Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

El Coronavirus COVID-19

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Fallos del Mercado

Las Bases de la Libertad

Los Primeros Derechos

Derecho a la Vida

Derecho a la Salud

Derecho a la Educación

Libertad de Expresión

Libre Circulación

Derechos de Familia

Derecho al Trabajo

Libre Empresa

El Efecto Tiburón

El Comercio Justo

Investigación y Desarrollo

Derecho a la Jubilación

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP34.201.9.19

Datos de Pagina

El Comercio Justo consiste en limitar los beneficios, pero si no hay beneficios no hay posibilidad de reinvertir para aumentar la calidad ni la producción y se necesitará muchísimo tiempo en satisfacer los deseos y necesidades de la Sociedad

Creada15-06-2003
Modificada07-05-2013
Total Visitas136
Octubre2

El Comercio Justo

Hay quien piensa que el empresario no debe ser avaricioso, y una vez que fabrica un chirimbo no debería venderlo a un precio abusivo, sino al precio de costo más un beneficio justo, pero esta idea, que a muchos puede parecerles justa y decente, supone un grave error.

Si el producto es un éxito y el precio es demasiado bajo, las existencias de chirimbos se agotarán antes, incluso, de salir de la cadena de producción. La demanda sería enorme, pero como la oferta está limitada por la capacidad de la fábrica, la lista de pedidos pendientes crece enormemente. El fabricante invertiría dinero en ampliar la fábrica, pero no lo tiene. Haber aplicado un precio por debajo del nivel de demanda hace que no pueda ampliar la producción, más que a una velocidad muy limitada.

La cosa se resolverá cuando otros empresarios descubran que el primero se está enriqueciendo y quieran imitarle, pero el problema es que el primer empresario NO se está enriqueciendo. Los demás empresarios tardan mucho más tiempo en percibir el éxito del primero y cuando lo hacen será por casualidad. Entonces puede que otros empresarios se animen a fabricar chirimbos, y puede que alguno esté tan concienciado con el comercio justo que decida cobrar también un precio justo, pero habrá otros codiciosos que decidan cobrar lo más que puedan. Habrá clientes que prefieran esperar a que una de las empresas que venden chirimbos a precio justo lo tengan disponible, pero quien tenga dinero y no quiera esperar se irá a una que cobre mucho más, pero lo tendrá al momento. Y esta empresa, que vende a un precio abusivo, es la que se lleva grandes beneficios y puede reinvertir en ampliar la producción, mientras que las empresas que venden a un precio justo no pueden ampliar su producción porque no tienen capital para ello.

Cuando la producción global del conjunto de todos los empresarios fabricantes de chirimbos alcanza el nivel suficiente para satisfacer todas las necesidades de la sociedad, las empresas que aplicaron desde el principio el precio justo se sentirán muy satisfechas porque no han sido codiciosas, mientras que las que han sido codiciosas han reinvertido y se han expandido hasta copar más del 90% del mercado. La empresa que ha vendido a un precio abusivo ha instalado cientos de fábricas en todo el ámbito comercial convirtiéndose en una empresa líder de su sector. En cambio, la empresa que ha aplicado el precio justo apenas ha podido instalar un par de fábricas.

No es justo.

El comercio libre no es justo.

Pero el comercio justo es mucho peor.

Si todos los empresarios hubieran sido justos, el beneficio conseguido no hubiera permitido reinvertir en ampliar la producción al mismo ritmo y pasarían muchos años, décadas, antes de que todas las personas pudiesen adquirir los tan necesarios chirimbos.

Si, en cambio, todos los empresarios actúan con codicia, pondrán al principio precios abusivos y sólo los clientes más ricos podrán comprar chirimbos, pero los beneficios de las empresas serán tan grandes que podrán reinvertir gran parte en ampliar la producción. Y los empresarios saben que el que más aumente su producción será el que al final se quedará con la mayor parte del mercado por eso el aumento de la producción se convertirá en una despiadada carrera para incrementar la producción más que sus rivales.

En cuestión de dos o tres años, la producción habrá alcanzado las necesidades de chirimbos de todo el mundo, obligando a una bajada de precios que permitirá que todos los ciudadanos puedan adquirir su tan necesario chirimbo a un precio perfectamente asequible y razonable.

Este incremento espectacular de la producción, financiado por los ricos, es el que hace que el comercio libre sea mucho más beneficioso para la sociedad que el comercio justo.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies