Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Fallos del Mercado

Las Bases de la Libertad

Los Primeros Derechos

Derecho Positivo y Derecho Negativo

Derecho a la Vida

Derecho a la Salud

Derecho a la Educación

Libertad de Expresión

Libre Circulación

Derechos de Familia

Derecho al Trabajo

Libre Empresa

Derecho a la Jubilación

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.234.228.78

Datos de Pagina

Creada10-06-2004
Modificada01-07-2014
Total Visitas570
Diciembre1

Los Primeros Derechos

Desde que éramos animales en las copas de los árboles, ya conocíamos la Regla de Oro:

No hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a tí.

Instintivamente, hasta los animales siguen esa regla con sus propios congéneres. Si no quieres que te maten, no debes matar. Si no quieres que te roben, no debes robar.

De forma inexorable, de esta idea surge un nuevo concepto: El Derecho.

Yo quiero que mi vida sea respetada y que nadie intente arrebatármela, y a cambio me comprometo a respetar la vida de los demás y a no intentar arrebatársela a nadie.

Al tomar esta decisión estamos reconociendo a los demás un derecho que también deseamos para nosotros: el Derecho a la Vida. Y para garantizar este derecho establecemos una ley que en este caso toma la forma de una prohibición: No Matar.

Yo quiero vivir pacíficamente y que nadie intente agredirme, y a cambio me comprometo a no agredir a nadie.

Al tomar esta decisión estamos reconociendo a los demás un derecho que también deseamos para nosotros: el Derecho a la Paz. Y para garantizar este derecho establecemos una ley que en este caso toma la forma de una prohibición: No Agredir.

Yo quiero disfrutar de aquellos bienes que posea legítimamente y que nadie intente arrebatármelos, y a cambio me comprometo a respetar los bienes de los demás y a no intentar arrebatárselos a nadie.

Al tomar esta decisión estamos reconociendo a los demás un derecho que también deseamos para nosotros: el Derecho a la Propiedad. Y para garantizar este derecho establecemos una ley que en este caso toma la forma de una prohibición: No Robar.

Vemos pues que algunos derechos se garantizan estableciendo una prohibición, y estos son realmente los derechos más claros y fáciles de defender.

Cuando una persona no respeta los derechos de los demás estaba incumpliendo unas leyes, unas normas establecidas para defender unos derechos universales, y en tal caso las personas honradas podían aliarse para hacer que se respetaran sus derechos.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies