Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

La Edad Antigua

Egipto

El Imperio Antiguo

Las Pirámides de Egipto

El Misterio de las Pirámides

Saqqara: La Primera Pirámide

Meidum: La Falsa Pirámide

Dahshur: El Increíble Descubrimiento

Keops: La Tumba de los Secretos

Dyedefra: La Pirámide Desaparecida

Gizah: Los Últimos Secretos

La Pirámide de Keops Revelada

El Diario de Merrer

El Enigma de Keops

Pirámides

Las Pirámides

La Esfinge de Giza

La Revelación de las Pirámides

El Fin de la Era de las Pirámides

Egipto: Imperio Calcinado

El Imperio Medio

El Imperio Nuevo

El Último Imperio

La Sociedad Egipcia

Grecia

Roma

Asia

América

Varias Civilizaciones

Ciencia y Tecnologías de la Antigüedad

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.92.28.84

Datos de Pagina

La Pirámide de Dyedefra, hijo de Keops, que fue desmontada casi por completo por los ladrones de piedras de El Cairo

Creada10-07-2019
Modificada10-07-2019
Total Visitas5
Julio5

Reseña del Documental La Pirámide Desaparecida de la serie El Misterio de las Pirámides

Dyedefra: La Pirámide Desaparecida

Documental de la serie Los Misterios de las Pirámides (E4, 2.019), en el que se descubre la Pirámide de Dyedefra, hijo de Keops, a quien quiso superar, pero que fue desmontada casi por completo por los ladrones de piedras de El Cairo.

El hijo de Keops, Dyedefra, quiso superar la pirámide de su padre, pero no quiso emprender una obra tan colosal, así que recurrió a un truco. Hizo construir su pirámide sobre una meseta más alta que Gizah.

A 8 Km de El Cairo se encontraba la meseta de Abou Rawash, una elevación que ya había sido utilizada desde antiguo como necrópolis. Allí hizo construir una pirámide de 106 m de lado por 67 de altura. A pesar de ser mucho menos de la mitad que la de Keops (230x146m), la cúspide estaba a 226 metros sobre el nivel del mar, 20 metros más alta que la de su padre.

Además, la fotogrametría ha revelado que Dyedefra eligió a propósito un lugar donde YA existía una colina rocosa de varios metros de altura. Construyó su pirámide alrededor de esa colina y así pudo ahorrarse más de un 40% de la obra.

Sin embargo, 45 siglos más tarde, de su pirámide sólo quedan los restos, que apenas se elevan unos 12 m sobre el terreno.

La Cámara Funeraria

Cámara Funeraria de la Pirámide de DyedefraLa Cámara Funeraria de Dyedefra es la más grande de todas las construidas. Mide 10 m de ancho, 21 de largo y 23 de alto. Originalmente el techo estaba cubierto con una falsa bóveda, o techo escalonado, pero excavaciones anteriores han retirado los bloques del techado y hoy en día la fosa está a cielo abierto.

La cámara está dividida en dos salas, a ambos lados de la rampa de acceso, y cualquiera de las dos sería apta para colocar un sarcófago, pero no se ha encontrado ninguno en las excavaciones.

La misma rampa revela un hecho interesante. Está inclinada 27º, y como está orientada hacia el norte, a lo largo de ella puede observarse siempre, por la noche, la Estrella Polar.

La Pirámide de Granito

Para la construcción de la pirámide, Dyedefra utilizó bloques de arenisca extraídos de los alrededores, caliza de Tourah, a unos 15 Km, y granito, probablemente de Asuán.

Pirámide de DyedefraEl granito fue utilizado, como en otras pirámides anteriores, para recubrir pasillos y salas interiores, pero además también se usó, por primera vez, para las primeras hileras del revestimiento, creando un zócalo de granito sobre el cual se elevaría la pirámide de caliza.

Al ser un material mucho más duro y difícil de tallar, el terreno se excavó a la medida de cada bloque para que la cara superior de los bloques más grandes quedaran alineados a la misma altura.

La idea de Dyedefra se usó posteriormente en Kefrén y Micerinos, colocando las primeras hileras del revestimiento del más duro granito y completando hasta la cúspide con caliza.

Pero algunas de esas rocas llegan a pesar más de 100 Toneladas. ¿Cómo pudieron transportarlas, subirlas a la meseta y luego hasta su lugar en la pirámide?

Las Rampas de Dyedefra

Los egiptólogos han elaborado diversas teorías para explicar cómo pudieron desplazar las rocas, la mayoría pequeñas, de una o dos Toneladas, pero otras gigantescas, de 60 ó 120 T.

Una rampa recta que llegara a la cima de la pirámide con una inclinación de 5~10 grados debería tener varios cientos de metros, casi un Km de longitud. Sólo en una ocasión se ha encontrado una rampa de 20º, la cual sería mucho más difícil de remontar, pero es evidente que los egipcios fueron capaces de hacerlo.

Durante algún tiempo se ha defendido la idea de que las rampas podrían estar dispuestas alrededor, rodeando la pirámide, y una idea más reciente supone que las rampas se podrían construir POR DENTRO de la pirámide.

La Pirámide de Diedefra no presenta ningún indicio de tener rampas internas, por lo que aún no se sabe con seguridad cómo llegaban a subir hasta su posición los grandes bloques de 100 T.

Justo desde delante de la pirámide parte una calzada que desciende durante 1'7 Km hasta el valle del Nilo. Es posible que las rocas traídas por el río fueran desembarcadas en el muelle y luego subidas en trineos por esa calzada a la cima de la meseta.

Pero aún no sabemos cómo subían los grandes bloques a la estructura de la pirámide.

Las Murallas de Dyedefra

Si algo distingue esta pirámide de otras anteriores es que es la única que dispone de DOS murallas a su alrededor. Y tanto las murallas como varios edificios no están construidos con piedra, sino con ladrillos de adobe.

Eso y el hecho de que las murallas dispongan de más de una puerta, hacen sospechar que la pirámide en realidad no estaba destinada a ser una tumba, a la que sólo podrían acceder los sacerdotes, sino un templo solar al que podría acceder todo el pueblo para asistir a ceremonias religiosas.

El mismo nombre de la meseta, Abou Rawash, Lugar donde se Adora a Ra, indica que ese podría ser el destino original de la meseta, un centro de peregrinación y adoración a donde acudían por la calzada todos los fieles.

Aunque no todos los egiptólogos comparten esta idea.

La sala funeraria de Dyedefra fue revestida con bloques de granito, lo cual revela su propósito funerario. Y otras evidencias encontradas así parecen confirmarlo.

Es posible que Dyedefra muriera antes de terminar la pirámide y su sucesor decidiera acabarla de la forma más rápida y económica posible.

El Saqueo de Dyedefra

Bajo la sala sepulcral los arqueólogos han localizado un túnel excavado a través de las rocas de arenisca y caliza, rodeando las del más duro granito. Eso demuestra que la tumba de Dyedefra fue saqueada por ladrones, muy probablemente poco después de su entierro, tal como la mayoría de los faraones enterrados en pirámides o en tumbas subterráneas.

Más de dos mil años más tarde, Egipto fue conquistada por los romanos que, aprovechando la calzada hacia el Nilo y la cercanía, comenzaron el saqueo de las piedras para usarlas en la construcción de sus edificios.

El saqueo continuó durante toda la Edad Media y hasta el siglo XIX.

Después los arqueólogos europeos investigaron, excavaron, y en general hicieron más daño que bien al patrimonio.

La fotogrametría ha permitido digitalizar las imágenes de la situación actual de la pirámide, y ésta no sufrirá más deterioros con el tiempo.

Esperemos que las futuras técnicas de exploración nos permitan descubrir y revelar más misterios de la construcción de las pirámides sin necesidad de dañarlas.

Ver Ficha de La Pirámide Desaparecida de la serie El Misterio de las Pirámides

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies