Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Mentes Brillantes

La Carrera del Revólver

La Guerra de las Corrientes

El Dominio de la Prensa

La Guerra de la Aviación

La Guerra de la Televisión

La Carrera de la Bomba Atómica

La Carrera Espacial

La Guerra de los Ordenadores

Tecnología Espacial

Inteligencia Artificial y Robótica

La Energía Nuclear

Tecnologías Ecológicas

Nanotecnologías

¿Llegaremos a ser Dios?

Inventos

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.162.133.222

Datos de Pagina

Pulitzer, creador de la Prensa Social Hearst, creador de la Prensa Amarilla

Creada19-03-2018
Modificada19-03-2018
Total Visitas27
Octubre11

Reseña del Documental Hearst y Pulitzer de la serie Mentes Brillantes

Hearst Vs Pulitzer
El Dominio de la Prensa

Joseph Pulitzer llegó a USA como inmigrante, sufriendo grandes penurias que le llevaron a observar las abismales diferencias que existían entre los ricos y los pobres de la sociedad.

Consiguió trabajo como periodista, y ya desde el principio observó que los periódicos estaban orientados a informar a los ricos. No existían periódicos dirigidos a la gente común.

En sus artículos periodísticos denunciaba la corrupción de los políticos y grandes empresarios, dando voz a las clases humildes que soportaban esas lacras.

Su estilo periodístico le hace ascender en su nivel de vida y adquiere dos periódicos en quiebra. Consigue convertirlos en los de más tirada de San Luis, y en 1.883 decide trasladarse a New York.

El Crisol de la Gente Común

La ciudad de New York está plagada de modestos trabajadores e inmigrantes recién llegados que apenas conocen las oportunidades del país al que se han arriesgado a viajar.

Los periódicos que se publican contienen noticias de sucesos, políticas y empresariales, pero son monótonos, no incorporan titulares que destaquen las noticias más importantes.

Pulitzer compra un periódico en declive llamado el New York World, con una tirada de 15.000 ejemplares, y lo reconvierte en un periódico para el pueblo, triplicando su tirada en seis meses. Un año más tarde vende 100.000 ejemplares.

El Periodista Millonario

William Randolf Hearst tuvo una infancia privilegiada, su padre hizo una gran fortuna con la minería.

Educado en las mejores escuelas, lleva una vida de fiestas y ocio. Pero siempre a la sombra de la fama de su padre.

Queriendo escapar de esa fama, Hearst está pendiente de la forma en que Pulitzer ha convertido un periódico al borde del cierre en un medio de comunicación que está influyendo cada vez más en la sociedad.

Entre las inversiones de su padre hay un periódico mediocre, insulso y con escasa tirada, el San Francisco Examiner. Copiando los objetivos proclamados por Pulitzer, representar la voz de la gente común, le pide a su padre que le transfiera la propiedad del mismo.

En el año 1.887 Hearst se hace cargo del periódico y lo transforma desde la base, copiando las técnicas de Pulitzer, pero dándole un estilo que se ha dado en llamar la Prensa Amarilla.

Denunciando las corruptelas políticas y empresariales y exagerando los titulares de las noticias de sucesos, consigue muchos más lectores, aumenta las tiradas y logra grandes beneficios.

A partir de ahí quiere expandirse y se fija en un periódico de New York, donde pretende competir y superar a su maestro.

Guerra de Periódicos

En 1.895, Pulitzer ya es un gigante de los periódicos. El New York World  es el de más tirada e influencia del país.

Hearst compra un tabloide de escasa tirada, el New York Morning Journal. Mientras Pulitzer emprende un viaje de vacaciones, Hearst contrata a sus periodistas más leídos e influyentes. Recurriendo a su enorme fortuna, iguala el número de páginas del World, concentra las noticias más impactantes y escandalosas en la portada y baja el precio a 1 centavo, la mitad que el precio del World.

Cuando Pulitzer regresa a New York se encuentra sin sus mejores periodistas y su periódico se está vendiendo la mitad que apenas unos meses antes.

Evangelina Cisneros, presa cubana en 1.897Con el fin de atraer lectores con una historia emotiva, Hearst hace que sus reporteros se centren en el relato de Evangelina Cisneros, una joven que ha sido encarcelada por las autoridades españolas durante la revolución cubana.

Hearst convierte su historia en una emocionante novela en la que no duda en enviar un "hombre de acción" a ayudar a Evangelina a huir de la cárcel y llevarla a Nueva York, donde Hearst la presenta como una heroína cubana contra el despótico dominio de España.

El folletín convierte al Journal en el periódico de más tirada del país, mientras el World de Pulitzer sigue perdiendo lectores.

La Guerra contra España

El 15 de Febrero de 1.898 se produce un trágico suceso que da una nueva oportunidad a Hearst.

En el puerto de la Habana está atracado el USS Maine cuando una explosión lo destruye y lo hunde, provocando la muerte de 266 marineros.

Sin ninguna evidencia que lo apoye, Hearst asegura que ha sido un acto de sabotaje por parte de los españoles, y ofrece sustanciosas recompensas a quien pueda demostrarlo.

Inicia una campaña para que el ejército USA ataque a Cuba para vengar la traición.

Pulitzer, que siempre ha defendido que las noticias tienen que verificarse con precisión, cree que es una campaña fraudulenta, pero debido a la pérdida de lectores se ve obligado a renunciar a sus principios y unirse a la marea demagógica que pide el inicio de una guerra con España.

Tras dos meses de editoriales sensacionalistas, el 25 de Abril, el congreso le declara la guerra a España.

En los cuatro meses de guerra, Hearst consigue sus objetivos. El Journal alcanza una tirada de 1 Millón de ejemplares.

La Guerra contra los Vendedores

Al terminar la guerra en Agosto, las noticias se vuelven menos sensacionalistas y las tiradas disminuyen. Ambos magnates han gastado grandes cantidades de dinero en la cobertura de la guerra. Ahora hay que pagar las deudas.

Hearst dispone de una gran fortuna familiar para hacerlo, pero Pulitzer no dispone de esos medios y afronta pérdidas mes tras mes.

No puede subir los precios pues perdería lectores, ni bajar los salarios pues perdería periodistas.

Esta situación perjudica principalmente a los vendedores de periódicos.

Vendedores de Periódicos en Huelga, 1.899

La ciudad de New York está repleta de niños de las clases más pobres que son los que venden la mayor parte de los periódicos. Normalmente los distribuidores les dan 100 periódicos a 50 centavos y ellos al venderlos consiguen el doble. Durante la guerra, para costear los mayores gastos, les subieron el precio a 60 centavos, y si no vendían todos los ejemplares no se los reembolsaban. Eran unas condiciones abusivas, pero debido al aumento de ventas por las noticias de la guerra, los vendedores se conformaron.

Terminada la guerra, las ventas se reducen y los vendedores esperan recuperar las condiciones de antes de la guerra, pero Pulitzer está perdiendo mucho dinero y no puede hacerlo.

Y, atento a lo que haga Pulitzer, Hearst tampoco lo hace.

En Julio de 1.899, 5.000 niños vendedores de periódicos inician una huelga. Ocupan el puente de Brooklin y detienen el tráfico durante horas.

En las dos siguientes semanas la circulación del World y el Journal se reducen a menos de la mitad.

Pulitzer y Hearst llegan a un compromiso para terminar con la huelga. No bajarán el precio a granel de los periódicos, pero sí reembolsarán los ejemplares no vendidos.

Los vendedores aceptaron la propuesta y el 2 de Agosto termina la huelga.

Prestigio y Poder

Pulitzer y Hearst son los más grandes magnates de la prensa americana, pero ya no pueden presumir de ser los representantes del pueblo humilde, de la gente más necesitada.

Quizás para tranquilizar su conciencia, Pulitzer dona 2 Millones de dólares a la Universidad de Columbia para desarrollar una de las primeras escuelas de periodismo del país.

También estableció el Premio Pulitzer, que ha llegado a convertirse en el más prestigioso del mundo del periodismo.

Por su parte, Hearst usó la influencia de sus periódicos para introducirse en el mundo de la política. No fue una carrera que le diera la fama, pero la película de Orson Wells, Ciudadano Kane, basada en su historia y su estilo de crear, inventar y manipular las noticias, le dieron la fama que lo ha salvado del merecido olvido de la historia.

En mi opinión

Una pena que el antes honesto Pulitzer se viera obligado por razones económicas a traicionar sus principios de defender y dar voz a la gente humilde. Y una pena que el mentiroso Hearst fuera capaz de mover a la opinión pública y al gobierno USA hacia una guerra por motivos inventados.

Tal como se ha podido demostrar, el Maine estalló por un trágico error de diseño. Tenía el arsenal al lado de las calderas de los motores, separados por una plancha de acero que, al recalentarse, hizo estallar la Santa Bárbara.

Pero el pueblo estaba indignado contra España por las mentiras de Hearst y Evangelina Cisneros, que no fue encarcelada por motivos políticos, sino por negarse a los abusos del alcaide de la prisión en la que estaba preso su padre.

Por desgracia las mentiras, aunque tienen las patas más cortas, corren mucho más que la verdad.

Ver Ficha de Hearst y Pulitzer de la serie Mentes Brillantes

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies