Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

El Coronavirus COVID-19

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

La Existencia de Dios

Historia Bíblica

La Biblia

Las Normas de la Biblia

La Maldición

Las Normas del Sexo

Las Normas de la Guerra

El Vicio en la Antigüedad

Los Falsos Profetas

La Esclavitud

Secretos de La Biblia

Enigmas de La Biblia

Secretos Enterrados de la Biblia

Las Otras Escrituras

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP52.205.167.104

Datos de Pagina

Cómo se usaban y abusaban de las bebidas alcohólicas y plantas y hongos alucinógenos.

Creada28-04-2015
Modificada25-04-2017
Total Visitas196
Diciembre1

Reseña del Documental El Vicio en la Antigüedad de la serie Las Normas de la Biblia

El Vicio en la Antigüedad

El Consumo de Sangre

Y cualquier hombre ... que coma sangre alguna, yo pondré mi rostro contra esa persona que coma sangre y la talaré de entre su pueblo

Levítico 17:10

Hoy en día consideramos esta norma macabra e innecesaria porque no imaginamos el hecho de que alguien quisiera beber sangre, pero lo cierto es que en tiempos antiguos la sangre era ingerida con frecuencia para celebrar ritos religiosos o por motivos supuestamente sanitarios.

El historiador Plinio reporta una costumbre del siglo I en el que, en el coliseo, tras la muerte de un gladiador, había quien bajaba a la arena para lamer la sangre de las heridas del muerto, creyendo que podía aportar beneficios para la salud o para alargar la vida.

Sin embargo los judíos consideraban que la sangre era el líquido vital dado por Dios y, por tanto, era sagrada, por lo que no debía ser profanada ingiriéndola.

Incluso la carne de los animales debía ser drenada y secada para evitar que las comidas contuvieran sangre.

Sacrificios Animales

Presentará su ofrenda de tórtolas o de pichones. Y el sacerdote la ofrecerá sobre el altar, y le quitará la cabeza y hará que arda en el altar; y su sangre será exprimida sobre un lado del altar.

Levítico 1:14-15

El sacrificio de animales era bastante corriente en tiempos antiguos y en todas las culturas. Normalmente servían para expiar un pecado o pedir un favor a los dioses. El tamaño del animal dependía de la magnitud del pecado o favor, aunque la mayoría de los oferentes sacrificaban el animal más barato que se pudiesen permitir, y éste solía ser las palomas o tórtolas, muy abundantes en Oriente Medio.

En la India, los Rig Vedas escritos más de mil años aC describen cómo se hacían estos sacrificios. El oferente traía un animal, que solía ser una vaca o un toro. Lo ataban al poste del sacrificio y lo asfixiaban con sus propias manos. Luego lo degollaban, recogiendo su preciosa sangre. Después la desmembraban y por último la descuartizaban. Era un proceso duro y arduo, y los oferentes acababan empapados en sangre.

Esta práctica aún se realiza hoy en día y en 2009, en un ritual multitudinario en la India, se sacrificaron más de 250.000 animales.

La Impureza de los Cadáveres

Durante todo el tiempo de su consagración a Jehová, no se acercará a persona muerta.

Números 6:6

La Biblia es muy insistente en la pureza que deben mantener los sacerdotes al realizar sus actividades religiosas. Aparte de abluciones y lavatorios, los sacerdotes deben evitar el contacto con cualquier objeto o persona impura, y el objeto más impuro de todos es un cadáver.

Aunque por motivos religiosos, y dirigido sólo a los sacerdotes, es posible que esta norma tenga un origen sanitario o de seguridad. Si hay una persona muerta es posible que lo que la mató esté todavía cerca, sea una fiera o un virus.

Aún cuando los antiguos no supieran nada de virus, es muy probable que ya hubieran observado que quien se acerca a determinados enfermos acaban cogiendo la misma enfermedad. Achacáranlo a espíritus o al castigo divino por tocar cuerpos impuros, lo cierto es que la mayoría de las personas evitaban el contacto con los cuerpos en avanzado estado de descomposición. Y los sacerdotes eran los que más se cuidaban de tocar cosas impuras.

Aunque no todos los pueblos antiguos seguían esta norma. En Babilonia se han encontrado evidencias de que los difuntos eran guardados dentro de las casas y sus familiares les seguían ofreciendo vino y alimentos hasta su total descomposición.

La Bebida Fuerte y el Vino

En la Biblia se distingue entre dos tipos de bebidas embriagantes.

Dad bebida fuerte al desfallecido y vino a los angustiados.

Proverbios 31:6

Se supone que esta norma fue dictada por Salomón, pero nadie ha podido determinar en qué consistía esta 'Bebida Fuerte'. Se sugiere que podría ser un derivado del Vino.

El Vino fue descubierto ya en la prehistoria, durante el Neolítico. Es posible que su primera producción fuera casual, al almacenar gran cantidad de frutas jugosas en un recipiente, el peso hizo exprimir el jugo que, en el fondo de la vasija entró en fermentación.

La experimentación con distintas frutas y cereales debió dar origen al vino y a la cerveza.

En aquella época el vino es una bebida más segura, sanitariamente hablando, que el agua. No existían sistemas de depuración así que, a excepción de los pozos, el agua que se pudiera encontrar en arroyos y charcas era muy probable que estuviese contaminada con heces de animales o de personas.

La fermentación destruía casi todas las bacterias, de ahí que el vino y la cerveza resultaran ser bebidas mucho más seguras que el agua.

Del 430 al 426 aC, un tercio de la población de Atenas sucumbió por una plaga de fiebres tifoideas, producidas por el consumo de aguas contaminadas por heces.

El Consumo del Vino

Y tomando la copa, se la dio a sus discípulos diciendo:

- Tomad y bebed todos de ella, porque esto es mi sangre de la Alianza Nueva y Eterna que será derramada para el perdón de los pecados.

Mateo 26:27-28

El rito de la Eucaristía, celebrado por Jesús en la última cena, ha sido muy debatido en las iglesias cristianas, desde la escisión de las religiones protestantes. Los católicos piensan que en la Misa, en todas las misas, se produce el milagro de la Transubstanciación: El Vino se convierte en la Sangre de Jesús. Para la mayoría de las religiones protestantes, no existe ese milagro sino que el pan y el vino son símbolos y lo que se representa en la misa es el compromiso de un cristiano con Dios.

Pero contra lo que mucha gente piensa, la Eucaristía no es un rito de origen cristiano. Ya en el siglo III aC se practicaban en Grecia los ritos de Dioniso, el dios del vino, cuando los fieles bebían a su dios en forma de vino.

Las Ofrendas de Vino

Derramarás una libación de bebida fuerte en el santuario a Jehová.

Números 28:7

Para el pueblo israelita, el vino era un producto muy importante.

Aún desde antes del éxodo, unos 1700 años aC, los cananitas eran grandes productores de vino que dedicaban a su propio consumo y a la exportación a países como Egipto, donde la vid no se podía cultivar.

¿Seguro? Hay dibujos egipcios que representan a lagarteros pisando uvas.

O ¿tal vez se trata de otra fruta similar?

Con la llegada de los israelitas, la economía de la zona no cambió, y pretendiendo hacer publicidad de los excelentes vinos de Israel, los sacerdotes promovían su consumo y hacían publicidad del hecho de que el Vino era una bebida que permitía entrar en comunicación con Dios.

Los Beneficios del Vino

El vino que alegra el corazón del hombre

Salmos 104:15

No se sabe cuándo se escribió este texto, pero los historiadores piensan que pudo ser durante el destierro en Babilonia, que duró desde el 586 al 538 aC.

El vino elimina las inhibiciones y hace que las reuniones sean más abiertas y alegres. Durante el destierro, los judíos solían celebrar reuniones en las que consumían alcohol, lo que servía para cohesionar la sociedad en unos momentos en los que estaban muy cerca de desaparecer como tal.

La costumbre de consumir alcohol en reuniones y en ritos viene desde tiempos mucho más antiguos. Los egipcios, 1400 años aC solían celebrar varias celebraciones etílicas anuales llegando algunas a convertirse en multitudinarias orgías.

Los Perjuicios del Vino

También los griegos celebraban ritos y fiestas etílicas en homenaje a su dios Dioniso. Más que dios del vino, Dioniso era el dios de la borrachera y sus fieles intentaban alcanzar el máximo grado de embriaguez posible creyendo de esa forma estar más cerca de dios. Llegados a ese extremo de embriaguez realizaban las más extremas aberraciones, orgías, bestialismo, etc.

La Biblia aprueba la deshibición provocada por un consumo moderado de vino, pero desaprueba la borrachera.

Y no os a embriaguéis con vino, en lo cual hay desenfreno; antes bien, sed llenos del Espíritu

Efesios 5:18

Escrita en el siglo I, esta norma coincide en tiempo con el modo de pensar de los filósofos romanos, que a partir del siglo I comienzan a criticar las fiestas dionisíacas y bacanales, hasta llegar a prohibirlas en el año 186.

Pero aunque la Biblia permite un consumo moderado de vino, lo prohíbe específicamente a los sacerdotes en el Templo.

Y ninguno de los sacerdotes beberá vino cuando haya de entrar en el atrio interior

Ezequiel 44:21

También algunas sectas judías, como la de los nazoreos, rechazaban el consumo del vino, aún en cantidades moderadas. Ni siquiera consumían las uvas ni ningún derivado de ellas, como las pasas o el vinagre.

Drogas Alucinógenas

Igual que se descubrió el vino, los antiguos también descubrieron que existían plantas y hongos que podían producir alucinaciones y estados alterados de conciencia.

Las alucinaciones y experiencias psíquicas eran atribuidas a los dioses.

En Mesoamérica se solía usar el peyote y ciertos hongos que contenían psilocibina capaces de producir trances alucinógenos que podían durar varios días. También en China y en la India se celebraban rituales religiosos en los que se usaban sustancias alucinógenas.

En mi opinión

Respecto a la Psilocibina, resulta interesante y esclarecedora la experiencia de Marsh Chapel descrita en el documental En Busca de Dios.

También, el famoso Oráculo de Delfos eran unas sacerdotisas que vivían en una cueva en la que se producían emanaciones de metano.

Y no puedo dejar de mencionar la curiosa y divertida historia que se narra en la Biblia (1 Samuel 19:20-21), cuando unos sacerdotes estaban profetizando en medio de una nube de humo producida por sus incensarios, y que cuando el rey Saúl enviaba soldados a detenerlos, al entrar en la nube los soldados también se ponían a profetizar. Hasta tres veces envió soldados a detenerlos, y las tres veces los soldados se pusieron a profetizar. A saber lo que estarían quemando los sacerdotes en los incensarios.

Recordar que profetizar no es decir el futuro, sino hablar las palabras de Dios, y en determinados casos un habla farfullera y sin sentido era interpretada como que estaban poseídos por Dios y hablaban en su nombre, aunque nadie entendiera lo que decían.

Ver Ficha de El Vicio en la Antigüedad de la serie Las Normas de la Biblia

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies