Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Fallos del Mercado

Las Bases de la Libertad

Los Primeros Derechos

Derecho a la Vida

La Pena de Muerte

El Suicidio

La Ayuda al Suicidio

Incitación al Suicidio

La Eutanasia

El Aborto

Derecho a la Salud

Derecho a la Educación

Libertad de Expresión

Libre Circulación

Derechos de Familia

Derecho al Trabajo

Libre Empresa

Derecho a la Jubilación

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.221.75.115

Datos de Pagina

La Eutanasia es a veces la única salida de una persona en estado vegetativo.

Creada12-04-2003
Modificada18-07-2014
Total Visitas205
Noviembre1

La Eutanasia

Hay casos en los que un paciente puede quedar en un estado tal que ni siquiera quede en el uso de sus facultades mentales.

Si no hay mente consciente no hay posibilidad de que esa persona pueda decidir sobre su propia vida.

Si la persona ha hecho un testamento vital manifestando sus deseos de ser desconectado de los medios que le mantienen con vida podemos entrar en el supuesto de asistencia al suicidio que ya hemos tratado más arriba, con la única salvedad de que el testamento vital solo podrá entrar en funcionamiento a partir del momento en que los médicos estimen que no hay esperanzas de recuperación.

Aún en el caso de que los médicos piensen que actualmente no existen medios para recuperar al paciente pero es posible que en unos meses o años los avances de la medicina podrían crear esos medios, la decisión tampoco puede estar en manos sólo de los médicos, por lo que un pariente, pasados seis meses de la situación de estado vegetativo, podrá solicitar el inicio del proceso de eutanasia, que se ejecutará respetando unas directrices y unos plazos similares al proceso de asistencia al suicidio. 

Esta decisión podrá crear polémica, y las personas que están en contra de la eutanasia pueden objetar y manifestarse en contra de una decisión que pueden considerar un homicidio, pero aquí estamos hablando de derechos y de como administrar de la forma más justa posible esos derechos. ¿Cómo puede una persona que no tiene ninguna relación con el paciente arrogarse la potestad de decidir sobre la vida del mismo por encima de la potestad que tengan sus propios familiares?

En mi opinión la decisión corresponde en primer término al propio paciente. Si éste no puede manifestar su opinión se hará caso a la decisión que hubiese tomado en un testamento vital y, de no existir éste, a las decisiones de sus familiares más cercanos.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies