Los Evangelios Apócrifos

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Las Religiones de Adán

La Biblia Apócrifa

Los Evangelios Apócrifos

Historia de los Evangelios

Evangelios Gnósticos

El Evangelio de Tomás

Evangelio de Felipe

Evangelio de María (Fragmento copto)

Evangelio de María (Fragmento griego)

Evangelio de Valentín

I

II

III

IV

V

VI

VII

VIII

IX

X

XI

XII

XIII

XIV

XV

XVI

XVII

XVIII

XIX

XX

XXI

XXII

XXIII

XXIV

XXV

XXVI

XXVII

XXVIII

XXIX

XXX

XXXI

XXXII

XXXIII

XXXIV

XXXV

XXXVI

XXXVII

XXXVIII

XXXIX

XL

XLI

XLII

XLIII

XLIV

XLV

XLVI

XLVII

XLVIII

XLIX

L

LI

LII

LIII

LIV

LV

LVI

LVII

LVIII

LIX

LX

LXI

LXII

LXIII

El Evangelio de La Verdad

El Evangelio de la Paz

Evangelio de Judas

Evangelio Apócrifo Musulmán

Apócrifos de la Infancia

Apócrifos de la Pasión

Fragmentos y Citas

Los Manuscritos del Mar Muerto

Historia del Cristianismo

Ideario de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.90.204.233

Datos de Pagina

Evangelio Gnóstico de Valentín (Pistis Sophia). Capítulo XXIX María Magdalena pregunta a Jesús sobre la esencia, composición y modo de ser de los veinticuatro invisibles.

Creada12-06-2013
Modificada16-08-2015
Total Visitas175
Febrero1

Evangelio Gnóstico de Valentín
(Pistis Sophia)

XXIX María Magdalena pregunta a Jesús sobre la esencia, composición y modo de ser de los veinticuatro invisibles

  1. Y después de todas estas cosas, María Magdalena se adelantó y adoró los pies de Jesús.
  2. Y dijo:
    — Señor, no te incomodes si te interrogo.
  3. »Porque nosotros nos informamos de todo con celo ardiente.
  4. »Tú nos has dicho siempre: Buscad y encontraréis. Llamad y se os abrirá.
  5. »¿Cuál es, Señor, aquel que encontraremos? ¿Quién es aquel a quien hemos de llamar?
  6. »¿Quién puede darnos la explicación de las palabras sobre las que te preguntamos?
  7. »Porque tú nos has dado el conocimiento de la luz y nos has revelado cosas sublimes.
  8. »No hay en el mundo ser humano que tenga este conocimiento.
  9. »Nadie existe en las regiones superiores de los eones que pueda explicarnos el sentido de las palabras que tú dices.
  10. »Sólo tú, que todo lo sabes y en todo eres perfecto, nos lo puedes explicar.
  11. »Porque nosotros no inquirimos estas cosas como los demás hombres que hay en el mundo.
  12. »Sino que las buscamos en el conocimiento que de las regiones superiores nos has dado tú.
  13. »Y las buscamos también en el lugar de la explicación perfecta con que tú nos has instruido.
  14. »No te incomodes, Señor, contra mí.
  15. »Mas revélame la palabra sobre cuyo sentido yo te interrogue.
  16. Y cuando Jesús hubo oído las palabras que había dicho María Magdalena, le contestó:
    — Pregunta lo que quieras, pregunta.
  17. »Y yo te revelaré con interés y verdad cuanto tú has de hacer.
  18. »En verdad, en verdad, os digo que os entreguéis a una gran alegría y a un júbilo extremo.
  19. »Y que me preguntéis celosamente sobre todo. Porque yo me regocijaré informándoos fielmente de lo que os conviene saber.
  20. »Pregunta lo que quieras conocer y te lo explicaré con satisfacción.
  21. Y cuando María oyó las palabras del Salvador, tuvo sumo regocijo.
  22. Y dijo a Jesús:
    — Mi Salvador y Señor, ¿cómo son los veinticuatro invisibles?
  23. »¿Y cómo son sus regiones, y de qué especie son, o de qué género es su luz?
  24. Y Jesús contestó a María:
    — ¿Qué hay parecido en este mundo a ellos?
  25. »¿A qué los comparará y qué es lo que de ellos podré deciros?
  26. »Nada en este mundo les es comparable, nada que se les pueda asimilar.
  27. »Porque nada hay en este mundo que sea de la especie de las cosas del cielo.
  28. »En verdad os digo que cada invisible es mayor que el cielo y que la esfera que está bajo él.
  29. »Porque nada hay en este mundo más deslumbrante que la luz del sol.
  30. »Pero, en verdad, en verdad, os lo digo: Los veinticuatro invisibles tienen una luz diez mil veces más brillante que la del sol de este mundo.
  31. »Y la luz del gran antepasado invisible es diez mil veces más brillante que la luz que os he dicho que tienen los veinticuatro invisibles.
  32. »Mas esperad un poco y yo os conduciré a ti y los discípulos, tus hermanos, a todos los lugares de las regiones superiores.
  33. »Y llevaré a los tres fundamentos el primer misterio y hasta el lugar único del círculo del Inefable.
 

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies