Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Fallos del Mercado

Las Bases de la Libertad

Los Primeros Derechos

Derecho a la Vida

Derecho a la Salud

Derecho a la Educación

El Cheque Escolar

Libre Gestión

En Contra de la Educación Libre

Libertad y Diversidad

Financiación del Cheque Escolar

Libertad de Expresión

Libre Circulación

Derechos de Familia

Derecho al Trabajo

Libre Empresa

Derecho a la Jubilación

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP18.212.239.56

Datos de Pagina

Libre Gestión de los Centros Educativos para que los Directores puedan mejorar el profesorado y la calidad de la enseñanza.

Creada12-04-2003
Modificada08-05-2013
Total Visitas121
Abril2

Libre Gestión de los Centros Educativos

Con el sistema de financiación actual, los directores de los colegios no consiguen el dinero de los clientes, sino de los políticos, y siempre es más sencillo satisfacer a un político para que nos dé más dinero que satisfacer a cientos de clientes para que sigan confiando en nosotros. Máxime cuando esos clientes no tienen elección, pues el político es el que ha decidido a qué centro debe ir cada niño en edad escolar.

En cambio, un director propietario de un centro educativo privado, sabiendo que sus ingresos dependerán de la cantidad de alumnos que tenga y por consiguiente de la calidad del servicio que pueda ofrecer y de la satisfacción de sus clientes, pondrá mucho más cuidado en los gastos del centro intentando conseguir el máximo beneficio posible con el mínimo coste imprescindible. Y el máximo beneficio sólo se conseguirá cuando ofrezca servicios de gran calidad a un precio económico.

En igualdad de condiciones, contando con el mismo presupuesto, un centro privado es capaz de sacarle más rentabilidad a cada euro de inversión, y al decir rentabilidad me refiero a satisfacción de los clientes.

Hay varios motivos más para que un centro público sea más caro que uno privado dando el mismo servicio, o que contando con el mismo presupuesto el privado ofrezca mejor servicio, pero sin querer generalizar sí podemos decir que, de todos los profesores, hay un cierto porcentaje de profesores que no tienen la calidad educativa de otros.

Todos sabemos que hay buenos profesores y malos profesores. Como en todos los trabajos, hay buenos profesionales y malos profesionales. En la empresa privada, un mal profesional tendrá su puesto en peligro y el jefe procurará pagarle lo menos posible, para en cuanto pueda, sustituirlo por un profesional mejor. Un buen profesional será apreciado por sus jefes, y si estos quieren conservarlo deberán ofrecerle un salario mayor que a un mal trabajador, so pena de que el empleado reciba una mejor oferta y se vaya a otra empresa.

En un colegio privado ocurre lo mismo, el profesor de calidad, que enseña bien a sus alumnos, consigue ganarse una buena reputación y al año siguiente tendrá más alumnos, y el director de un centro educativo estará dispuesto a pagar más por conservarlo. El mal profesor, el que aburre a los alumnos, el que no consigue enseñar, se gana una mala reputación y el director del centro estará deseando que acabe el curso para sustituirlo por un buen profesor. Así que, por la cuenta que le trae, el peor profesor se esforzará en mejorar, aprender de los mejores, mantener la atención de los alumnos y adquirir un grado de excelencia que sólo se consigue cuando se pone voluntad en ello.

En las escuelas públicas hay muy buenos profesores que intentan dar lo mejor que pueden de sí mismos, pero también hay zopencos que no se esfuerzan lo más mínimo. ¿Para qué, si no van a cobrar más ni van a ser despedidos?.

Esos son los dos principales motivos de que los centros privados, contando con el mismo presupuesto, puedan dar un mejor servicio a los alumnos que los públicos.

Si los colegios públicos dispusieran de autonomía en la gestión del centro y del personal y sus ingresos dependieran del número de alumnos, los directores tomarían las decisiones pensando principalmente en dar la máxima satisfacción posible a sus clientes, los alumnos, no a los políticos que le pueden dar o negar dinero.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies