Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

La Edad Antigua

Egipto

El Imperio Antiguo

El Imperio Medio

El Imperio Nuevo

El Último Imperio

La Sociedad Egipcia

La Vida Cotidiana de los Egipcios

Los Escribas del Antiguo Egipto

Los Mayores Misterios de Egipto

Secretos de Egipto

Las Reglas de Egipto

Los Pecados de Egipto

Grecia

Roma

Asia

América

Varias Civilizaciones

Ciencia y Tecnologías de la Antigüedad

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.236.234.60

Datos de Pagina

Desde 3.000 años en el pasado, los escribas del antiguo Egipto nos muestran cómo era la sociedad y la historia del país más poderoso del mundo antiguo

Creada27-09-2016
Modificada21-05-2017
Total Visitas114
Diciembre2

Reseña del Documental Los Escribas del Antiguo Egipto

Los Escribas del Antiguo Egipto

Hace 5.000 años se forjó una de las primeras civilizaciones: Egipto.

La creación y auge de este imperio tiene una deuda impagable con personas anónimas que hicieron posible la construcción del primer imperio de la Historia: Los Escribas.

En todas sus construcciones, en todos sus monumentos, prácticamente no hay ninguna pared en la que los escribas no hayan dejado dibujos y escritos, mostrándonos su arte, historia y sueños.

No existe ninguna muestra de pinturas, esculturas o bajorrelieves que no vayan acompañadas de un texto. El texto, sobre todo el nombre, es lo que le da fuerza y realidad a la imagen haciendo que el objeto o persona representada sean más que una imagen.

Retratistas de la Sociedad

En sus imágenes, sobre todo a partir de la X dinastía, se muestra la forma de vida de las personas, mostrándolas en actividades diversas como la caza, la agricultura o la construcción. Prácticamente no hay oficio que no haya sido representado en las imágenes que nos han legado los egipcios en sus monumentos y en sus sepulcros.

También representaban con frecuencia animales, y lo hacían con gran precisión y arte.

Durante los 3.000 años de su historia, las imágenes humanas se han representado siempre de una forma muy característica, lo que hace que sean inmediatamente reconocibles: El rostro de perfil, pero con el ojo de frente, el pecho y las caderas de frente y las piernas de perfil.

La escritura también era un arte que costaba años dominar. Era muy flexible, una misma palabra se podía escribir de 30 maneras distintas, y el escriba elegía la forma que mejor se adecuara al papiro o muro en el que estaba escribiendo, con el fin de que el texto, la disposición de las palabras y los márgenes de la escritura fueran estilísticamente hermosos.

No tenían palabras distintas para diferenciar los verbos 'escribir' y 'dibujar'. Utilizaban la misma palabra para ambos conceptos pues para ellos carecía de sentido un dibujo sin textos o un texto sin imágenes. Y como las palabras se escribían con dibujos de animales y objetos perfectamente reconocibles, el arte de la escritura también los convertía en excelentes dibujantes.

Aunque como en todos los oficios, también había muy buenos dibujantes que eran malos escribas (como atestiguan algunas tumbas bellamente decoradas en las que se encuentran garrafales errores de gramática y ortografía) y expertos escribas que solían escribir textos sapienciales con escasa cantidad de ilustraciones. Por regla general los buenos escribas estaban bastante mejor considerados socialmente que los buenos dibujantes que no fueran buenos escribas.

El Arte de los Mausoleos

Durante los primeros mil quinientos años de historia, la capitalidad de Egipto estuvo en el Norte, en la zona del Delta y de las Pirámides, pero desde el año 1.500 al 1.000 aC se trasladó a Tebas, a casi mil Km al Sur, donde se comenzó a usar como mausoleo el Valle de los Reyes.

La escritura evolucionaba con el tiempo y entrando en una tumba es posible reconocer de inmediato en qué época se escribió. Las imágenes más bellas corresponden a la dinastía XVIII, notándose un cierto empeoramiento de la calidad en la XIX.

La tumba de Horenheb, cuya prematura muerte impidió que su mausoleo fuera finalizado, tiene muchas imágenes y textos en diversas etapas creativas, lo cual ha permitido reconstruir el método de trabajo de los escribas.

Primero los aprendices dibujaban con ocre rojo las siluetas de las figuras que se fueran a representar. A continuación un maestro marcaba con hollín negro los contornos, haciendo las correcciones necesarias. Seguidamente un equipo de escultores tallaba los bajorrelieves siguiendo esos contornos para terminar con los coloristas, que aplicaban el color a las figuras.

Algunos expertos se preguntan si habría escribas especializados en determinados colores, tal vez un especialista del negro, otro del rojo, otro del azul, etc.

En la tumba de Ramsés los bajorrelieves están hermosamente tallados, pero no se han aplicado los colores, excepto el negro, que hace resaltar los ojos y las cejas.

Los escribas y artesanos que trabajaban en los mausoleos del Valle de los Reyes eran alojados en Dare el Medina, una ciudad encerrada entre montañas a la que sólo se podía acceder por una sola entrada que estaba siempre custodiada. Allí, en tiempos de Ramsés, vivían unas cien familias.

Sus habitantes construían allí mismo sus propios mausoleos, y en uno de ellos, la tumba de Ka, se han encontrado más de 500 objetos, que hoy se conservan en el Museo Egipcio de Turín, y que han permitido reconstruir de una forma bastante completa su vida.

Ka fue educado como escriba, y así se le nombra en varias inscripciones, pero con el tiempo se convirtió en arquitecto y supervisor de las obras del Faraón. Fue rico y apreciado, y recompensado por sus trabajos como arquitecto en una construcción en Luxor con una hermosa regla de medición hecha de oro, una herramienta de arquitecto que medía un codo egipcio, pero que seguramente Ka nunca llegó a usar con ese fin.

Entre sus posesiones más modestas se encuentra una buena colección de prendas de ropa interior, en la que se han inscrito sus iniciales, por lo que es posible que acudiera a una lavandería a hacer la colada.

Fue enterrado con muchas de sus posesiones más apreciadas durante el reinado de Tutmosis IV.

El Arte de la Vida Cotidiana

Durante la primera parte del imperio egipcio el papiro no se había inventado, y tras su invención, durante mucho tiempo, era un producto muy caro. Para practicar el dibujo o transmitir mensajes se usaban trozos de cerámica, restos de vasijas rotas, o lascas de roca. Estos objetos recibían el nombre de ostracones, y se encuentran con gran profusión por todo Egipto, pero principalmente en las ciudades donde se alojaban los escribas.

En ellos se muestran simples bocetos, pero también elaboradas obras de arte, con rostros bellamente silueteados y coloreados. Otros son escuetos mensajes y textos. En un ostracón se puede ver el dibujo de una ventana, con sus medidas a los lados, y el eternamente típico mensaje: "Lo quiero para mañana"

Uno de los pocos papiros que han sobrevivido al paso de 3.000 años es el papiro erótico de Turín. Cuando fue encontrado por Champollion estaba en relativamente buen estado pero al cabo de dos siglos en malas condiciones de conservación se ha deteriorado bastante. Afortunadamente se conservan dos copias modernas en papel vitela, realizadas poco después de ser encontrado.

En él se muestran dos tipos de dibujos, unos satíricos, en los que diversos animales vestidos como personas realizan actividades humanas, y el otro tipo es de personas con atributos sexuales enormes en posturas sexuales de lo más variado.

Ver Ficha de Los Escribas del Antiguo Egipto

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies