Ciencia y Futuro

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Ciencia y Futuro

Los Orígenes de Todo

Vida y Evolución

Los Umbrales de la Vida

La Probabilidad de la Vida en la Galaxia

Condiciones Necesarias

Planetas como La Tierra

La órbita adecuada

Rotación de La Tierra

Las Estaciones del Año

El Eje de la Tierra

La importancia de la Luna

Si no tuviéramos Luna

Velocidad de Colisión

Cálculo de Probabilidades

Calculadora Planetaria

La Corta Vida de La Vida en La Tierra

La Corta Vida de la Vida en el Universo

Los peligros de la Vida

El Futuro de la Humanidad

Elegir el Sexo de los Hijos

La Evolución del Ojo

¿Por qué Morimos?

La Evolución Social

El Cambio Climático de la Tierra

Física y Relatividad

La Energía

La Energía Nuclear y el Accidente de Chernobil

Ciudades en el Espacio

Teoría de La Gran Onda y el Omniverso

Lansi: Idioma Universal

Vida Natural

Utilidades y Herramientas

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

La importancia de la Luna en la probabilidad de la Vida.

Creada14-10-2007
Modificada02-06-2015
Total Visitas79
Septiembre2
Mayo1
Febrero1
Enero1
Media Mensual2

La influencia de la Luna

La Luna, girando alrededor de la Tierra, hace que el eje de la Tierra nunca se aparte demasiado de su propio plano orbital, de esa forma aunque su tendencia natural sería tener una oscilación mucho más amplia, la masa lunar, orbitando en un plano alrededor de la Tierra, mantiene sujeto el eje dejándolo apenas oscilar solo unos dos o tres grados por encima o por debajo del eje del plano orbital de la Luna. Gracias a ello, a lo largo de los últimos 4.000 MM de años la inclinación del eje de la Tierra nunca ha llegado a ser tanta que haya provocado diferencias estacionales tan radicales que hayan destruido la vida.

Y este es otro requisito imprescindible para la existencia de la vida en cualquier planeta, que los efectos de la precesión se vean anulados por la existencia de una luna de masa suficiente para estabilizar su eje de rotación.

Aparte de esto, la superficie de todos los planetas es bombardeada constantemente por radiaciones cósmicas y solares de alta energía. Estas radiaciones son tan penetrantes que podrían romper con facilidad moléculas complejas, de ahí que las formas de vida que habitasen la superficie de un planeta acabarían muriendo por culpa de las radiaciones.

Pero la Tierra tiene un campo magnético a su alrededor que la protege de la mayor parte de estas radiaciones, permitiendo que organismos complejos como plantas y animales puedan vivir en la superficie.

Ese campo magnético es generado por las corrientes internas del núcleo metálico de la Tierra. Y esas corrientes se mantienen en movimiento por el efecto marea de la Luna.

Es decir, que gracias a la Luna no solo mantenemos estable el eje de rotación de la Tierra, sino que también tenemos un escudo magnético que nos protege de las radiaciones cósmicas.

Ahora bien, para que esto funcione, la Luna del planeta debe ser bastante grande, no basta con tener una luna mil veces más pequeña que el planeta.

La masa de la Luna, por ejemplo, es un 1'5% de la de la Tierra, y eso nos lleva a un descubrimiento sorprendente: En relación al tamaño de su planeta, la Luna es el satélite más grande del sistema Solar. Cierto que hay satélites más grandes, pero se encuentran en órbita alrededor de planetas gigantes, representando menos de la diezmilésima parte del tamaño de su planeta. Su masa, desde luego, es totalmente incapaz de tener una influencia significativa sobre su planeta.

La Luna en cambio nos influye de varias formas.

  1. Mantiene sujeto el eje de la Tierra.
  2. Provoca mareas que tienen una importante influencia en el clima.
  3. El efecto marea hace que el núcleo de hierro fundido se mantenga en movimiento generando un campo magnético alrededor de la Tierra que la protege de los rayos cósmicos y radiaciones de partículas solares que serían más perjudiciales para la Vida en la tierra.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies