Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Humanidad

Los Inventores

Los Hombres de Hierro

El Cristianismo

Los Guerreros

La Peste

El Renacimiento

El Nuevo Mundo

Los Tesoros

Los Pioneros

Revoluciones

El Progreso

A Dónde Vamos

Mitos y Leyendas

Misterios Ancestrales

Secretos Enterrados

Misterios de la Antigüedad

Tesoros al Descubierto

Expediente Misterio

Secretos de la Antigüedad

¿Qué Hay de Cierto?

La Prehistoria

La Edad Antigua

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.221.75.115

Datos de Pagina

Los primeros descubrimientos e inventos  de la prehistoria de la Humanidad, que permitieron dominar la Naturaleza y  conquistar el planeta

Creada16-05-2018
Modificada16-05-2018
Total Visitas37
Noviembre4

Reseña del Documental Inventores de la serie La Humanidad

Los Inventores

Hace miles de años, en el valle del Rift, al Este de África, vivió un hombre que es el ancestro de toda la humanidad.

Procedan de donde procedan, todas las personas del mundo actual son descendientes suyos.

Los miembros de su tribu no disponían de garras, colmillos, cuernos o corazas. No eran más veloces ni fuertes que muchas de las especies animales con las que convivían y competían. Pero disponían de manos hábiles que les permitían manejar y fabricar herramientas, posición erguida que liberaba sus manos en la carrera y un sistema respiratorio y glándulas sudoríparas que les permitía mantener una marcha rápida durante largo tiempo, agotando a los animales cuadrúpedos que tenían que detenerse para refrescar su sobrecalentado organismo.

Tenían órganos para el habla y la audición, lo que les permitía comunicarse y coordinar sus partidas de caza.

Y disponían de inteligencia suficiente para imaginar y fabricar nuevas armas y herramientas.

Entre ellas, el Fuego.

La Conquista del Fuego

Nuestro planeta es el único lugar conocido en el que es posible la producción de fuego.

Desde el principio de la historia, la humanidad ha usado el Fuego para muchas tareas, una de ellas la cocción de los alimentos.

La carne es dura y difícil de comer y digerir. Los que se alimentan de carne cruda tienen que estar masticando durante horas y sus nutrientes tardan mucho más tiempo en ser absorbidos por el organismo.

Con el fuego podemos pre-digerir los alimentos, ablandarlos para que su ingesta sea más rápida y su digestión más eficiente.

Y eso nos proporcionó nutrientes suficientes para fortalecer nuestros músculos y mejorar el funcionamiento de nuestro cerebro, así como nos proporcionó más tiempo libre para dedicarlo a otras tareas esenciales para la supervivencia.

Además el fuego espanta a los animales, con lo que también servía de protección. Y da luz y calor, lo que permitió alargar los días de invierno y, alrededor de las hogueras, perfeccionar el uso del lenguaje.

La Conquista del Mundo

Aún así el hombre prehistórico tenía una esperanza de vida muy corta. La mitad de los niños morían antes de cumplir un año. Uno de cada diez partos provocaban la muerte de la madre. Pocos eran los afortunados que podían llegar a los 30 años de vida. Y para entonces ya eran viejos.

Probablemente sólo había 10.000 humanos en el planeta viviendo en pequeñas tribus nómadas, siempre al borde de la extinción.

Esto fue después de La Erupción del Toba, que hace 74.000 años estuvo a punto de extinguir a la especie humana. En otros documentales se afirma que sólo sobrevivieron entre 2.000 y 5.000 humanos.

¿Cuántos humanos había antes de la erupción? Probablemente serían alrededor de un millón, repartidos en diversas zonas fértiles junto a ríos en África y en las costas del Sur de Asia.

Hace 70.000 años los humanos comenzaron a salir de África.

Durante 50.000 años viajaron y se establecieron en todos los continentes, Asia, Australia, Europa y América.

En realidad ya habían habido otras migraciones anteriores, ya había humanos viviendo en lugares tan alejados como Israel, la India y hasta en Indonesia, y algunos sobrevivieron a la erupción del Toba, pero al llegar nuevas oleadas de inmigrantes se mezclaron con los anteriores habitantes. Éstos no se extinguieron, pero en la mezcla de genes resultaron más ventajosos los genes de los nuevos inmigrantes y son éstos los que compartimos todos los humanos actuales.

La Tierra está sumida en una Edad de Hielo. La tercera parte de las tierras emergidas están cubiertas por inhóspitos glaciares. Al pie de los glaciares crecen extensas praderas de hierba en las que forrajean grandes herbívoros y cazan los carnívoros. Y tras ellos acuden las tribus humanas para cazarlos.

Sus armas, no naturales sino fabricadas por ellos mismos, son mazas, hachas, lanzas y flechas. Disponen de cuchillos de piedra para partir la carne que cocinan y para recortar las pieles que cosen con agujas y hebras con las que se hacen ropas de abrigo.

Y en las paredes de sus cuevas pintaron las primeras manifestaciones de arte.

La Conquista de la Naturaleza

En el año 10.000 aC el clima comenzó a hacerse más cálido y los glaciares retrocedieron. La población humana del planeta ya era de más de un millón de habitantes y había colonizado todos los continentes.

En las fértiles tierras del Cercano Oriente, mientras los hombres cazan, las mujeres recolectan frutas y cereales. Probablemente fue una mujer quien descubrió que las semillas de las plantas podían plantarse, y en vez de ir a buscarlas se podían cultivar en terrenos cercanos a sus poblados.

Fue el nacimiento de la Agricultura, que permitió crear fuentes de alimento cerca de las poblaciones sin depender de los azares de la caza o la búsqueda de plantas silvestres.

Casi una tonelada de semillas por hectárea. Cultivada, la tierra daba 200 veces más alimento que la caza y la recolección.

También aprenden a criar rebaños de cerdos, ovejas y cabras.

Y lobos.

Algunos lobos, más pacíficos que sus congéneres, se habituaron a frecuentar los poblados humanos para alimentarse de los restos de comida. Al tener mejor acceso al alimento, los lobos fueron evolucionando hasta convertirse en un compañero útil que defendía el territorio contra otros depredadores. El beneficio mutuo los convirtió en muy eficaces aliados para la supervivencia y la caza.

Y un descubrimiento científico asombroso: La Selección Artificial.

La tendencia natural de los primeros agricultores era comer los mejores frutos y dejar los que quedaran para la siguiente siembra.

Hasta que alguien, y de nuevo probablemente una mujer, tuvo la genial idea de hacerlo al revés, seleccionar los mejores frutos para la próxima siembra y comer los que quedaran. Año tras año, las plantas que les servían de alimento fueron evolucionando para tener más granos, ser más grandes, nutritivas y sabrosas. Los ganados fueron haciéndose generación tras generación más dóciles y fáciles de criar en rebaños. Los lobos se convirtieron en perros, más amigables y útiles que sus antepasados salvajes.

Nos convertimos en ingenieros genéticos, sin saber siquiera lo que eran los genes, y dirigimos la evolución de muchas especies vegetales y animales para mejorarlas y hacerlas más útiles para nuestra alimentación y ayudarnos en diversas tareas.

Los Inconvenientes de la Agricultura

Las aldeas crecen en población y se convierten en ciudades. Su gobernante, rey, juez y líder, vela por la seguridad y la convivencia.

Pero los cultivos agrícolas y la cría de ganado también nos traen las primeras enfermedades de origen animal. Los virus que atacan a los animales a veces son capaces de afectar a las personas. Cuando el contacto era poco frecuente esas mutaciones apenas afectaban a los humanos. Ahora estábamos continuamente en contacto con varias especies de animales de granja y, por ende, expuestos a sus plagas.

Y a las guerras. Cuando la cosecha de una población no era suficiente para alimentarlos y el poblado vecino tenía una cosecha abundante, el hambre podía llevarles a atacarlos para robarles sus alimentos.

En los restos humanos encontrados por los arqueólogos de aquellas fechas, el 10% tenían signos de haber muerto de forma violenta.

Y la alimentación a la que estábamos adaptados por cientos de miles de años, basada en mucha carne y pocos cereales, al invertir las proporciones también se hizo más deficiente, provocando a menudo insuficiencias proteínicas, vitamínicas y caries.

Paradójicamente, la vida agrícola era más peligrosa y menos saludable que la depredadora.

Las Primeras Civilizaciones

El cultivo del trigo se extiende por todas las aldeas, por todas las tierras, y en el año 3.000 aC llega al sur de Inglaterra.

Allí se construyó Stonehenge, uno de los primeros monumentos megalíticos dedicados a los difuntos.

En realidad Stonehenge no se empezó a construir como un mausoleo, sino como uno más de los varios Calendarios Solares que construyeron los primeros agricultores para saber cuándo comenzarían las estaciones más propicias para las siembras y cosechas. Un par de miles de años antes que Stonehenge ya se habían construido otros similares en Asia y Europa, pero no con piedras sino con troncos de madera, por lo que no han perdurado hasta la actualidad.

Pero Stonehenge fue remodelado y reconstruido varias veces a lo largo de 2.000 años y en algún momento los habitantes de la zona empezaron a usarlo también para enterrar a sus difuntos.

En la misma época, en Egipto, se estaba fraguando una nueva civilización, y también allí se construyeron grandes edificios para albergar a los difuntos, entre ellos La Gran Pirámide que fue, durante 4.000 años, la estructura arquitectónica más alta construidas por la humanidad. Las pirámides no fueron hechas por esclavos, sino por trabajadores libres a los que se les pagaba con grano y cerveza.

El reto de dirigir a tantas personas en una misma tarea fue superado gracias a un nuevo invento de la Humanidad: La Escritura.

Gracias a ella se podían transmitir instrucciones a distancia sin que el significado de los mensajes se perdiera al transmitirlo.

La construcción de las pirámides requirió la colaboración de decenas de miles de trabajadores para los que se crearon ciudades cercanas a la obra. En esas ciudades se han encontrado cementerios con numerosos restos humanos. Uno de cada cinco esqueletos tenían fracturas graves provocadas durante la construcción. Y esas fracturas estaban soldadas, por lo que sabemos que fueron curados y posteriormente siguieron trabajando.

El Nacimiento del Comercio

La zona de Babilonia, Turquía y Siria, conocida como el Creciente Fértil, se puebla con numerosas ciudades.

En ellas nace el Comercio y la Industria. Y una nueva profesión: El Empresario. En vez de producir un producto para comerciar con él, el empresario contrata trabajadores y los dirige y organiza para producir en equipo muchos más recursos de los que podrían conseguir por separado.

Uno de los productos más escasos y útiles es el Estaño, que al fundirlo con Cobre produce Bronce, mucho más duro y útil para la fabricación de herramientas y armas.

El Estaño se consigue en pocos sitios, la mayoría muy lejanos, y en esa época se inician las primeras expediciones mineras y comerciales para conseguirlo. Fue el inicio del Comercio Internacional.

Las rutas comerciales unieron muchas civilizaciones, extendiéndose desde Siria hasta India y China, Egipto y Nubia, Turquía y Armenia, España e Inglaterra. 

También aparecieron los bandidos, que esperaban el regreso de las caravanas comerciales para asaltarlas y robarles las mercancías que transportaban.

Con el fin de defender las rutas comerciales, las ciudades crearon ejércitos. Pero una vez establecidos los ejércitos los usaron también para conquistar otras ciudades a las que cobrar impuestos formándose los primeros imperios.

La Batalla de Meggido

En el año 1.457 aC, el nuevo faraón de Egipto, Tutmosis III envía sus tropas para conquistar las tierras de Siria. Con 12.000 soldados, el ejército egipcio está formado en su mayor parte por campesinos obligados a reclutarse.

En su ejército cuenta con carros tirados por caballos que alcanzan los 40 Km/h y desde el que un arquero lanza flechas contra las tropas enemigas.

En la ciudad de Meggido se produjo una de las batallas más importantes de la historia, que en el futuro sería descrita en la Biblia como Armagedon, identificándola con el Apocalipsis.

En las crónicas de su victoria, Tutmosis III presume de haber agrandado el imperio de Egípto hasta 'el Circuito del Sol' (¿Posible referencia al Trópico de Cáncer?).

En mi opinión

Unas pocas estampas de la prehistoria y la historia antigua, muy interesantes e ilustrativas, aunque lamentablemente han dejado de mencionar otros muchos hitos bastante importantes, como la invención de la cerámica y los telares.

En cada capítulo he intentado referenciar otros documentales que pueden ampliar la información. Si os interesa la historia, estoy seguro de que os serán útiles.

Sobre las migraciones de los humanos desde África al resto del planeta, recomiendo ver La Odisea de la Humanidad, que muestra cómo llegaron a cada continente del planeta.

Y Apocalipsis Neandertal, donde veréis cómo vivían los primeros humanos en la época en que aún vivían los Neandertales.

Los carros egipcios no fueron invento suyo, sino de los hititas, aunque fueron los egipcios los que los perfeccionaron y fabricaron en una de las primeras aplicaciones de la producción en serie. Tampoco la invención de la escritura, basada en ideogramas, mucho más difícil e ineficaz que la escritura silábica y la posterior escritura alfabética.

Las grandes pirámides fueron construidas en un plazo de unos 250 años, mejorando las técnicas de construcción desde las más bastas, las mastabas, hasta la mayor de todas, la de Keops, pero la forma en que se construyeron sigue siendo un enigma. La imagen mostrada en el documental, de rampas construidas alrededor de las pirámides, ha sido descartada por imposible, ya que no habría forma de sujetarlas a la estructura ni habría espacio para maniobrar.

Un ingeniero español sugirió que las piedras no se subían con obreros tirando de cuerdas, sino con contrapesos, usando cuerdas y poleas dejándolas deslizarse por la misma fachada de la pirámide y tirando de los bloques que había que subir.

Una de las últimas teorías, y parece que bastante probable, es que las rampas estaban construidas en el interior de las pirámides. Al menos es lo que se sugiere un ingeniero francés en El Enigma de Keops.

En todo caso, no fueron los extraterrestres ni se usó magia para mover los bloques.

Ver Ficha de Inventores de la serie La Humanidad

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies