Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

El Coronavirus COVID-19

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Fallos del Mercado

Las Bases de la Libertad

Los Primeros Derechos

Derecho a la Vida

Derecho a la Salud

Derecho a la Educación

Libertad de Expresión

Libre Circulación

Derechos de Familia

Derecho al Trabajo

Libre Empresa

El Efecto Tiburón

El Comercio Justo

Investigación y Desarrollo

Derecho a la Jubilación

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.237.61.235

Datos de Pagina

El Efecto Tiburón. Todos los empresarios intentan imitar y mejorar los productos de los que tengan éxito, y eso les obliga a todos a mejorar y abaratar sus productos.

Creada15-06-2003
Modificada07-05-2013
Total Visitas219
Octubre7

El Efecto Tiburón

Hay muy buenos empresarios que tienen ideas geniales y ganan mucho dinero, pero hay otros empresarios que no son tan geniales pero son bastante listos, y en cuánto estos ven que el primero se está forrando, ellos, que también quieren forrarse, harán lo posible por averiguar qué son y cómo se hacen los chirimbos que fabrica el primero e intentarán fabricarlos. De esta forma los empresarios se vigilan los unos a los otros y, en cuanto ven que uno de ellos se lanza a fabricar un nuevo producto intentan averiguar lo que puedan sobre el mismo y especulan sobre el éxito que tendrá.

Es como un banco de tiburones peleando por el mercado. Como puedan, cualquiera de ellos le quitará un negocio a sus rivales, y si ven que uno de ellos se enriquece, inmediatamente intentará copiar sus ideas para robarle un trozo del pescado, perdón, del mercado.

Cada empresario cogerá la idea original y le aplicará un cambio, y algunos fabricarán el mismo producto con menor calidad pero más baratos y otros lo harán más caro y de mejor calidad. Y hasta es posible que alguno sea capaz de hacerlo mejor y más barato, o incluso puede que lo hagan idéntico al original pero cambien la estrategia publicitaria o el segmento de población a quien se dirige el producto. Estos advenedizos empezarán a llevarse un número cada vez mayor de clientes y el primer empresario, al detectar que está perdiendo clientes, tendrá que ver quién y cómo le está quitando clientes y adaptar su estrategia para perder la menor cuota de mercado posible.

Tendrá que bajar sus precios, ahorrar costos, optimizar los procesos de producción, mejorar el producto y al final, si consigue superar a su competencia, estará ofreciendo unos chirimbos de mejor calidad y a menor precio del que fabricaban antes.

A nivel global ocurre lo mismo: el conjunto de todos los fabricantes de chirimbos, sin haber tenido que ponerse de acuerdo, al contrario, compitiendo y luchando despiadadamente entre ellos, han conseguido, en muy pocos años, que los chirimbos tengan una calidad y utilidad muy superior a la que tuvieron en sus primeras versiones y sean además tan baratos que están al alcance de la gran mayoría de los ciudadanos.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies