Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Fallos del Mercado

Las Bases de la Libertad

Los Primeros Derechos

Derecho a la Vida

Derecho a la Salud

Derecho a la Educación

Libertad de Expresión

Libre Circulación

Consecuencias de la Inmigración

La Antiglobalización

¿Quién está en contra de un Mundo Sin Fronteras?

Las Buenas Intenciones

Solidaridad con los pobres del mundo

Conclusión

Derechos de Familia

Derecho al Trabajo

Libre Empresa

Derecho a la Jubilación

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.234.228.78

Datos de Pagina

Todas las personas deberían tener derecho a salir de su país, viajar a otros países y volver cuando lo deseen, llevando con ellos su persona, su familia, sus bienes y sus capitales.

Creada12-04-2003
Modificada11-06-2015
Total Visitas932
Diciembre1

Libre Circulación de Personas, Bienes y Capitales

Por su propia naturaleza, todos los seres vivos circulan por los territorios que estén a su alcance para descubrir nuevos lugares que explorar y, si encuentran lugares mejores que aquellos de los que partieron, en los que habitar.

Es una ley natural, la Evolución ha premiado con la supervivencia a las especies que se extienden geográficamente y castigado con la extinción a las que no lo hacen.

No es una inclinación constante, los animales jóvenes, en el momento en que tienen capacidad de sobrevivir en solitario, abandonan el nido y exploran nuevos y desconocidos territorios, pero cuando forman una familia tienden a asentarse en un territorio y permanecer en él mientras sea posible su supervivencia, aunque si ésta se hace más difícil pueden emigrar con toda su familia.

La especie humana actúa de la misma forma. Mientras somos niños vivimos con nuestros padres. Al adquirir un cierto grado de autosuficiencia nos entra el espíritu rebelde y aventurero y viajamos a otros pueblos, otras ciudades, otros países. Y cuando formamos una familia nos establecemos en donde las circunstancias nos permitan vivir mejor. Y si las circunstancias nos obligan, emigramos con toda la familia.

Y, por supuesto, si una persona viaja, lo hace con unos bienes, bienes que pueden ser objetos, mercancías o dinero.

Las leyes humanas NUNCA deberían ir en contra de las leyes naturales, por eso estoy totalmente en contra de que existan barreras legales a la libre circulación de personas, bienes y capitales.

Eso significaría que las personas de un país puedan viajar a otro según su voluntad, llevando sus bienes y capitales, sin que haya barreras físicas o legales que lo impidan.

Esto, sin embargo, ocasionaría varias consecuencias que conviene analizar.

Si las personas pueden circular libremente sin restricciones, mucha gente de los países pobres huirían de la miseria para viajar a los países ricos, trabajar, cobrar salarios más elevados de lo que cobrarían en su tierra y enviarlos a sus familias para, posteriormente, traerse a su familia al país rico o, una vez que haya acumulado un cierto capital, volver con él a su tierra.

De igual modo, si un empresario de un país rico quiere, puede invertir su dinero en construir una fábrica en un país pobre, contratar trabajadores por un salario muy inferior al que pagaría en su tierra, producir artículos a un precio mucho más barato y enviarlos al país rico a venderlos, aumentando los beneficios del empresario.

¿Sería bueno? ¿Sería malo?

Examinemos detenidamente algunas de estas consecuencias.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies