por los demás miembros de la sociedad, porque veían que eran buenas ideas.

Pero el Gobierno, la Policía y los Impuestos fueron creados por bandas de delincuentes que se organizaron para someter a los ciudadanos a un expolio sostenible.

Desde que estas instituciones fueron creadas e impuestas a los ciudadanos, la sociedad apenas ha tenido posibilidades de prosperar, pues su misma prosperidad atraía y provocaba las ambiciones de los peores delincuentes y gobernantes.

Y si en la sociedad libre las personas con ambición debían crear algo que los demás desearan o satisfacer a un precio económico los deseos de los demás, un gobernante ambicioso sólo tenía que subir los impuestos, obligar a la gente honrada a pagar más a cambio de su "protección", sin estar obligado por ello a dar nada a cambio.

Como en todas las profesiones, el arte de gobernar, es decir: expoliar al pueblo de forma sostenible, tuvo grandes aciertos y grandes fracasos.

Hubo gobernantes que arruinaron a su ciudad expoliándola por encima de su capacidad de crear riqueza, y otros que permitieron que la ciudad prosperara. Los "buenos" gobernantes fueron imitados por otros y con el tiempo casi todas las ciudades acabaron teniendo unos gobernantes que más o menos eran capaces de no arruinar demasiado a su ciudad y mantener en ella un cierto grado de prosperidad, no demasiada, para no atraer las ambiciones y envidias de los delincuentes y gobernantes de las ciudades vecinas, pero sí la suficiente para que la ciudad fuera cada año un poco más rica y los ladrones-gobernantes pudieran seguir robando, y encima cada vez un poco más.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies