Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

La Edad Antigua

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

El Asesinato de Kennedy

JFK: Las Últimas Horas

JFK: La Bala Perdida

Oswald: Las Últimas 48 Horas

El Asesinato de JFK: La Guía Definitiva

La Gran Hambruna de Mao

Catástrofes Extraordinarias

En Busca de los Prisioneros Perdidos en Vietnam

Barcos en el Desierto

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

Reconstrucción de las últimas 48 horas de  la vida de Lee Harvey Oswald, desde que  se preparaba para atentar contra Kennedy  hasta que fue asesinado por Jack Ruby

Creada02-08-2017
Modificada12-08-2017
Total Visitas2
Agosto2
Agosto0

Reseña del Documental Las Últimas 48 Horas de Lee Harvey Oswald

Oswald: Las Últimas 48 Horas

A las 12:30 del 22 de Noviembre de 1.963, unos disparos acabaron con la vida de John Fitzgerald Kennedy.

Un testigo, Howard Brennan, afirmó haber visto, minutos antes de la llegada de la caravana presidencial, a un hombre asomado en la sexta planta del Depósito de Libros Escolares, en la esquina de la calle Elm. Cuando se produjeron los primeros disparos volvió a mirar y le vio realizando el último disparo. Minutos después avisó a un policía y le dio su descripción.

Inmediatamente comenzó la búsqueda del sospechoso, un hombre blanco, joven de 1'75 de alto y unos 75 Kg de peso.

La policía difundió esta descripción advirtiendo que podía estar armado con un rifle del calibre 30.

Muerte de un Policía

A las 13:15, el agente de policía J.D.Tippit patrullaba por la calle 10 cuando vio un hombre caminando que, al ver su coche patrulla, se dio la vuelta en dirección contraria. Tippit le llamó desde el coche. No se sabe lo que hablaron por la ventanilla, pero después Tippit bajó del coche para rodear el vehículo. El sospechoso sacó un revolver y le disparó.

Una mujer fue testigo del crimen desde la acera de enfrente.

El hombre salió caminando a prisa mientras sacaba los casquillos del revolver y los tiraba al césped. Dos mujeres lo vieron desde el porche de su casa.

Pasó junto a un taxista que se escondió tras su taxi y le oyó decir "Pobre poli".

Un hombre que pasó por allí, al ver a Tippit muerto, usó la radio del coche patrulla para avisar a la policía.

Jack RubyA esa hora, Jack Ruby estaba en la sección de publicidad de un periódico local contratando anuncios para sus locales de Striptease El Carrusel y el Club de Baile Vegas. Cuando llegó la noticia del asesinato de Kennedy, todos se arremolinaron alrededor de un televisor para ver las noticias.

El Puesto del Francotirador

A las 13:30 la policía ya ha establecido que los disparos se realizaron desde el sexto piso del almacén de libros escolares. Registran el edificio buscando al francotirador y encuentran una serie de cajas dispuestas alrededor de la última ventana, ocultándola de cualquier persona que entrara a la sala.

Se encontraron 3 casquillos en el suelo, y junto a la puerta de la escalera se encontró un rifle.

El gerente del edificio convocó a todos los trabajadores. Faltaba Oswald, que llevaba pocas semanas trabajando allí.

En el Cine Texas

A las 13:40 Oswald oye las sirenas de la policía que acude al lugar donde acaba de matar a Tippit y se deshace de la chaqueta. Al ver un coche patrulla se oculta en la entrada de una zapatería, llamando la atención del vendedor por su aspecto desaliñado, sudoroso y esquivo.

Pensando que podría ser el asesino de Kennedy, cuando se va le sigue y a 50 metros ve que entra en el cine Texas. La taquillera había salido a la entrada a ver pasar los coches de la policía y no vio entrar a Oswald.

El vendedor le preguntó a la taquillera si el hombre había pagado la entrada y al resultarle sospechoso, ésta llamó a la policía.

En cuestión de minutos llegaron seis coches patrulla y 16 policías entraron al cine para detenerlo.

El vendedor de zapatos entró con los policías para identificar al sospechoso, y cuando le ordenaron que se levantara, Oswald levantó las manos y dijo "Se acabó". Después golpeó al policía más cercano y sacó un revólver. El policía tuvo la sangre fría de apretar el tambor del revólver impidiendo que pudiese disparar. Tras unos segundos de feroz forcejeo, un detective golpeó a Oswald encima del ojo y se aturdió lo bastante para que pudieran reducirle y esposarle.

A las 13:50 salieron del cine con Oswald esposado en medio de una multitud que se había reunido por el rumor de que allí estaba el asesino de Kennedy.

Tras atravesar a la multitud que quería lincharle, lo metieron en un coche y lo llevaron a la comisaría. Por el camino le preguntaron su nombre, pero al no responder le registraron y en su documentación vieron que su nombre era Lee Harvey Oswald. También encontraron otro documento con su foto, pero con el nombre de Alek Hidell.

El Capitán John Will Fritz

A las 13:58 llegaron a la comisaría y lo llevan a Homicidios y Robos, a la sala 317.

John William Fritz, interrogador de Lee Harvey OswaldEl inspector encargado de los asesinatos en Dallas es John Will Fritz, con 30 años de experiencia. Acababa de estar en el depósito de libros viendo el puesto del francotirador. Cuando el gerente informó que entre sus empleados faltaba Lee Harvey Oswald, volvió a comisaría para tramitar una orden de registro del domicilio de Oswald. Entonces le informaron de que ya estaba detenido en una sala de espera.

Fritz hizo que llevaran a Oswald a su despacho y comenzó a interrogarle. Tras confirmarle su nombre, Fritz le preguntó por el documento a nombre de Hidell, y Oswald respondió que era un nombre que se había puesto cuando estuvo en Nueva Orleans.

Tras quejarse de las esposas que aún tenía en la espalda, Fritz hizo que se las pusieran por delante. Llevaba 30 años interrogando sospechosos y sabía que esa concesión podría relajar a Oswald para que respondiese mejor al interrogatorio.

El Agente de Contraespionaje

Eran las 15:15 cuando entró en el despacho un agente del FBI, James Patrick Hosty. Al decir su nombre, Oswald reaccionó con furia.

— ¡Así que tú eres Hosty, el que ha estado acosando a mi mujer! Mi mujer es ciudadana rusa y las leyes la protegen del acoso del FBI. El FBI no es mejor que la Gestapo nazi.

Hosty pertenecía a un equipo de contraespionaje del FBI en Dallas. Cuando Oswald volvió de Rusia en 1.962, le encargaron que vigilara sus actividades.

Un par de semanas antes, Hosty había visitado la casa en la que creía que vivía Oswald, sin saber que el matrimonio se había separado.

Marina Oswald vivía con Ruth Paine, una amiga de la que estaba aprendiendo inglés, al tiempo que Marina le enseñaba ruso.

Ninguna de las dos conocía el domicilio de Lee, pero Marina le dijo que solía visitarla los viernes. Hosty le dio una tarjeta y le pidió que se la diera a Oswald para que le llamara.

Cuando oyó que había un sospechoso del asesinato de Kennedy, recordó el nombre y buscó el expediente de Oswald. Allí descubrió la copia de una carta que había sido interceptada destinada a la embajada soviética. En ella Oswald decía que había estado en la ciudad de Méjico a finales de Septiembre y principios de Octubre y que había visitado el consulado cubano y la embajada soviética. En esta última se había entrevistado con un agente de la KGB.

Sospechando que Oswald podía ser una pieza de un complot soviético o cubano para asesinar a Kennedy acudió a la comisaría, pero no quiso interrumpir la investigación y le pidió a Fritz que continuara el interrogatorio.

El Interrogatorio de Oswald

Después de calmarse, Oswald fue respondiendo a las preguntas de Fritz. Sí, estaba en el depósito cuando pasó la comitiva presidencial pero estaba almorzando. Al terminar, viendo la confusión existente, pensó que no se trabajaría más y cogió un autobús para ir a su casa, donde se cambió de pantalones, cogió un arma y se fue al cine.

Al preguntarle por qué había cogido un arma respondió que porque le apetecía.

Hasta ese momento Oswald había estado respondiendo, pero cuando Fritz le preguntó si había disparado al presidente lo negó rotundamente. También negó que hubiese disparado a un policía.

Por indicación de Hosty, Fritz le preguntó a Oswald si había estado en Méjico. Afirmó haber estado en Tijuana cuando estaba en el ejército, pero negó haber estado en la capital. Hosty quería interrogar a Oswald sobre sus visitas a la embajada soviética, cosa que Fritz desconocía, pero antes de interrumpir el interrogatorio se abrió la puerta y les avisaron de que ya estaba lista la rueda de reconocimiento.

Las Ruedas de Reconocimiento

A las 16:30, a través de unos pasillos atestados de un centenar de periodistas, fue conducido a una sala donde se sometería a una rueda de reconocimiento.

Fue entonces cuando se le registró y se encontraron un billete de autobús, 13'87$, un anillo de los marines y 5 balas del calibre 38.

Junto a Oswald se colocaron dos detectives y un oficinista parecidos a él que se quitaron la corbata.

La mujer que había sido testigo del asesinato de Tippit lo identificó sin ningún género de dudas.

Al volver de la primera rueda de reconocimiento, de nuevo entre una multitud de periodistas, también se encontraba presente Jack Ruby, que dio tarjetas de su Club Carrusel a algún periodista, aunque afirmó que cerraría el club unos días como homenaje al presidente.

En otra rueda de reconocimiento realizada más tarde, dos testigos más del asesinato del agente Tippit identificaron a Oswald.

La Familia de Oswald

Varios detectives se dirigieron a Irving, donde vivía Marina en casa de Ruth Paine. Al preguntarle si Oswald tenía un rifle, ella los condujo al garaje donde había una manta enrollada, pero ésta estaba vacía.

Entonces apareció una vecina que informó a la policía de que su marido había llevado esa mañana a Oswald al trabajo, y que le había visto meter un paquete alargado, de unos 60 cm, en el asiento trasero del coche.

A las 19:15, Marina, su hija de pocas semanas y Ruth, su anfitriona, fueron trasladadas a la comisaría, y para evitar que ella pasara entre la multitud de periodistas, Fritz decidió llevar hasta ella el rifle para que lo identificara. Marina no entendía de armas y no estaba segura de que fuera el de Oswald, pero volvió a confirmar que éste poseía un rifle.

Entonces entró en la sala Marguerite, la madre de Oswald, que al oír las noticias se había dirigido a la comisaría. Desde el principio ella creía, y así lo manifestó ante los periodistas, que su hijo trabajaba para la CIA.

Al entrar en la sala vio por primera vez el bebé de Marina, que ignoraba que hubiera nacido. Ruth, haciendo de intérprete de Marina, le dijo a Marguerite que su hijo no había querido informarle del reciente nacimiento de su nieta.

También se presentó el hermano de Oswald, y su madre le advirtió de que tuviera cuidado con lo que decía, ya que había micrófonos.

La Acusación

Fritz ya tenía pruebas y testigos de que Oswald había matado al policía. En una tercera rueda de reconocimiento, Howard Brennan, el testigo de la plaza Dealy intentó identificar al hombre al que había visto disparar desde la ventana del depósito de libros, pero no estaba seguro de que fuera Oswald.

Fritz volvió a intentar que Oswald confesase, pero sin éxito.

Llamaron a Buell Wesley Frazier, el vecino de Ruth Paine que trabajaba con Oswald en el depósito y que le había llevado al trabajo aquella mañana. Explicó que normalmente, Oswald iba a visitar a Marina los viernes y se quedaba el fin de semana, yendo el lunes a trabajar en el coche de Frazier, pero esa semana, el jueves, durante el trabajo, Oswald le pidió que lo llevara a Irving, pues tenía que recoger unas barras de cortina.

A las 22:15 Fritz aún dudaba de si acusar a Oswald del asesinato del presidente. Las pruebas y testigos del asesinato de Tippit eran claras, pero las que le relacionaban con el rifle aún eran circunstanciales.

Por fin, a las 23:26 se registró la denuncia del asesinato de Kennedy y a las 00:15 se celebró una rueda de prensa. Los periodistas pidieron hacer fotos del detenido y lo llevaron a la sala de reconocimiento. Allí le preguntaron si había matado al presidente y de nuevo lo negó.

Al fondo de la sala estaba Jack Ruby, que había permanecido en la tercera planta durante horas, llegando a estar un par de veces junto a la sala de interrogatorios.

Foto Policial de Lee Harvey OswaldDespués le llevaron a la quinta planta donde le fotografiaron y lo encerraron en una celda.

El Rifle Italiano

El Sábado a las 10 de la mañana, Hoover, el director del FBI, informó al nuevo presidente, Lyndon Johnson, que se había encontrado la factura de la compra del rifle, fechada el 12 de Marzo.

Era uno de los rifles más baratos que se podían adquirir.

Fue comprado por correo en Chicago y enviado a Dallas a un apartado postal a nombre de A. Hidell.

El apartado postal había sido contratado por Lee Harvey Oswald.

Marina Oswald

Marina y Lee Harvey OswaldEl Jueves por la tarde, cuando Oswald se presentó en casa de Marina, le pidió que volvieran a vivir juntos, pero Marina se negó. A la mañana siguiente, cuando Oswald se fue al trabajo, Marina encontró en una mesita 170$ que Oswald le había dejado. Era casi todo el dinero que tenía.

Horas más tarde encontró en una tacita rusa su anillo de bodas, que nunca se quitaba. Para Marina eso significaba que Lee no pensaba que fuera a volver. Era una despedida.

Aquella tarde, tras el registro de la policía, estaba revisando un álbum de fotos familiares cuando vio dos fotos de Oswald sosteniendo un rifle. Ella las había tomado en primavera, en el patio de la casa en que vivían entonces, antes de separarse.

El Sábado a las 13:10 fue a visitar a Oswald a la comisaría y las llevó consigo. Para evitar que la policía las viera se las metió en un zapato.

Bajaron a Oswald a la cuarta planta y allí estaban Marina y Marguerite, su madre.

Marina le preguntó lo que debía hacer con las fotos y él respondió que no se preocupara, que tenía amigos que le sacarían de esto.

Tiene Derecho a un Abogado

A las 14:15, en una nueva rueda de reconocimiento, el taxista que había sido testigo de la muerte de Tippit le identificó sin dudarlo.

El Jefe de Policía quería llevar a Oswald a la prisión del condado, pero Fritz aún tenía esperanza de hacerle confesar, así que lo aplazaron hasta el Domingo a las 10. El Jefe de Policía informó a los periodistas, recomendándoles que no se perdieran la salida de Oswald.

A Oswald le habían informado varias veces de que tenía derecho a un abogado, y a las 16:30 llamó a uno que trabajaba en la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles y del que tenía referencias que había representado en varias ocasiones a comunistas.

No lo encontró, y llamó a Ruth Paine para que apuntara su teléfono y lo contratara para su defensa. Extrañamente, un minuto después volvió a llamarla para repetirle el mismo mensaje, como si no recordara que acababa de hacerlo.

Las Fotos Manipuladas

A las 18:30, a Fritz se le acaba el tiempo. Ha interrogado a Oswald durante horas pero no ha conseguido una confesión. Aún le queda un as en la manga.

En los registros del viernes en casa de Marina la policía había encontrado unos negativos, y en uno de ellos estaban las fotos de Oswald sosteniendo el rifle.

Pero al enseñárselas a Oswald este negó que el hombre de la foto fuera él. Reconoció que era su cara, pero aseguraba que esa persona no era él, que habían superpuesto una foto de su cara en el cuerpo de alguien.

Viendo que era imposible conseguir una confesión, Fritz dio por terminado el interrogatorio y lo llevaron a su celda.

El Último Interrogatorio

El domingo, a las 9:30, bajaron a Oswald al despacho de Fritz donde estaban éste y Harry Holmes, inspector postal. Al usar un nombre falso en correos había inflingido la ley federal.

La salida de Oswald hacia la prisión había sido prevista y anunciada para las 10 de la mañana. Todos los periodistas estaban esperando en el sótano, de donde debía partir el coche con Oswald, pero debido a este nuevo interrogatorio la salida se retrasó unas horas.

A esa hora, Jack Ruby estaba en su casa.

A las 10:19 recibe una llamada de una striper de su club que necesita dinero para pagar el alquiler, ya que Ruby había cerrado por la muerte de Kennedy y las stripers no habían cobrado. Ruby le dice que irá a Western Union y le pondrá un giro.

Se duchó, se vistió, cogió su cartera y su revólver, y salió de su casa.

Lleva 2.000$ en el bolsillo. Siempre que llevaba tanto dinero llevaba consigo el revólver.

Fritz preguntó a Oswald lo que había hecho en Méjico, y esta vez sí reconoció haber estado en Méjico capital a pedir un visado para viajar a Cuba o a la Unión Soviética. Se lo negaron, pero le dijeron que volviese en 30 días.

A las 10:58, Ruby cogió a su perra Shiva, la metió con él en su coche y se dirigió a la Western Union.

El Traslado del Prisionero

A las 11:15, viendo que no conseguiría una confesión, Fritz decide trasladar a Oswald a la prisión. Le llevaron su ropa y Oswald se puso un jersey negro. Después le esposaron a un agente que le dijo.

— Lee, si alguien te dispara, espero que tenga tan buena puntería como tú.

— No seas melodramático. —contestó Oswald— No me disparará nadie.

Ruby está en la oficina de Western Union poniendo un giro de 25$. La factura está sellada a las 11:17.

Al salir vio un grupo de gente en la puerta de la comisaría y recordó que iban a trasladar a Oswald. Decidió echar un vistazo.

Cuando lo sacan del despacho de Fritz, sólo hay un periodista en el vestíbulo. Todos los demás están en el sótano. El periodista grabó unas palabras de Oswald.

— Me gustaría contactar con el representante de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles.

Nadie lo sabía en ese momento, pero esas fueron sus últimas palabras.

Muerte de un Asesino

El plan original era trasladar a Oswald en un furgón blindado de transporte de dinero, pero cuando quisieron meter el furgón marcha atrás en el sótano vieron que un conducto de aire acondicionado impedía su acceso. El agente que estaba en la rampa salió a la calle a ayudar al furgón a maniobrar.

En ese momento llegó Jack Ruby y se coló por la rampa sin que el policía le viese y se unió al grupo de periodistas que estaban esperando la llegada de Oswald.

Oswald, escoltado por policías, bajó por el ascensor, y al abrirse las puertas los periodistas encendieron los focos para filmarle. Iban a introducirle en el coche de Fritz, pero a través de la multitud de periodistas aún no había llegado hasta ellos.

Jack Ruby disparando a Lee Harvey OswaldFritz se adelantó para buscar su coche y en ese momento Jack Ruby sacó su revólver y disparó al abdomen de Oswald.

Los policías redujeron a Ruby, y un detective se inclinó sobre Oswald y le preguntó.

— ¿Hay algo que quieras decirnos?

Oswald no respondió.

Cuatro minutos después lo sacaron en una ambulancia y lo llevaron al hospital Parkland, el mismo en que dos días antes habían atendido a Kennedy.

Iban a meterle en el quirófano 1, pero uno de los médicos se negó. Le parecía un sacrilegio que Oswald fuera tratado en la misma sala en la que había muerto el presidente Kennedy. Lo metieron en el quirófano 2 y allí, los mismos médicos que intentaron salvar a Kennedy, intentaron salvar a su asesino.

No lo consiguieron.

Oswald murió 48 horas y siete minutos después que Kennedy.

Tres Entierros

El Lunes 25 de Noviembre hubo tres entierros.

Al de John Fitzgerald Kennedy asistieron decenas de miles de personas.

Al del policía Tippit asistieron cientos.

Al de Lee Harvey Oswald asistieron su madre, su hermano y su esposa, con sus dos hijos pequeños.

Su hermano tuvo dificultades en encontrar un sacerdote que oficiara el entierro.

El féretro tuvo que ser llevado por seis periodistas.

En mi opinión

En este documental parece demostrado que Jack Ruby actuó sólo por impulso, al tener la oportunidad de matar a Oswald prácticamente por pura casualidad.

Sin embargo, aunque se menciona la visita que Oswald realizó a la embajada soviética en la Ciudad de Méjico, aún se ignora lo que habló con el agente de la KGB.

¿Le encargaron que matara a Kennedy? ¿Se ofreció él para esa misión? El agente de la KGB ¿se lo tomó en serio? ¿Informó a sus superiores en Moscú?

No conocemos la respuesta a estas preguntas pero sirvan unos pocos datos.

Oswald compró el rifle en Marzo. Un rifle barato y de mala calidad. Su mujer le fotografió en el patio de la casa donde vivían entonces. Un mes más tarde intenta asesinar al general Edwin Walker, fallando por escasos centímetros.

Su matrimonio se deteriora, se separan. Viaja a Nueva Orleans, intenta infiltrarse en una organización anticastrista secretamente financiada por la CIA, reparte propaganda comunista y procastrista. Regresa a Dallas, intenta viajar a Rusia o Cuba pero no le dan el visado. Viaja a Méjico. Rusos y cubanos le deniegan el visado. Regresa a Dallas y entra a trabajar en el almacén. Unas semanas más tarde se anuncia la visita de Kennedy y sólo unos días antes se conoce la noticia de que la caravana presidencial pasará por delante del edificio donde trabaja.

Y otra cosa más, a su madre la desprecia y la insulta, pero por lo visto la hizo creer que él trabajaba para la CIA.

Todo ello da que pensar que Oswald no formaba parte de ninguna conspiración, más que la que él mismo había pergeñado en su propia imaginación.

Ver Ficha de Las Últimas 48 Horas de Lee Harvey Oswald

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies