Los Evangelios Apócrifos

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Las Religiones de Adán

La Biblia Apócrifa

Los Evangelios Apócrifos

Historia de los Evangelios

Evangelios Gnósticos

El Evangelio de Tomás

Evangelio de Felipe

Evangelio de María (Fragmento copto)

Evangelio de María (Fragmento griego)

Evangelio de Valentín

I

II

III

IV

V

VI

VII

VIII

IX

X

XI

XII

XIII

XIV

XV

XVI

XVII

XVIII

XIX

XX

XXI

XXII

XXIII

XXIV

XXV

XXVI

XXVII

XXVIII

XXIX

XXX

XXXI

XXXII

XXXIII

XXXIV

XXXV

XXXVI

XXXVII

XXXVIII

XXXIX

XL

XLI

XLII

XLIII

XLIV

XLV

XLVI

XLVII

XLVIII

XLIX

L

LI

LII

LIII

LIV

LV

LVI

LVII

LVIII

LIX

LX

LXI

LXII

LXIII

El Evangelio de La Verdad

El Evangelio de la Paz

Evangelio de Judas

Evangelio Apócrifo Musulmán

Apócrifos de la Infancia

Apócrifos de la Pasión

Fragmentos y Citas

Los Manuscritos del Mar Muerto

Historia del Cristianismo

Ideario de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.90.204.233

Datos de Pagina

Evangelio Gnóstico de Valentín (Pistis Sophia). Capítulo XIV La Sabiduría fiel impetra por octava vez el auxilio de la luz.

Creada12-06-2013
Modificada16-08-2015
Total Visitas182
Febrero1

Evangelio Gnóstico de Valentín
(Pistis Sophia)

XIV La Sabiduría fiel impetra por octava vez el auxilio de la luz

  1. Y Jesús prosiguió su discurso a sus discípulos.
  2. Y dijo:
    — Cuando la Sabiduría fiel hubo dicho su séptima plegaria en el caos, y sin que aún me hubiese llegado orden del primer misterio para libertarla, elevándola sobre el caos, por mi propio impulso, y en virtud de mi misericordia, sin esperar la orden, la conduje a un lugar despejado sobre el caos.
  3. »Y sus enemigos cesaron momentáneamente de atormentarla, creyendo que iba a ser definitivamente arrojada en el caos.
  4. »Y la fiel Sabiduría ignoraba que yo la asistía y me desconocía del todo.
  5. »Y persistía en celebrar el tesoro de la luz, que había visto antes y al que seguía fiel.
  6. »Y pensaba que era él el que la asistió, y como era fiel a la luz, creía que su súplica se escucharía y sería llevada del caos.
  7. »Mas no se había aún cumplido la disposición del primer misterio a fin de que su ruego fuese escuchado.
  8. »Escuchad, pues, y yo os diré cuántas cosas sucedieron a la fiel Sabiduría.
  9. »Ocurrió que, cuando yo la llevé a un lugar más desahogado del caos, las emanaciones del triple poder dejaron de atormentarla creyendo que yo la iba a llevar completamente al caos.
  10. »Y cuando supieron que la Sabiduría fiel no era conducida al caos, volvieron a torturarla sumamente.
  11. »Y por eso ella elevó su octava súplica.
  12. »Y dijo de este modo:
    »Yo he puesto, ¡oh luz!, mi corazón en ti; no me dejes en el caos. Escúchame y líbrame en tu pensamiento.
  13. »Vuelve mi espíritu hacia mí y líbrame; sé mi salvador, ¡oh luz!, y líbrame.
  14. »Llévame a tu luz, porque tú eres mi salvador y tú me conducirás hacia ti.
  15. »Y por el misterio de tu nombre, indícame tu camino y dame tu misterio.
  16. »Y líbrame de la fuerza de rostro de león y de mis enemigos, que me han tendido asechanzas.
  17. »Porque tú eres mi salvador y yo entregaré la pureza de mi luz en tus manos.
  18. »Libértame, ¡oh luz!, en tu conocimiento.
  19. »Y tú te irritarás contra aquellos que vigilan contra mí, para que no se apoderen de mí totalmente.
  20. »Porque yo he creído en la luz, y yo te adoraré y cantará tus alabanzas, para que tengas piedad de mí y vuelvas tu corazón a la pena en que me encuentro.
  21. »Y tú me librarás y me restituirás mi fuerza fuera del caos.
  22. »Y no me abandonarás a la fuerza con rostro de león, mas me conducirás a la región en que la aflicción no existe.
  23. Y cuando Jesús habló así a sus discípulos, continuó.
  24. Y dijo:
    — Cuando la fuerza de faz de león supo que la Sabiduría fiel no había sido arrojada en el caos, vino con todas las otras emanaciones materiales del triple poder.
  25. »Y otra vez atormentaron a la fiel Sabiduría. Y cuando la torturaban, ella prosiguió impetrando.
  26. »Y dijo:
    »Ten piedad de mí, luz, porque ellos me atormentan aún.
  27. »Y cuanto hay en mí, y mi fuerza y mi espíritu son turbados, según tu orden, ¡oh luz!
  28. »Y mi fuerza ha sufrido grandes perjuicios, mientras yo estaba sujeta a tormentos.
  29. »Y el número de mi tiempo está en el caos.
  30. »Y mi luz se ha eclipsado, porque mi fuerza me ha sido arrebatada.
  31. »Y cuantas fuerzas había en mí han sido destruidas.
  32. »Y soy impotente ante todos los archones de los eones que me odian y ante las veinticuatro emanaciones en cuyas regiones yo estaba.
  33. »Y mi hermano ha temido seguirme, en vista de las persecuciones en que me ha visto sumida.
  34. »Y todos los archones de las regiones superiores me han mirado como la materia en que no hay ninguna luz.
  35. »Y me he convertido como en una fuerza material que ha caído lejos de los archones.
  36. »Y cuantos están en los eones han dicho: Ella es como el caos.
  37. »Y todas las fuerzas que no tienen misericordia han venido sobre mí, para quitarme toda mi luz.
  38. »Pero yo he creído en ti, luz, y he dicho: Tú eres mi salvador, y mi suerte, que tú has marcado, está en tu mano.
  39. »Líbrame, pues, de los enemigos que me acusan y me persiguen.
  40. »Extiende tu luz sobre mí, porque yo no soy nada en tu presencia, y consérvame en tu misericordia.
  41. »Y no consientas que caiga sobre mí la ignominia.
  42. »Porque es a ti, oh luz, a quien yo glorifico en mis himnos.
  43. »Que el caos envuelva a mis perseguidores y que sean sumergidos en las sombras infernales.
  44. »Cierra la puerta a quienes quieren devorarme.
  45. »Y dicen: arranquémosle la luz que hay en ella.
  46. »Porque yo no les he hecho ningún mal.
 

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies