Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Límites de la Libertad

Necesidades Humanas

Primeras Necesidades

Principios de Economía

Principios del Mercado

Egoísmo y Altruismo

La Libre Competencia

Origen del Dinero

Las Primeras Ciudades

Primeras Empresas

El Mercado Laboral

Evolución del Mercado

Recapitulación

El Sector Comercial

El Sector Judicial

Origen de la Riqueza

El Sector Financiero

Los Bancos

Los Préstamos

El Papel Moneda

Principios sin Fin

El Orden Espontáneo

Mercado Incontrolable

Fallos del Mercado

Las Bases de la Libertad

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.95.131.208

Datos de Pagina

Los empresarios con éxito en satisfacer los deseos de la sociedad crearon grandes cantidades de riqueza, y la mayor parte la poseían en piezas de oro y joyas.

Creada01-04-2003
Modificada02-08-2014
Total Visitas122
Diciembre6

El Origen del Sector Financiero

Cuando las empresas florecieron en las primeras ciudades, se produjo un importante crecimiento de las mismas. El crecimiento de las empresas provocó una demanda de mano de obra, personas que se dedicaban a la agricultura o a la artesanía encontraron que era más fácil trabajar para un empresario a cambio de un salario. Los artesanos con más ambición, envidiosos de la fortuna que veían crecer en manos de otros, emprendían un negocio y, si tenían éxito, se unían a la clase de los empresarios. Si no, acabarían volviendo a su taller, habiendo perdido sus ganancias de varios años, o incluso era posible que acabaran como obreros en alguna empresa que sí hubiera tenido éxito.

El mercado es despiadado, y solo recompensa a los que aciertan, a los que producen un producto deseado por la sociedad a un precio que lo haga asequible. Los que yerran, aquellos que no encuentran un producto deseado por la sociedad o quienes fabrican un producto más o menos deseado pero a un precio tal que a nadie le merece la pena adquirirlo, esos pierden todo el dinero que hayan invertido en el intento de enriquecerse.

Y los empresarios que triunfaron comenzaron a acumular una gran parte de la riqueza de la sociedad.


Por las razones ya expuestas, la riqueza acumulada en las manos de un empresario acababa beneficiando a toda la sociedad, pero este proceso tardaba más o menos tiempo. Si el empresario reinvertía o gastaba con rapidez todos sus beneficios, el beneficio al resto de la sociedad era casi inmediato.

Pero en ocasiones un empresario no reinvertía, sino que acumulaba riqueza sin hacerla circular. 

El empresario tenía entonces un problema: ¿qué hacer con todo esa riqueza?.

Normalmente la riqueza la tendría en forma de oro, pero el oro no podía dejarlo en mitad de su dormitorio, pues se exponía a que se lo robaran cuando él no estuviera en casa.

Algunos enterraban ollas de oro en lugares secretos, pero eso era incómodo si querían recurrir a él en un momento dado.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies