Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

La Edad Antigua

Egipto

Grecia

Roma

Asia

América

Varias Civilizaciones

Ciencia y Tecnologías de la Antigüedad

Hazañas de la Ingeniería Romana

Monumentos de la Antigüedad

Tecnologías de la Antigua Grecia

Los Mayores Misterios Científicos

Barcos de la Antigüedad

Las 10 Armas más Letales

Máquinas de la Antigüedad

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

¿Cuáles son las maquinarias e inventos de la Grecia Clásica que más se adelantaron a su tiempo?

Creada28-03-2017
Modificada17-05-2017
Total Visitas242
Julio44
Junio86
Mayo59
Abril48
Media Mensual40

Reseña del Documental Tecnología de la Grecia Antigua de la serie Top 10 de la Antigüedad

Tecnologías de la Antigua Grecia

¿Cuáles son las maquinarias e inventos de la Grecia Clásica que más se adelantaron a su tiempo?

Muchas invenciones griegas desaparecieron de la historia, y algunas tardaron siglos y hasta milenios en volver a ser redescubiertas.

En este documental se muestran las diez invenciones griegas que más tiempo han tardado en ser reinventadas.

10 La Máquina Expendedora

Resulta increíble, pero hace 2.000 años un genio griego construyó la primera máquina expendedora. Y estaba instalada en un templo.

Los templos griegos competían por atraer a los fieles, y para ello ofrecían espectáculos que atrajeran al público. Había numerosos mecanismos y estatuas animadas y el público quedaba extasiado por su funcionamiento.

Los templos pagaban a los mejores inventores e ingenieros para que crearan mecanismos asombrosos, y uno de los mejores inventores era Herón de Alejandría.

Alejandría era en aquella época el centro cultural y científico del mundo, y allí estudiaba, trabajaba y enseñaba Herón.

Diseñó una vasija en la que se podía introducir un líquido. Bajo la boca había un plato que, al caer una moneda, basculaba. Se abría una válvula por la que se dosificaba el líquido, y al caer la moneda a un depósito, el plato volvía a su posición original cerrando la válvula. Y el líquido que se dispensaba era... agua bendita.

Herón también diseñó estatuas que bailaban y caballos que bebían. Todo lo hacía con engranajes, palancas, válvulas, aire y agua. Pero para los fieles que acudían a los templos, aquello era la magia de los dioses.

9 La Polea Compuesta

Polea CompuestaInventada por Arquímedes, la polea compuesta permitía que un solo hombre pudiera elevar cargas de cientos de Kilos.

Hasta entonces, el traslado de cargas requería tanta fuerza bruta como el peso de la carga. Pero Arquímedes descubrió que una polea compuesta en la que la cuerda recorriese varias veces el camino entre la grúa y la carga, permitía elevar con la misma fuerza la misma carga multiplicada por el número de vueltas de la cuerda.

Desde entonces la polea compuesta y su versión más moderna, el polipasto, se ha usado en todas las grandes obras de ingeniería, permitiendo elevar cargas sumamente pesadas a alturas hasta entonces imposibles.

8 El Cardan

En el siglo III aC, vivía en la ciudad griega de Bizancio el inventor mecánico Filón.

Adelantado en muchos siglos a su época, Filón inventó una ballesta de disparo automático, perfeccionó y explicó el funcionamiento de las norias de agua.

Pero su invento más sorprendente fue algo que aparentaba ser muy simple: Un tintero.

Pero un tintero que, aún estando abierto, se podía inclinar, volcar, voltear sin que la tinta se derramase.

Tintero con Cardan de Filón de AlejandríaEl mecanismo era un octaedro, ocho caras triangulares en el centro de cada una de las cuales había un agujero por el que se podía introducir la pluma para mojar la tinta que había en un depósito en su interior. El depósito era semiesférico, estaba sujeto por un aro y este sujeto por otro, que a su vez estaba sujeto en dos esquinas opuestas del tetraedro. Se moviera o girara como lo hiciera, el depósito interior permanecía siempre horizontal.

Fue el precursor de los modernos giroscopios de navegación.

7 El Tornillo de Arquímedes

Tornillo de ArquímedesEs un cilindro hueco en cuyo interior hay un helicoide que lo recorre por completo. Al hacerlo girar con fuerza humana, animal o por el viento, el agua asciende por el helicoide hasta manar por la parte superior.

También se usó como bombas de achique de los barcos, para evacuar el agua que se filtraba a través del casco.

En Holanda se usó con profusión para vaciar de agua los terrenos robados al mar con la construcción de diques. Incluso en cirugía cardiaca, se usan tornillos de Arquímedes minúsculos para generar un flujo constante de sangre durante las operaciones.

Y una versión invertida, en la que el agua desciende haciendo girar el tornillo, se usa en varias centrales para producir electricidad.

A pesar de lo dicho, sin quitarle mérito a la genialidad de Arquímedes, parece ser que varios siglos antes los mesopotámicos usaban este mismo sistema para regar Los Jardines Colgantes de Babilonia.

Por otro lado, si queréis fabricar un tornillo similar, resulta mucho más fácil de lo que parece. Sólo hay que enrollar un tubo de plástico o una manguera gruesa alrededor de un palo.

6 La Bomba Neumática

Hoy en día usamos el aire comprimido en numerosas aplicaciones mecánicas. Para rellenar los neumáticos de los coches o para mover maquinarias. Pero la neumática no es un invento moderno: tiene más de 2.000 años.

Tesibio, un inventor griego del siglo III aC, hijo de un barbero, para ayudar a su padre fabricó un espejo que se podía subir o bajar con un contrapeso de plomo en el interior de un tubo. Se dio cuenta de que al subir o bajar el plomo, el aire salía y entraba del tubo haciendo un ruido, y llegó a la conclusión de que el aire era una sustancia similar al agua, pero más ligera, y que se podía comprimir.

Bomba Neumática de TesibioGracias a su genialidad inventó numerosos mecanismos que usaban el aire comprimido para mover piezas de maquinarias, y una de sus aplicaciones más importantes fue la bomba neumática.

Usando una palanca podía hacer que un émbolo se moviera por un cilindro desplazando el aire, el cual empujaba el agua que salía por una boquilla en un chorro que se podía dirigir en la dirección deseada. Y esto permitió fabricar los primeros carros de bomberos de Alejandría.

5 El Reloj de Agua

Reloj de Agua de TesidioAntiguamente los griegos usaban relojes de agua con un recipiente que se vaciaba por un desagüe en el fondo. De esa forma medían el tiempo que podía estar hablando un orador en el senado y podían asignar períodos de tiempo iguales para todos los oradores.

Pero la velocidad del flujo variaba con la altura del agua en el recipiente. Podía servir para medir el tiempo en períodos iguales, pero no servía para comparar tiempos parciales.

Tesibio fabricó un reloj con dos cámaras, la inferior dotada de un sifón, que sólo se vaciaba al llenarse, y al quedar vacía dejaba de expulsar el agua hasta volver a llenarse. Y con ello fabricó un reloj que era muy preciso, y que podía funcionar de forma permanente. Su reloj no fue superado en precisión hasta 1.800 años más tarde.

4 El Rayo de la Muerte

En el siglo III aC, la hegemonía marítima griega estaba siendo amenazada por la armada de la naciente Roma que asediaba sus ciudades.

La ciudad de Siracusa, una colonia griega en Sicilia, fue asediada por la armada romana, pero Siracusa contaba con un arma secreta para enfrentarse a las naves romanas: Arquímedes.

Arquímedes inventó ingeniosas armas para destruir las naves romanas, entre ellas la Garra de Arquímedes o el Cañón de Vapor.

Pero su invento más genial fue usar la luz del Sol para incendiar las naves enemigas.

Hizo fabricar numerosos espejos que los soldados, desde las murallas de la ciudad, usaban para reflejar la luz del Sol hacia las velas de un mismo barco. La cantidad de luz reflejada por 200 ó 300 espejos era suficiente para incendiar las velas, y después dirigir el Rayo Mortal contra el siguiente barco de la escuadra.

Se dice que también el Faro de Alejandría disponía de una lente que concentraba la luz del Sol sobre un espejo que se podía girar para reflejarlo hacia los barcos enemigos.

3 Robots

Tendemos a creer que los robots, artilugios mecánicos, con forma humana o no, capaces de realizar trabajos programados, son un invento moderno. Pero ya existían en la antigüedad.

Robot de Filón de AlejandríaFilón de Bizancio, el inventor del cardan, desarrolló los inventos de la neumática y la hidráulica de Tesibio y con ellos fabricó una estatua con dos brazos articulados que podían realizar un trabajo simple, pero asombroso: Al colocar una copa en una de sus manos, inclinaba la otra sujetando una jarra que vertía vino y agua dentro de la copa. Pasados unos segundos volvía a enderezar la jarra y el vino dejaba de caer, sin derramar una gota.

Todo funcionaba con contrapesos y válvulas, y era el peso de la copa en la mano de la estatua el que iniciaba el proceso que acababa con una copa llena, a partes iguales, de agua y vino, que era como a los griegos les gustaba.

2 Puertas Automáticas

Y de nuevo fueron los griegos los que se anticiparon.

En la ciudad de Éfeso, Turquía, en el siglo I existía un templo cuyas puertas se abrían solas. Y, como la dispensadora automática de agua bendita, fue inventada por Herón.

Cuando el sacerdote quería abrir la puerta, encendía un fuego bajo un depósito de aire. al expandirse el aire se dilataba y empujaba el agua de un compartimento estanco que salía por una tubería hacia un cubo. Este estaba colgando de una polea, y al descender el cubo hacía girar un torno que abría las puertas del templo. Y los fieles, ignorantes del truco mecánico, creían que eran los propios dioses los que abrían las puertas.

1 La Bola de Vapor

Eolípila de HerónConocida como la Eolípila, era una esfera de cobre con varios tubos por los que salía vapor de agua en expansión impulsando la bola hasta la increíble velocidad de 1.500 revoluciones por minuto, tres veces más que las aspas un helicóptero moderno.

No se sabe si los griegos le dieron alguna utilidad práctica, tal vez sólo fuera un divertimento social o una carta de presentación de su genial inventor, Herón.

Pero cabe preguntarse qué hubiera pasado si alguno de estos increíbles genios de la antigüedad hubiera pensado en usar la impresionante fuerza del vapor de agua para propulsar carros.

En mi opinión

¿Qué pasó? ¿Cómo es posible que habiendo tantos genios matemáticos, científicos, ingenieros e inventores en los tiempos antiguos, acabáramos en una edad tan oscura como la Edad Media en la que casi todos estos inventos acabaron olvidados?

¿No tendría que ver el hecho de que muchos de estos genios vendían sus conocimientos a los templos para engañar a los fieles, haciéndoles creer en la magia?

Ver Ficha de Tecnología de la Grecia Antigua de la serie Top 10 de la Antigüedad

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies