Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Fallos del Mercado

Las Bases de la Libertad

Los Primeros Derechos

Derecho a la Vida

Derecho a la Salud

Derecho a la Educación

Libertad de Expresión

Libre Circulación

Derechos de Familia

Liberalización del Matrimonio

El Registro Civil

El Cónyuge Dependiente

Matrimonio Homosexual

Derecho al Trabajo

Libre Empresa

Derecho a la Jubilación

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.226.122.74

Datos de Pagina

Cuando dos personas deciden formar una familia, no debe haber diferencias legales entre los cónyuges, sean de distinto o del mismo género.

Creada12-01-2005
Modificada11-06-2015
Total Visitas130
Febrero2

El Matrimonio Homosexual

Si el matrimonio no es una competencia del Estado, pero tampoco es un monopolio de la Iglesia, significa que cualquier Iglesia o asociación, o incluso un particular podría celebrar un rito ceremonial. Si dos personas del mismo sexo desean celebrar un matrimonio seguro que encontrarán quien oficie los ritos.

Evidentemente, si dos homosexuales desean celebrar su matrimonio en una institución que no admita el matrimonio homosexual, no se le puede obligar, pero los homosexuales pueden optar por otra institución, otra religión, un oficiante o incluso un salón de bodas para celebrarlo. 

Un club o asociación o salón de bodas que no tenga esos prejuicios puede decidir que sean bienvenidos los matrimonios homosexuales, en cuyo caso las parejas que quieran hacer una celebración con los ritos que deseen podrán acudir a cualquier establecimiento donde oficien el rito que más le apetezca.

Y si no hay ningún centro donde puedan celebrar un matrimonio homosexual, bueno, ¿no hay una Asociación de Gays y Lesbianas?. Pues esa asociación podría registrarse como celebrante matrimonial y a partir de ese momento los ministros designados para ello podrán celebrar bodas entre sus miembros.

Seguro que no les faltan clientes.

En cuanto a las Iglesias, no creo que la Iglesia Católica y algunas otras religiones accedan a casar a una pareja homosexual.

De momento. Conforme pasan los años las costumbres cambian y son toleradas y al final aceptadas, por lo que veo posible, e incluso probable que dentro de algunas decenas de años las Iglesias cambien y acepten la realidad social de que algunas personas nacen con distintas inclinaciones de las que aparenta su cuerpo. Y si Dios ha querido que ocurra, ¿quién es la Iglesia para decir que lo que ha hecho Dios puede condenarlo la Iglesia?

Pero en cualquier caso, ni el Estado ni nadie tiene derecho a interferir en las normas internas de la Iglesia ni de ninguna asociación.

Tampoco nadie puede obligar a una iglesia a celebrar un rito que esa iglesia no quiera celebrar.

En cuanto a las normas del estado respecto a la convivencia entre dos personas del mismo sexo, deben ser las mismas independientemente del sexo de sus miembros. Lo único que el estado debe considerar es la protección de los hijos y de los cónyuges dependientes, sean del género que sean.

¿Derecho a Adoptar?

El derecho a adoptar no existe.

Lo que existe es el derecho de los niños huérfanos a ser adoptados por las personas que mejor garanticen su futuro. Y los criterios para determinar si una familia es mejor o peor que otra deben establecerlos los sicólogos mediante entrevistas personales con las personas que quieren adoptar un niño, sin prejuzgar si determinadas circunstancias son favorables o perjudiciales.

Si hubiera más huérfanos que adoptantes pues casi todo el mundo podría adoptar (menos los esquizofrénicos y sociópatas, claro) y los huérfanos restantes deberían ser criados por orfanatos privados o públicos.

Si hubiera más adoptantes que huérfanos, entonces es cuando habría que establecer un orden de idoneidad.

¿Que criterios usar para este orden?

Asumo que la estabilidad emocional y económica. Si existe un parentesco previo a la orfandad ese dato debería ser muy importante, y también si el huérfano tiene edad suficiente para expresar su voluntad.

¿Considerar si un tipo de familia es mejor que otro? Puede que sí, quizás sea más beneficioso para el niño una familia multiparental formada por tres padres y tres madres, en la que se turnan dos personas para cuidar de la casa y los hijos mientras los otros cuatro van a trabajar. En una familia así si uno de los padres muere o se pone enfermo o pierde el trabajo, el resto de la familia y los hijos no salen tan perjudicados como en una familia de dos personas, en la que si muere uno de los padres el restante queda en una situación casi desesperada como no cuente con ayuda de familiares.

Pero ese tipo de familias no existe, que yo sepa. Solo existen familias de dos miembros, la mayoría heterosexual, y algunas homosexuales. Y personas que viven solas, lo que no puede considerarse una familia mientras no tengan hijos.

En mi opinión, el orden lógico para dar preferencia a unas familias sobre otras, en igualdad de las demás circunstancias, debería ser: Parejas heterosexuales, sencillamente porque es el tipo de familia más habitual y eso hará más fácil la integración del hijo adoptado. En segundo lugar las parejas homosexuales y en tercero las personas solas.

Pero en cualquier caso nunca descartar a unos posibles padres por el hecho de ser homosexuales.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies