Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

Mis Principios

Fallos del Mercado

Las Bases de la Libertad

Los Primeros Derechos

Derecho a la Vida

Derecho a la Salud

Derecho a la Educación

Libertad de Expresión

Libre Circulación

Derechos de Familia

Derecho al Trabajo

Libre Empresa

Derecho a la Jubilación

El Sistema de Reparto

El Sistema de Ahorro

El Interés Compuesto

El Caso Chileno

¿Quieres ser Millonario?

Calculadora de Pensiones

Reforma del Sistema

Transición del Sistema

Sistema Mixto de Pensiones

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.90.204.233

Datos de Pagina

Reforma del Sistema de Pensiones: Del Sistema de Reparto al Sistema de Ahorro

Creada21-02-2007
Modificada07-05-2013
Total Visitas96
Febrero1

La Reforma del Sistema de Pensiones

Actualmente el estado nos quita todos los meses más de la mitad de nuestro salario en impuestos de los que algo más de la mitad (aproximadamente el 30% del total) lo usa para repartirlo entre los pensionistas actuales. De estos pensionistas, el 90% recibe una paga mínima, apenas suficiente para sobrevivir con escasez, mientras que el diez por ciento restante son prejubilados de algunos sectores laborales, trabajadores de muy altos salarios y políticos que, tras sólo ocho años de trabajo pueden retirarse con una pensión indecentemente elevada.

Una vez que se implante el Sistema de Ahorro de Pensiones todos los trabajadores, ricos, pobres, autónomos, empresarios o políticos, ahorrarán el diez por ciento de su salario para su propia jubilación. Cuando todos los trabajadores tengan consolidado su capital, no hará falta más y el estado podrá rebajar los impuestos en un veinte por ciento. Pero en este momento, y durante todo el proceso de transición, eso no será posible.

Mientras los trabajadores jóvenes ven cómo aumenta su capital, los mayores, que han empezado de cero, van a llegar a la edad de jubilación sin haber acumulado la cantidad necesaria para dejarles una pensión decente.

Esos jubilados no merecen que, al implantar el Sistema de Ahorro de Pensiones, ellos queden desasistidos, por eso deben seguir cobrando lo que se considere una pensión que sea suficiente para su subsistencia, de ahí que durante unos veinte o treinta años el estado deberá seguir cobrando un porcentaje adicional de nuestro salario para repartirlo entre los jubilados que estén con el sistema de pensiones antiguo, pero conforme esos pensionistas vayan muriendo la cantidad necesaria cada año será menor, hasta que en un plazo de algo más de treinta años desaparezca casi por completo.

Es decir, el Sistema de Reparto debe seguir existiendo al mismo tiempo que el de Ahorro, y dar una pensión digna a todos los pensionistas que, por haber empezado tarde o por cualquier otra circunstancia no han conseguido ahorrar lo suficiente.

Una Pensión de Reparto... a partes iguales.

¿Por qué, si se llama Pensión de Reparto, algunos se llevan trozos de la tarta mucho más grandes que otros?

¿Será porque quien parte y reparte se lleva la mejor parte?

Por desgracia, es así. Y no estoy de acuerdo.

Durante años los políticos nos han dado la vara con la justicia del sistema de pensiones que ellos, con su generosidad, nos han regalado, pero no nos han dicho que ellos se llevan una parte mucho más sustanciosa que la que nos dan a nosotros.

Por eso, una reforma que considero justa y necesaria sería reducir las elevadas pensiones que cobran algunas personas que se han aprovechado de un injusto sistema de reparto de pensiones a costa de los salarios de las clases trabajadoras.

Todas las pensiones de subsistencia de los jubilados por el sistema antiguo de Reparto de Pensiones deberían ser iguales. Tanto si eran unos simples trabajadores, como si eran encumbrados empresarios o políticos. Desde el peón de la construcción hasta el ex-ministro o el ex-presidente del gobierno.

De hecho, es muy fácil. Si cogemos el 15% de todos los salarios que se pagan en España y los repartimos entre todos los jubilados a partes iguales, cada uno cobrará unos 840€ al mes.

No estoy hablando de unidades familiares, sino de jubilados. Si ambos miembros de un matrimonio estan jubilados, cada uno podría recibir 840€ mensuales.

Sin embargo, en la situación actual se producen dos graves injusticias:

Primero, las personas que no han cotizado a la Seguridad Social no cobran pensión mientras vivan con un cónyuge que sí lo haga. Sólo al quedar viudas cobrarían una pensión muy inferior a 840€.

Segunda, el sistema de Pensiones actual se llama de Reparto, pero funciona como un plan individual en el que cada pensionista cobrará según lo que haya cotizado y según las ventajas y privilegios que determinados sectores sociales (entre ellos la clase política y diversos sectores sindicales y empresariales) hayan conseguido que se aprueben en forma de leyes.

Así, los políticos han aprobado leyes para poder jubilarse con la pensión máxima tras sólo ocho años de cotización, y diversos sindicatos han conseguido privilegios y ventajas para determinados sectores de sus representados, especialmente de aquellos en que los dirigentes de esos sindicatos están englobados.

Y todas estas ventajas y privilegios se han producido a costa de la mayoría de los pensionistas, que ven reducida su propia pensión para que políticos, empresarios y sindicalistas se lleven pensiones mayores.

Yo soy partidario de que, si se llama Sistema de Reparto, que se reparta a partes iguales, sin ventajas ni privilegios para aquellos más ricos.

Es más, si son ricos ¿para qué necesitan una pensión del Estado? ¿Para subsistir? ¡Pero si son ricos!, ¡que tiren del capital que poseen!

Las Pensiones de Reparto del Estado no son, no deben ser, un sistema de inversión y ahorro individual sino un sistema de solidaridad, para que los más afortunados ayuden a los más desfavorecidos.

Y si es un ex-ministro, entonces, además, es responsable de la estafa piramidal a la que se ha sometido a todos los ciudadanos que se han creído durante demasiados años sus cuentos de solidaridad y altruismo.

Mi opinión, desde luego, sería que a los que posean más de un millón de Euros no se les paguen pensiones de subsistencia. ¿Acaso alguien piensa que se van a ver en la calle o a morir de hambre?. 

Pero imponer esta norma haría que los que tienen ese capital ya encontrarían algún truco para reducir ficticiamente su capital y poder acogerse a esta ley y ello obligaría a mantener unos organismos de control y supervisión que, teniendo poder de decisión sobre quién es rico y quién no, serían fácilmente corruptibles, generando gastos e injusticias innecesarias.

Es mejor, más sencillo y acabará siendo más barato, pagar a todas las personas que estén en el sistema antiguo de reparto de pensiones la misma Pensión Mínima Garantizada, una cantidad que sea suficiente para vivir modesta pero decentemente.

Mientras tengamos pensiones de millonarios y pensiones de obreros, las pensiones de obreros serán insuficientes para vivir decentemente.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies