Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Mis Principios

Límites de la Libertad

Necesidades Humanas

Primeras Necesidades

Principios de Economía

Principios del Mercado

Fallos del Mercado

Las Bases de la Libertad

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

Necesidades humanas y sociales de las personas para su supervivencia, protección, estima, estabilidad y felicidad.

Creada01-04-2003
Modificada08-05-2013
Total Visitas3243
Noviembre314
Octubre106
Septiembre37
Agosto45
Media Mensual44

Las Necesidades Humanas

Las personas somos seres vivos e inteligentes, y tenemos deseos y necesidades que intentamos satisfacer.
Analicemos en primer lugar cuáles y de que tipos son nuestras necesidades.

Necesidades de Supervivencia

La primera necesidad que cualquier ser vivo debe satisfacer es la supervivencia, y el objeto de esta necesidad puede ser: El Individuo, la Familia o el Grupo.

Cada especie animal, incluida la especie humana, pone la supervivencia por encima de cualquier otra necesidad, aunque hay especies en las que un individuo, ante la necesidad de elegir entre: Yo, mi Familia o mi Tribu, pueden elegir una u otra opción, según la estrategia que en su especie haya dado mejor resultado.

En la especie humana, la elección suele estar entre el Yo y la Familia. Aunque algunas pocas personas sean capaces de sacrificarse por el Grupo, esta suele ser una opción minoritaria.

Necesidades de Protección

Una persona, para sentirse segura, debe ser capaz de defenderse de las inclemencias del tiempo, de los ataques de otros animales y de personas de la misma o de otras tribus.

En tiempos prehistóricos la humanidad adoptó comportamientos que aumentaran esta protección. Esos comportamientos son comunes a muchas especies animales e incluyen dos estrategias de supervivencia: La formación de Tribus para aumentar la protección contra peligros externos a la tribu (el clima, las fieras y otras tribus), y, para proteger a los miembros de la tribu de los ataques y abusos de otros miembros de la misma tribu, una organización social jerarquizada, en la que los conflictos interpersonales se resuelven mediante un sistema de jerarquías sin llegar a enfrentamientos violentos que lleven a la muerte.

Conforme la sociedad se ha ido haciendo más compleja estos mecanismos se han ido adaptando pero básicamente seguimos siendo primates que nos vemos compelidos a formar parte de un grupo (llámese sociedad, manada o tribu) y, dentro del mismo, intentar ocupar el lugar más alto que podamos dentro de la jerarquía social.

Necesidades de Estima

Las personas también tenemos necesidades de estima. Deseamos ser estimadas e intentamos atraer la estima desde tres fuentes diferentes: La Sociedad, la Familia y el Individuo.
Intentamos ser queridos por nuestra familia, pero también intentamos ser queridos por los demás. En cuanto al amor propio, intentamos ganar nuestro propio respeto, y como a nosotros mismos no podemos engañarnos, eso hace que intentemos ser buenas personas, merecedoras de ese respeto.

Necesidades de Estabilidad

Todas las personas necesitan tener la sensación de que mañana vamos a estar al menos tan bien como hoy, que si hoy tenemos alimento, mañana también lo tendremos.

Esto se traduce en un deseo de conservar nuestros medios de supervivencia, hacer que duren en el tiempo, de forma que dentro de días, meses y años podamos seguir teniendo medios suficientes para sobrevivir.

La especie humana, así como otras muchas especies, recurren al ahorro para conseguir que nuestra supervivencia quede asegurada no solo en el momento actual o para superar el invierno, sino también a lo largo de muchos años.

Necesidades Humanas

Todas las necesidades mencionadas hasta ahora son necesidades que las personas compartimos con otras especies animales. Todas las especies animales tienen necesidades de supervivencia y seguridad. Muchas intentan también ahorrar para el futuro y en muchas especies, especialmente los grandes mamíferos y los primates, la necesidad de afecto es muy acusada.

La evolución nos ha hecho así, y nos sigue cambiando. Hace varios millones de años las especies humanas desarrollaron otras características, otros comportamientos y deseos que nos han separado en gran medida de las demás especies animales.

Las necesidades característicamente humanas son la Curiosidad y la Diversión.

En un grado muy reducido, otros animales tienen estas mismas necesidades, pero en la especie humana es donde más se han desarrollado y convertido en poderosos motivadores de la conducta.

La curiosidad se manifiesta de dos formas diferentes: como una necesidad de saber cosas acerca del mundo que nos rodea, y la necesidad de experimentar, de saber qué pasaría si pusiéramos en práctica determinadas ideas. La primera modalidad ha dado origen a las ciencias puras y a la investigación en muy diversas ramas del conocimiento. La segunda a las ciencias aplicadas y la tecnología.

La diversión incluye todo tipo de actividades lúdicas y el ejercicio de aficiones, entre ellas los juegos y deportes y el cultivo de las artes, actividades todas sin aparente utilidad pero sumamente gratificantes para las personas que ya tienen satisfechas el resto de sus necesidades.

Una persona que alcanza a satisfacer todas sus necesidades podemos considerar que es feliz.

NOTA: Cuando escribí esta página no conocía la Jerarquía de Maslow de las necesidades humanas. Esta la conocí más tarde, y celebro haberme acercado bastante a las conclusiones de Maslow.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies